Manchester City

El City de Guardiola alarga su depresión contra el Southampton

El empate en casa (1-1) supone el cuarto tropiezo consecutivo del equipo, que no conoce la victoria desde el pasado 2 de octubre.

Pep Guardiola se lamenta en el encuentro ante el Southampton.

Pep Guardiola se lamenta en el encuentro ante el Southampton. EFE

  1. Manchester City
  2. Pep Guardiola

El Manchester City alargó su mala racha tras tropezar en el Etihad Stadium ante el Southampton (1-1), que amplía la pelea por el liderato de la Premier, aún en manos del conjunto de Pep Guardiola pero por la mejor diferencia de goles. La cima de la competición inglesa está compartida por el Manchester City, el Arsenal y también el Liverpool, todos con 20 puntos.

Sigue sin ganar el equipo de Pep Guardiola, que cosechó su cuarto tropiezo seguido. Desde que perdió con el Tottenham el pasado 2 de octubre, todo han sido contratiempos para el equipo celeste, que después empató con el Everton, perdió con el Barcelona en la Champions y, ahora, tropezó contra el Southampton.

Al Manchester City le faltó profundidad. Especialmente en la primera mitad. Guardiola situó el siguiente once titular: Claudio Bravo, Vincent Kompany, John Stones, Alexander Kolarov, Leroy Sane, Fernandinho, Ilkay Gundogan, David Silva, Kevin De Bruyne, Sergio Agüero y Raheem Sterling.

El partido se agitó poco antes de la media hora, cuando un error garrafal de John Stones dio vía libre para que Nathan Redmond sorteara a Bravo y llevara la pelota a la red. El cuadro de Guardiola se encontró con el marcador en contra. Apenas inquietó antes del descanso la meta de su adversario. El gol dejó tocado al líder, que intentó dar un giro a la situación tras el intermedio.

Guardiola optó por dar entrada al nigeriano Kelechi Iheanacho y retiró al belga Kevin De Bruyne. Apretó el acelerador el City, que encontró el premio a su empuje a los 10 minutos de la reanudación. Fernandinho envió un balón largo a Leroy Sané, que ejecutó un centro dentro del área que fue aprovechado por Iheanacho.

El empate estimuló a los locales, que fueron incapaces de concretar. En el tramo final, Guardiola dio entrada a Jesús Navas y retiró a Vincent Kompany en una maniobra casi desesperada. En los instantes finales, recurrió a Nolito, que sustituyó a Sané. Nada distinto sucedió después y el City se dejó dos puntos en su campo.