Liga Santander

¿Qué le pasa al Atlético de Madrid esta temporada?

Registra el peor arranque de la era del Cholo Simeone en Liga (21 puntos de 36 posibles). Suma tres partidos con derrota: Sevilla (1-0), Real Sociedad (2-0) y Real Madrid (0-3). EL ESPAÑOL analiza la situación de los colchoneros.

Simeone, antes de una rueda de prensa.

Simeone, antes de una rueda de prensa. Reuters

  1. Atlético de Madrid
  2. Real Madrid
  3. Diego Pablo Simeone
  4. Sevilla FC
  5. Real Sociedad

Todo, absolutamente todo, estaba preparado el sábado por la noche para que el Atlético despidiera con honores el último derbi en Liga en el Vicente Calderón: tifo inicial, Torres en la alineación, optimismo generalizado entre prensa y aficionados… Sin embargo, apareció Cristiano Ronaldo. O, mejor dicho, el Madrid en su conjunto. Porque sí, el portugués fue el que hizo los goles, pero no se engañen, la victoria llegó por el trabajo colectivo de la totalidad del conjunto blanco. Y con eso, la depresión –así es el fútbol–. El Atlético confirmó ante el eterno rival su peor arranque de la ‘era Simeone’ (21 puntos de 36 posibles). No fue así en la 12/13 (31 en las mismas jornadas). Ni en la 13/14 (33) ni en la 14/15 (26) ni en la 15/16 (26). Sumando, además, tres derrotas ante Sevilla (1-0), Real Sociedad (2-0) y Real Madrid (0-3) este curso. Pero bien, ¿por qué está mala racha?

¿Es peor el balance entre goles a favor y en contra?

El Atlético es menos fiable en defensa y más efectivo en ataque que en otras épocas. En los cinco cursos completos de Simeone en el banquillo, sólo ha superado los 25 goles a favor –los marcados hasta ahora– en la campaña 2013/14 (30 dianas), justo en la que salió campeón. Sin embargo, el conjunto rojiblanco sí que ha recibido 11 tantos en contra –siempre hablando del computo global de las primeras 12 jornadas– en otras dos temporadas: en la 2012/13, con 11 en las mismas fechas, acabó la Liga a 24 puntos del campeón, el Barcelona; y en la 14/15, con 12, en la que quedó a 16 puntos del conjunto culé, que de nuevo se hizo con la competición doméstica.

El Calderón deja de ser un campo talismán este curso

“Tenemos que ser fuertes en nuestro estadio”, “no podemos dejar que se nos escapen puntos en casa”… Son frases que se dicen, máximas que aprende cualquier jugador al llegar a un club. Y, en este caso, una obligación para el Atlético, que tradicionalmente ha hecho del Calderón un fortín, un campo inexpugnable. Y, realmente, así había sido hasta ahora. El equipo de Simeone no había perdido ninguno de sus partidos disputados en la ribera del Manzanares hasta este sábado, cuando el Real Madrid, en el octavo choque de los rojiblancos en campo propio, cayó. Sin excusas ni nada que se le parezca. “Fueron mejores en la primera mitad, nosotros jugamos bien 20 minutos en el segundo tiempo y perdimos la oportunidad tras el penalti”, confesó el Cholo.

Los jugadores se preparan para el derbi.

Los jugadores se preparan para el derbi. EFE

Una delantera volátil

El análisis facilón se inclinaría por hablar de que el Cholo no acierta con sus hombres de ataque. De hecho, si se miran con detenimiento las alineaciones, Simeone ha jugado esta temporada con dos arietes (dos veces), con tres (en ocho ocasiones) y con cuatro (en cinco partidos), pero siempre lo ha hecho, y según sus propias palabras, “adaptándose al rival”, con un balance de tres empates, tres derrotas y 10 victorias. ¿Falló al alinear a Torres? Quizás. Sin embargo, poco tiene que ver eso con el resultado final de las tres derrotas -en ninguno ha marcado con diferentes hombres-. Si el Atlético cayó ante el equipo de Zidane fue por errores del conjunto y no por la actuación de un jugador en concreto. Es más, los beneficios (o no) de esta rotación arriba sólo se podrán ver a final de temporada. Hasta entonces, juzgar las derrotas por eso sería, en cualquiera de los casos, una lectura inapropiada.

Gaitán, desaparecido; Saúl, lejos del nivel del curso pasado

Hay dos hombres que quizás no están al nivel que se esperaba de ellos. El primero, Gaitán, llegado en verano por 25 millones de euros. El jugador argentino, recuperado de una lesión, no entró en el once contra el Real Madrid, pero la realidad es que está sufriendo ese ‘síndrome tan del Atlético’ que antes padecieron Griezmann y otros muchos. Va entrando poco a poco, pero no termina de ser tan decisivo como se había previsto a pesar de los nueve encuentros disputados hasta la fecha. En cualquier caso, estamos en noviembre. Queda mucho, por tanto, para juzgar todavía lo hecho por él.

El otro que no ha encontrado su mejor nivel es Saúl. Cumple, pelea y trabaja -eso no se le puede negar-, pero está lejos de ser aquel jugador que acabó en una forma excepcional la pasada campaña. En parte, su bajón viene precedido por la lesión que sufrió a principio de temporada y que le hizo, por ejemplo, tener que abandonar la concentración con la selección. Por tanto, su buen momento llegará, pero, a día de hoy, la mejoría del equipo depende también de la suya.

¿Hasta qué punto debe preocupar esta crisis?

Toca hacerse preguntas. ¿Está el Atlético en crisis? Claramente, en Liga está peor que nunca (así lo dicen los datos). Pero sus tres derrotas no deberían derivar en catastrofismo. El equipo del Cholo, a nueve puntos del Real Madrid, todavía está a tiempo de hacer una buena temporada. Porque, ¿imagínense que Simeone acaba ganando Champions -con eso sería suficiente- y/o Copa? Todos firmarían, en esta jornada, que el conjunto rojiblanco volviera a perder contra el Madrid. Por tanto, los análisis, mejor a final de temporada. Paciencia. Estamos en noviembre. 

Los jugadores del Madrid celebran un gol en el Calderón.

Los jugadores del Madrid celebran un gol en el Calderón. EFE