Juegos Olímpicos

Bragado y Ruth Beitia podrían ser bronces olímpicos por el escándalo del dopaje ruso

La saltadora rusa, vigente campeona olímpica, podría estar entre los positivos de Pekín 2008. Podría perder las medallas de los dos últimos años. En ese caso, Ruth (cuarta en Londres), sería tercera. Lo propio le ocurriría al marchador en Pekín.  

Chicherova, tras el salto.

Chicherova, tras el salto. Reuters

  1. Atletismo
  2. Dopaje
  3. Ruth Beitia
  4. Jesús Ángel García Bragado

Un nuevo escándalo de dopaje sacude hasta los cimientos del atletismo ruso, después de que la agencia oficial TASS haya confirmado, citando a fuentes del Comité Olímpico ruso, que nueve medallistas de los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 han dado positivo al volver a realizar test en sus muestras de orina. Entre los deportistas implicados, el ganador del bronce en los 50 km marcha, Denis Nizhegorodov. De confirmarse la prueba B, daría al marchador español Jesús Ángel García Bragado, que terminó cuarto en dicha prueba, la medalla de bronce casi ocho años después de la carrera.

En el caso de positivos durante los Juegos Olímpicos, es el Comité Olímpico Internacional quien gestiona dichas muestras, y es por tanto quien tiene potestad para quitar medallas a los deportistas implicados, una decisión que suele ser muy rápida –cuestión de semanas- y que no tiene que esperar a la confirmación por parte de la Federación Internacional afectada. Esto haría que Bragado, que va a acudir a Río a sus séptimos Juegos Olímpicos, obtuviera ahora su primera medalla olímpica.

Aunque ni el Comité Olímpico Internacional ni la Agencia Mundial Antidopaje han querido facilitar nombres, deportes o nacionalidades de los 31 atletas afectados por los nuevos positivos detectados esta semana, la agencia TASS ha dado los nombres de los implicados, que ya habrían sido contactados por el COI para comunicarles sus positivos. Los dos nombres más llamativos de la lista son el de Nizhegorodov y el de la saltadora Anna Chicherova, bronce en Pekín y vigente campeona olímpica, cuya implicación en este caso podría suponerle a la saltadora española ascender un lugar en la clasificación de los Juegos de Londres, obteniendo así, casi cuatro años más tarde, la medalla de bronce.

Los otros medallistas rusos implicados serían Yuliya Chermoshanskaya, miembro del equipo de relevos 4x100 que consiguió el oro en Pekín, y sus compañeras Anastasia Kapachinskaya y Tatiana Firova, plata en el 4x400, y la lanzadora de jabalina Maria Abakumova, también medalla de plata en la cita olímpica en China.

Otra atleta implicda sería la medallista de bronce en el 3000 m obstáculos, Yekaterina Volkova, y el velocista Denis Alexeev, miembro del relevo 4x400 que se llevó de Pekín la medalla de bronce. Además, dos luchadoras, Marina Shainova y Nadezhda Evstyukhina, perderían sus respectivas medallas de plata y bronce.

El primer nombre que ha salido a la luz pública ha sido el de la saltadora Anna Chicherova, vigente campeona olímpica, cuyo entrenador, Yevgeny Zagorulko, ha señalado en unas declaraciones a la agencia TASS que ella es una de los 31 deportistas cuyas muestras han dado positivo. “Hace tres días Anna recibió una notificación de que una muestra suya de los Juegos de Pekín que se ha vuelto a analizar ahora ha dado positivo, aunque por el momento no tenemos más información ni esto ha podido ser confirmado”, señaló.

Chicherova es la actual campeona Olímpica de salto de altura, tras el oro que consiguió en Londres 2012, aunque también son suyos un bronce en los Juegos de Pekín y un oro en el Campeonato del mundo de 2011. Con una mejor marca personal de 2,07m –la tercera mejor de la historia-, es una de las máximas rivales de la saltadora española Ruth Beitia, a la que ha superado en múltiples competiciones internacionales.

La normativa vigente de la Federación Internacional de Atletismo señala que cualquier atleta suspendido por dopaje será desposeído de todos los títulos obtenidos con posterioridad, lo que implicaría que Chicherova perdería también el título olímpico de Londres, y que daría a Beitia la medalla de bronce, ya que terminó cuarta en esa misma cita.

Chicherova, que entrena habitualmente en Sochi y hasta ahora no ha tenido ningún problema relacionado con el dopaje, era una de las grandes esperanzas del equipo de atletismo ruso para los Juegos de Río 2016, en el caso de que finalmente la Federación Internacional de Atletismo levante el veto a que atletas rusos participen en los Juegos, una decisión que se tomará a mediados de junio. Antes de que esa decisión se haga efectiva, el CIO ya ha anunciado que no permitirá a los atletas cuyos re-análisis han dado positivo participar en los Juegos.

Aunque de momento se desconoce la nacionalidad y nombre del resto de atletas implicados en los casos de positivo relacionados con Pekín 2008, numerosos Comités Olímpicos nacionales, como los de Reino Unido, Australia, Francia o Sudáfrica, ya han anunciado públicamente que ningún atleta de esa nacionalidad ha sido notificado. Mientras se van filtrando los nombres, el COI ha confirmado que procederá en las próximas semanas a analizar muestras de Londres 2012, lo que podría aumentar el número de atletas implicados.