Juegos Olímpicos 2016

De 'topo' de la IAAF a atleta "neutral independiente"

La mediofondista rusa Yuliya Stepanova destapó, en un documental, el dopaje sistemático en el atletismo ruso.

Stepanova en una imagen de archivo.

Stepanova en una imagen de archivo.

  1. Juegos Olímpicos 2016
  2. IAAF Federación Internacional de Atletismo
  3. Atletismo

Cual testigo protegido pero dando la cara. La Federación Internacional de Atletismo (IAAF, por sus siglas en inglés), acaba de anunciar que la mediofondista rusa Yuliya Stepanova, que destapó el escándalo del dopaje sistemático ruso, podrá competir como “atleta neutral independiente” en competiciones internacionales.

Es el primer atleta ruso que recibe el visto bueno para seguir compitiendo a nivel internacional, y lo hace en pago por los “favores” hechos: “por su excepcional contribución a la protección y la promoción de los atletas limpios, el juego limpio y la integridad en el deporte, poniendo incluso en peligro su propia seguridad personal”. Y porque, con toda probabilidad, sería prácticamente imposible que Stepanova volviera a competir por su país después de que el presidente Vladimir Putin la llamara públicamente “Judas”.

Stepanova, notable atleta de 800m, fue suspendida en febrero de 2013 tras encontrar la IAAF irregularidades en su pasaporte biológico. En 2014, ella y su marido –exempleado de la agencia rusa antidopaje- emigraron a Alemania, donde protagonizaron un documental de la cadena de televisión ARD que ponía de manifiesto el dopaje sistemático en el atletismo ruso. Un documental que ha acabado con la dimisión del entonces presidente de la IAAF, Lamine Diak; del director de la agencia rusa antidopaje y el veto a la Federación rusa de Atletismo para competir en competiciones internacionales, incluidos los Juegos Olímpicos de Río.

Hasta el 1 de julio, la IAAF ha recibido más de 80 peticiones de atletas rusos que quieren que se les levante el veto para competir a nivel internacional. Los casos de todos ellos serán estudiados de forma individual por la Federación, que en primer lugar investigará si dichos deportistas estaban bajo el paraguas de la Federación Rusa de Atletismo, “cuya capacidad para hacer pruebas y de establecer los requeridos sistemas antidopaje está más que en entredicho y por tanto ha sido suspendida”, señala la IAAF.

Los atletas rusos que residan y entrenen habitualmente fuera de su país, que pasen controles antidoping en otros países y laboratorios y que presenten pruebas sustanciales de su integridad podrán presentar su caso ante la IAAF para que se estudie en un Comité especial, que podría declararles como “elegibles para participar en competiciones internacionales”.

Entre los atletas rusos que han presentado a la IAAF su recurso para poder competir en los Juegos de Río está la pertiguista, campeona del mundo y olímpica, Yelena Isinbayeva, según confirmó un portavoz de la Federación de atletismo rusa, Ila Glouchtchenko. Junto a ella hay nombres como los del campeón del mundo de 110 vallas, Sergey Shubenkov, la actual campeona del mundo de altura Maria Kuchina o la saltadora de longitud Darya Klishina.

Todos ellos tendrán que probar que nunca han dado positivo en las diferentes competiciones internacionales en las que han participado, y que ninguno de sus entrenadores o médicos está involucrado en los casos estudiados en el momento. La decisión del tribunal de la IAAF se espera en los próximos días, probablemente antes de la primera gran cita del atletismo este verano: los Europeos que comienzan en Amsterdam el próximo lunes.