Estadio Vicente Calderón

Una Liga para honrar al Calderón

El Atlético de Madrid inicia la competición contra el Alavés (22:15 horas) antes de trasladarse a La Peineta la próxima campaña. Gaitán y Gameiro, en la convocatoria.

Cholo Simeone, en el Vicente Calderón.

Cholo Simeone, en el Vicente Calderón. Getty Images

  1. Estadio Vicente Calderón
  2. Atlético de Madrid
  3. Deportivo Alavés
  4. Diego Pablo Simeone

“¿Empezarías a leer un libro por el final?”. Esta pregunta puede parecer absurda -y quizás lo sea. Sin embargo, así apareció planteada en una conferencia celebrada hace algunos años en la facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense. Obviamente, ante tal cuestión, nadie pensó que se llenaría el auditorio. Y no lo hizo. Pero sí que hubo cuatro ‘frikis’ (o estudiantes) que se acercaron a la charla. Y, una vez sentados, con los ponentes al otro lado, uno de ellos argumentó que era mejor eso de comenzar por las últimas páginas. ¿Por qué? “Si uno sabe el final, más tarde puede comprender cómo se llega hasta el desenlace de manera racional”, argumentó. 

¿Y qué tiene que ver lo anterior con el Atlético de Madrid? Mucho más de lo que pueda parecer, al menos, a priori. La razón: el Cholo ya sabe cómo ha acabado su particular película en los últimos años y eso es lo único que tiene que cambiar. Incluso, Simeone ha seguido, en muchas ocasiones -como en los días previos a la final de la Champions-, las mismas costumbres que le han llevado al éxito. Esta temporada -la última en el Calderón-, en cambio, el relato del conjunto rojiblanco ha sido modificado, paradójicamente, desde el origen. Y lo ha hecho para bien. Porque en el Calderón, por primera vez en mucho tiempo, no han necesitado vender a su estrella (Griezmann) para que salgan las cuentas, y han podido invertir en Gameiro y Gaitán para aumentar su competitividad esta temporada.

Fernando Torres, en pleno entrenamiento.

Fernando Torres, en pleno entrenamiento. EFE

El Cholo, sin embargo, no podrá contar con su triple G (Griemann, Gaitán y Gameiro) en este primer partido de Liga. El delantero francés, máximo goleador la temporada pasada (32 goles), está sancionado por cinco amarillas de la pasada campaña y no estará contra el Alavés (22:15 horas), que vuelve a Primera tras casi una década fuera de la élite. Es decir, una baja en teoría sensible que no llegó a serlo tanto el pasado curso: dos victorias y un empate en los tres partidos en los que no jugó el delantero. Sin embargo, Simeone sí que podrá contar con Carrasco -se le presume titular-, Correa y Fernando Torres.

80 MILLONES DE INVERSIÓN

El cambio fundamental de esta temporada es que el Atlético de Madrid no ha necesitado resquebrajar su columna vertebral. Se ha gastado 81 millones de euros y ha ingresado tan solo 30 cuando todavía no se ha cerrado el mercado (lo hará el día 31). Eso es una novedad respecto a los últimos años: campaña 2015/16 (136 en compras y 160 en ventas), 2014/15 -la excepción- (118/90), 2013/14 (36/70)… Y suma y sigue. El conjunto rojiblanco se ha ido deshaciendo de Agüero, Falcao, Diego Costa… Pero, esta temporada, podrá contar, no sólo con Griezmann, sino también con Gameiro (32), Gaitán (25), Vrsaljko (16), Werner y André Moreira, de vuelta. Diogo Jota, en cambio, se ha marchado cedido.

Sin embargo, este cambio en el principio de la historia no modifica el discurso del Cholo Simeone, ese “partido a partido” que ha llevado al Atlético de Madrid en los últimos años a lo más alto. Al fin y al cabo, así le ha ido al bien a su equipo y así espera que sea en este comienzo de Liga frente al Alavés, equipo que sólo conserva a nueve integrantes de la plantilla que los llevó a ascender la temporada pasada. “Estamos con mucha ilusión y mucho entusiasmo. Es el primer partido del Calderón de los últimos que vamos a vivir. Emociones, sensaciones, entusiasmo y alegría. Así llegamos al partido”. El final de una película que ya tuvo sus inicios a la orilla del Manzanares y que tendrá como epílogo la despedida de un templo que ya tiene fecha de caducidad. El final, el principio… ¿Tan absurda era la pregunta? 

Gameiro, en pleno entrenamiento

Gameiro, en pleno entrenamiento EFE