Liga Santander

Piqué: “Para un jugador de élite es un problema decir que es independentista"

El jugador del Barcelona se sinceró en una entrevista en el programa ‘Fora de Serie’ de TV3. “Quiero ser presidente del Barça”, declaró.

Gerard Piqué marca un gol y lo celebra contra el Borussia Gladbach.

Gerard Piqué marca un gol y lo celebra contra el Borussia Gladbach. Reuters

  1. FC Barcelona
  2. Gerard Piqué
  3. Selección Española de Fútbol
  4. Lionel Messi

Que si Piqué por aquí, que si por allá… El jugador del Barcelona sigue dando que hablar. Esta vez, en una entrevista concedida al programa ‘Fora de Serie’ de TV3, realizada antes de su adiós a la 'Roja', en la que habló de todo: política, fútbol, selección… En primer lugar, desvelando sus aspiraciones de futuro: “Me gustaría ser presidente del Barcelona. Es el paso que quiero dar cuando me retire. De entrenador no me veo, pero creo que de presidente lo podría hacer muy bien”.

Gerard Piqué, que anunció que dejará la selección después del Mundial de Rusia de 2018 “harto” de polémicas, también habló de la política y de todo lo que le ha originado como jugador de fútbol: “Para un jugador de élite es un problema decir que es independentista. Eso de que la política y el deporte no se mezclan es una mentira como un templo. Yo no me he mojado y he salido escaldado”.

Terminada la política y el futuro, Piqué, en la mencionada entrevista, pasó al fútbol. Sin tapujos ni guardarse nada. Primero, en referencia al Barcelona, al que le declaró amor eterno: “No ganará siempre, no hay ningún equipo en la historia que lo haya hecho. El día que se vaya Messi será un impacto, pero un día se retirará o se marchará y tendremos que volver a construir algo para ganar. Así funciona el deporte”.

Pero no fue lo único que dijo de Messi, al que siguió aludiendo durante el resto de la entrevista: “Cuando él se vaya será como cuando un padre se muere y el hijo tiene que volar solo. No habrá nunca otro Messi ni lo esperamos. Tampoco habrá otra generación como Puyol, Xavi, Andres, Víctor, Pedro… no lo esperamos, aunque ojalá y vuelva a pasar”.

Por último, terminó reiterando su ilusión por seguir jugando: “Hace un par o tres años lo habría dejado todo, pero he recuperado la ilusión por jugar, más que con 21”. Y terminó con las provocaciones: “Reconozco que me gusta provocar, que haya tensión controlada y deportiva. Sin la rivalidad Barça-Madrid no sería lo mismo”.