Nuestros Olímpicos

Roberto Bautista: “No voy a Río a ganar una medalla, voy a disfrutar”

EL ESPAÑOL habla con el número 15 del mundo, que debutará en una cita olímpica el próximo mes de agosto en Río.

Roberto Bautista durante un partido.

Roberto Bautista durante un partido. Reuters

  1. Nuestros Olímpicos
  2. Roberto Bautista Agut
  3. Tenistas
  4. Juegos Olímpicos 2016
  5. Entrevistas

Roberto Bautista (Castellón de la Plana, España; 1988) se ha ganado a pulso la oportunidad de estrenarse en unos Juegos Olímpicos tras varios años asentado entre los mejores jugadores del mundo. El castellonense, que jugará individuales y dobles (con David Ferrer) en Río de Janeiro, cuenta en esta entrevista con EL ESPAÑOL cómo afronta la cita más importante de mundo del deporte, aunque como para muchos de los tenistas no es ni de lejos la prioridad más importante en una carrera marcada por los grandes torneos del circuito.

¿Cómo se imagina sus primeros Juegos Olímpicos?

Me imagino que va a ser algo muy especial. He jugado los Juegos del Mediterráneo. No creo que vaya a ser igual, pero imagino que parecido, a mayor escala. Jugar por España te da un extra de motivación, como cuando jugamos la Copa Davis. Estoy ilusionado. Tenía muchas ganas de estar en Río de Janeiro, era uno de mis objetivos al principio de la temporada y lo he conseguido.

"Si no quieres estar en el evento más importante del deporte, entonces es difícil entender cuál es la motivación para el resto de las cosas”. La frase es de Rafael Nadal sobre las renuncias a Río de Janeiro.

Igual los que han renunciado tienen otras motivaciones, a nivel de ránking, a nivel de puntos, a nivel económico… estarán más preocupados por eso que por disputar los Juegos Olímpicos. Cada uno es libre de hacer lo que quiera y seguro que todos tienen sus razones para no acudir. Por ejemplo, entiendo a Feliciano porque está cerca de cumplir los 35 años, ha jugado ya dos veces y en verano tiene bastantes puntos que defender en una gira que se le da bien. Es lógico que quiera llegar en óptimas condiciones. El calendario está muy mal hecho. Va a ser un poco matanza. Viajar a Toronto, bajar a Río y luego volver a Cincinnati. Va a ser una gira muy dura. Supongo que es la principal razón por la que ha decidido renunciar.

Pese a esa matanza de la que habla, ¿usted va a mantener intacto el calendario?

No voy a cambiar nada, lo voy a hacer todo. Después de Wimbledon no voy a jugar ningún torneo ATP para reservarme un poco [sí estará en la Copa Davis ante Rumanía]. Lo que está claro es que por ir a los Juegos Olímpicos no voy a renunciar a Toronto y Cincinnati, que son dos Masters 1000. Me motiva mucho ir a Río, pero el pastel está en Toronto y Cincinnati. Ahí es donde tenemos que dar el callo nosotros.

¿Se arreglaría si los Juegos ofreciesen puntos y dinero para los tenistas?

Posiblemente. No puede ser que los Juegos Olímpicos no den puntos ni dinero. Un torneo tan importante debería estar a la par de los grandes. Al final, el cuadro es el mismo que el de un torneo grande y los rivales también. Por eso, debería estar todo compensando en relación a la entidad de la competición.

Garbiñe dijo en una entrevista con EL ESPAÑOL que ella elegiría ganar un Grand Slam antes que una medalla.

Yo también elegiría ganar un Grand Slam primero. Es más, creo que incluso elegiría ganar un Masters 1000 antes que una medalla. Voy a ser realista: no voy a Río para conseguir una medalla, voy para disfrutar de los Juegos Olímpicos. El cuadro es durísimo. Evidentemente, quiero hacerlo lo mejor posible y aprovechar todas las pequeñas oportunidades que tenga para llegar a las rondas finales. Quiero poder decir que he ido a unos juegos y que además los he compartido con los dos mejores tenistas de la historia del tenis español, que son Nadal y Ferrer.

Brasil es un país con tradición por las pistas de tierra batida, pero la superficie sobre la que jugarán será cemento.

Y menos mal. Está en mitad de una gira de pista rápida y no tiene sentido. Si ya no tiene sentido que los Juegos Olímpicos sean entre Toronto y Cincinnati, menos sentido tendría que se jugase en tierra batida, aunque Brasil sea un país con tradición por la arcilla, como sucede en España.

¿Qué otras disciplinas le llaman la atención?

Muchas. Va a ser una experiencia bonita. Tengo compañeros de Castellón que van a estar allí, compitiendo en atletismo y en voleibol. Me gustaría ir algún día a ver esos deportes, para poner mi granito de arena y apoyar. Aunque sobre todo quiero sentir la sensación de jugar unos Juegos Olímpicos, de poder decir que al menos una vez en la vida lo he vivido. Para un deportista es lo máximo. He seguido bastante el baloncesto y también el balonmano, incluso el waterpolo o el voleibol. He estado pendiente de esos deportes en otros Juegos Olímpicos. Me he sentado en el sofá a verlos durante algunos veranos y esta vez voy a ser testigo directo.

Lo que ustedes se juegan en comparación con otros atletas es una broma.

Así es y lo veo durísimo. Nosotros estamos mucho más acostumbrados a vivir con esa presión diariamente. Ellos tienen esa presión muy pocas veces en una temporada y se preparan durante cuatro años para una prueba concreta que puede decidirse en minutos. Supongo que lo pasarán mucho peor que los jugadores de tenis.

¿Le preocupa la seguridad de Río? Faltan semanas para el comienzo de los Juegos Olímpicos y las alarmas no han dejado de sonar…

Sí, la seguridad de Río me preocupa un poco. Más que por mí, o por el resto de atletas, me preocupa por si decide venir alguien de mi familia. Nosotros tendremos mucha seguridad y estaremos un poco al margen de la ciudad en la Villa Olímpica. Los jugadores vamos a estar bien seguro, pero si deciden venir mis padres o alguien de fuera que no sea deportista… sí que lo van a pasar mal.