Selección Española de Baloncesto

Scariolo descarta a Ibaka y elige a Mirotic como nacionalizado para los Juegos

La FEB y el jugador congoleño anuncian en un comunicado conjunto que el nuevo integrante de los Orlando Magic no irá a Río al no estar "al cien por cien" físicamente.

Serge Ibaka en su último partido con los Oklahoma City Thunder.

Serge Ibaka en su último partido con los Oklahoma City Thunder. Getty Images

Serge Ibaka tampoco competirá este verano con la selección española de baloncesto. La Federación Española y el jugador congoleño han emitido un comunicado conjunto en el que se anuncia la baja de cara a los Juegos Olímpicos del nuevo ala-pívot de los Orlando Magic.

El motivo de la baja de Ibaka es que no se encuentra "al cien por cien" físicamente, así que tanto el entorno federativo como el interior han decidido de mutuo acuerdo que no sea convocado para Río.

Las conversaciones entre Scariolo e Ibaka para valorar su posible viaje a Brasil junto al resto de sus compañeros de selección han sido continuas desde hace meses, aunque se hayan intensificado en las últimas semanas. De hecho, el seleccionador nacional declaró a EL ESPAÑOL en marzo que había hablado "varias veces" con el jugador de la cuestión olímpica. También que "no ha habido ninguna rencilla", en relación al supuesto conflicto entre Ibaka y el técnico italiano debido a un protagonismo menor de lo esperado precisamente en los anteriores Juegos (Londres 2012).

"Cualquier tipo de decisión se tomará teniendo en cuenta muchos factores que no son necesariamente el talento", añadía Scariolo. El factor determinante para la no convocatoria de Ibaka en este caso ha sido el físico. Como reza el comunicado, la decisión se toma "como consecuencia de una temporada muy larga e intensa" y es considerada "la mejor tanto para el jugador como para la selección". 

En su última campaña como tercera estrella en discordia de los Oklahoma City Thunder de la NBA, el congoleño ha promediado 12.6 puntos, 6.8 rebotes y 1.9 tapones por partido en 32.1 minutos de juego, siendo titular en los 78 partidos de liga regular que disputó.

En los playoffs, donde los Thunder forzaron un séptimo partido en las finales del Oeste ante los Golden State Warriors, logró medias de 12 puntos, 6.3 rebotes y 1.3 tapones en 33.4 minutos. También fue titular en todos los encuentros (18 de 18).

Mirotic será el recambio

La decisión de la FEB y de Ibaka implica que, con casi total seguridad, Nikola Mirotic, el otro jugador nacionalizado del equipo español, ocupará su lugar en Río. El compañero de Pau Gasol en los Chicago Bulls (quien ha confirmado este sábado su concurso en los Juegos con un artículo en Marca) siempre ha visto ligada su presencia o ausencia en la selección a la de Ibaka.

Debutante con la absoluta en el pasado Eurobasket, sus medias esta temporada en los Bulls han sido de 11.8 puntos, 5.5 rebotes y 1.5 asistencias en 25 minutos por partido. Aunque su temporada ha estado marcada por las lesiones (disputó 66 de los 82 partidos de liga regular, y sólo 38 como titular) y la baja de Chicago en la postemporada, parece estar entre los indiscutibles de España en Río.

Nikola Mirotic en un partido con los Chicago Bulls esta temporada.

Nikola Mirotic en un partido con los Chicago Bulls esta temporada. Getty Images

¿Quién sale ganando en la comparación?

La condición de 'cuatro' abierto de Mirotic, prodigándose en el lanzamiento exterior, le hace ofrecer un perfil de juego menos netamente interior que el de Ibaka. El congoleño es más físico y, aunque ha desarrollado un lanzamiento de media distancia interesante, su presencia destaca más en los aledaños de la zona.

Es precisamente la intimidación bajo los aros del nuevo jugador de los Orlando Magic la que le da una ventaja defensiva importante sobre el montenegrino. Su buena mano con los tapones ha causado muchas alegrías a los Thunder y a la selección española durante los últimos años, unida a un desempeño ofensivo también admirable.

Por su parte, Mirotic, avasallador en ataque si tiene el día, necesita algo más de confianza atrás para ser un jugador más polivalente. Aun así, sus cada vez mejores sensaciones desde el triple pueden ser un elemento clave a la hora de desatascar el ataque de la selección en los partidos de este verano olímpico.

Todo parecía indicar que Ibaka sería el nacionalizado elegido este verano, pero finalmente no ha sido así. Mirotic repite convocatoria por segundo año consecutivo y, tras la buena nota de 2015, tendrá que volver a rendir a un alto nivel si quiere superar la reválida del eterno debate de cada período estival en la selección de baloncesto.