BALONCESTO

El grupo de la muerte en el último desafío olímpico

La anfitriona (Brasil), Argentina, la subcampeona de Europa (Lituania), la campeona de África (Nigeria) y presumiblemente Francia o Turquía amenazan el último asalto olímpico de la generación dorada del basket español.

Pau Gasol, durante el encuentro ante Francia en el pasado Eurobasket.

Pau Gasol, durante el encuentro ante Francia en el pasado Eurobasket. Efe

No quiere España pensar en la final olímpica. No quiere recordar las finales de 2008 y 2012. Menos todavía en la decepción del Mundial 2014. Le quedan cuentas pendientes a la generación de oro de nuestro baloncesto, y Río será la última oportunidad, aunque antes de pensar en Estados Unidos con Kevin Durant, LeBron James y compañía tendrá que lidiar un el grupo de la muerte en la primera fase del torneo olímpico.

El sorteo del torneo olímpico realizado en Mies (Suiza) ha servido para que el actual subcampeón olímpico quede encuadrado en el grupo B junto a Brasil, Argentina, Lituania, Nigeria y un equipo procedente del torneo prolímpico. Un grupo mucho más complejo que el A, donde Estados Unidos se medirá a Venezuela, China y Australia, además de otros dos equipos procedentes de los torneos preolímpicos.

Brasil, la vendetta del anfitrión

Todavía escuece en la canarinha lo que en Londres se definió como el biscotto español. La selección de Sergio Scariolo perdió en el último encuentro de la primera fase de aquellos Juegos ante los brasileños. Un resultado que llevaba al equipo entonces dirigido por Rubén Magnano a un cruce directo con Estados Unidos y librara a España de tal destino hasta una hipotética final. Aquel 82-88 a favor de los sudamericanos con 25 puntos de Pau Gasol y otros 20 de Marc se interpretó como un dejarse ir de los españoles y...

Más allá de aquella derrota/victoria de Londres, Brasil es la anfitriona del torneo olímpico y probablemente la selección más peligrosa del torneo después de Estados Unidos. Y eso a pesar del ridículo de la canarinha en el último Torneo de las Américas.

Últimos del grupo A con 1 victoria en cuatro encuentros, la selección brasileña de aquel torneo que ganó Venezuela de forma sorprendente nada tiene que ver con la que se presentará en Río de Janeiro el próximo mes de agosto. Leandrinho Barbosa, Nene Hilario, Marcelinho Huertas, Raul Neto, Tiago Splitter y Anderson Varejao, todos ellos jugadores de peso en la NBA se añadirán a una selección en la que ya están Vitor Faverani (UCAM Murcia), Augusto Lima (Real Madrid), Larry Taylor (Mogi das Cruzes) o Rafael Hettsheimer (Bauru).

El último tiro de Argentina

Al igual que la España de Gasol, Navarro, Calderón y compañía, a la albiceleste se le acaba el tiempo. Aquella generación que se proclamó subcampeona del mundo y campeona olímpica en Atenas 2004 se agota. Siendo Manu Ginóbili su máximo exponente a los 38 años, tanto Luis Scola como Pablo Prigioni o Andrés Nocioni agotan su tiempo.

Ésta será su última oportunidad de hacer algo grande junto a la nueva hornada de los Laprovittola, Campazzo o Richotti que, sin embargo, no parecen llamados a las cotas de éxito que lograron sus antecesores en la selección. En cualquier caso, el regreso de Sergio Hernández a los banquillos aporta un poso de experiencia que sí puede pesar en el aspecto más positivo posible.

La subcampeona de Europa: Lituania

Con Valanciunas por bandera de un juego interior que con Javtokas no daba para más, los subcampeones de Europa son un serio test para cualquiera. Los bálticos pueden subirse a las barbas de España o de Estados Unidos sin que les tiemble el pulso, aunque también pueden ser sometidos sin piedad, como hizo España con ellos en la final del Eurobasket de Francia hace menos de un año.

La dirección de Mantas Kalnietis, la aportación en el perímetro de Seibutis, Kuzminskas o Maciulis, incluso la irrupción de Domantas Sabonis como un fijo en las últimas convocatorias son motivos sobrados para tenerles especial respeto, sobre todo después de haber sufrido en carne propia su acierto exterior y las especiales ganas de este equipo cuando se enfrenta a España, su némesis desde aquel Eurobasket de Suecia en 2003 cuando Jasikevcius aún mandaba en el parqué y nos dejaron con la medalla de plata.

El renacer de Nigeria

Presente ya en los Juegos Olímpicos de Londres hace cuatro años, la sorpresa del último Afrobasket -superó a Senegal en la prórroga en semifinales y a Angola en la final después de perder ante Túnez en la primera fase- volverá a ofrecer lo mejor de sí mismo: físico y jugadores en formación. Grandes ejemplos de sus virtudes son Shane Lawal -jugador del Barça ahora mismo de baja por una lesión de rodilla-, Michael Gbinije -jugador nigeriano-americano de la universida de Syracuse con 23 años- y un secundario de lujo de la NBA como es Al-Farouq Aminu (Portland Trail Blazers).

Preolímpico

Al grupo B irá uno de los tres ganadores de los diferentes torneos preolímpicos a disputar en Turín, Manila y Belgrado. Torneos en los que participan 18 selecciones con las selecciones europeas como grandes favoritas, cuatro de ellas especialmente: Serbia, Francia, Grecia e Italia.

El sorteo realizado el pasado 26 de enero puso las cosas muy de cara para Serbia, pues la encuadró en el preolímpico de Belgrado junto a Angola, Puerto Rico, Japón, Letonia y República Checa. Más complicado lo tendrán Grecia e Italia, ambas en el preolímpico de Turín junto a Irán, México, Túnez y la siempre peligrosa Croacia. Sudores que no debería encontrar Francia en Manila, donde su gran rival será Turquía, acompañadas ambas de Canadá, Senegal, Filipinas y Nueva Zelanza.