Mireia Belmonte

Mireia Belmonte se plantea no ir a Río por miedo al Zika

La nadadora reconoce que podría no viajar si su salud peligra por el virus, mientras el Gobierno brasileño aplica su plan urgente.

Mireia Belmonte, después de ganar una prueba en diciembre de 2014.

Mireia Belmonte, después de ganar una prueba en diciembre de 2014. Getty Images

Las primeras manifestaciones de deportistas olímpicos tras la alarma global decretada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) ante la extensión del virus Zika fueron discretas y en voz baja, pero los atletas empiezan a reconocer su temor a medida que las noticias alarmistas llegan de Brasil. "Si mi salud corre peligro, me pensaré no acudir a los Juegos de Río", afirmó esta misma mañana Mireia Belmonte, una de las grandes esperanzas españolas de medalla, durante un acto publicitario celebrado en Madrid. Se teme que el zika esté asociado a casi 4.200 casos de bebés con microcefalia en Brasil, donde hay 1,5 millones de personas infectadas actualmente.

Hace pocos días la guardameta de la selección de fútbol de Estados Unidos, Hope Solo, expresó que la epidemia del virus podría provocar su ausencia en los Juegos. "Si tuviese que tomar la decisión hoy, no iría a las Olimpiadas", dijo la atleta a Sports Illustrated. "No asumiría el riesgo de tener un hijo enfermo... Ningún atleta que compita en Río debe enfrentar este dilema. Las deportistas femeninas ya enfrentan diferentes retos y tienen que tomar decisiones que los atletas varones no", añadió.

"Tenemos que informarnos bien"

Belmonte, doble medallista olímpica en Londres 2012, añadió este miércoles que “todavía queda mucho tiempo para los Juegos y las cosas pueden cambiar, pero es importante saber que vamos a ir seguros. Y que nuestra salud no va a estar amenazada. Tenemos que informarnos bien de lo que nos vamos a encontrar allí”.

El Comité Olímpico Internacional anunció el martes que colabora con el Comité Organizador Local de los Juegos en medidas como el tratamiento de bolsas de agua estancada y la destrucción de lugares de cría de mosquitos. El trabajo, se asegura, será constante pese a que durante las fechas olímpicas (del 5 al 21 de agosto) el clima carioca es más seco (y frío, aunque nunca haga falta abrigo), lo que disminuye la tasa de reproducción de estos insectos.

Mientras tanto, 200.000 miembros de las fuerzas armadas brasileñas y trabajadores sanitarios instruyen casa por casa sobre cómo combatir al mosquito. Los militares tiene permiso para entrar en viviendas por la fuerza por este asunto.

Mucho repelente y manga larga

Entre las medidas tomadas por los diferentes comités olímpicos nacionales destaca la de orientar a los deportistas con charlas de especialistas. También se informará sobre medidas de prevención a los familiares que acompañen a los atletas, quienes deberán utilizar ropa adecuada (pantalones y manga larga) además de repelentes para insectos.