Fútbol sudamericano

Brasil busca dejar a Messi sin Mundial

La selección argentina, actualmente sin plaza para Rusia 2018, visita Belo Horizonte con la presión de recuperar terreno ante su eterno rival, líder provisional en las eliminatorias en Sudamérica.

Messi, durante la Copa América Centenario.

Messi, durante la Copa América Centenario. Getty

  1. Selección fútbol Brasil
  2. Selección fútbol Argentina
  3. Lionel Messi
  4. Neymar Jr

Desde hace un par de años, mencionar en la misma frase Selección Brasileña y Belo Horizonte pone los pelos de punta a la hinchada de la pentacampeona del mundo. El 1-7 con el que les abofeteó Alemania en la semifinal de la Copa del Mundo 2014 en este mismo estadio Mineirão donde se enfrentarán a Argentina, les dejó la camiseta en carne viva.

A su actual seleccionador, Adenor Leonardo Bacchi, 'Tite', la capital del estado de Minas Gerais tampoco le trae buenos recuerdos. Tuvo un paso efímero por el Atlético Mineiro hace una década, y algún que otro momento desagradable. El año pasado, cuando al frente de su Corinthians estaban rematando el título de liga precisamente ante el Atlético Mineiro en el Arena Independencia, tuvo que colocarse a toda prisa un chubasquero, con capucha y todo, para repeler los salivazos que le llovían desde detrás de su banquillo. Es muy querido en Brasil pero los colores son los colores, la pasión es la pasión, y la mala educación también la tomó con él.

Sin embargo, nada de esto importa de cara al clásico ante Argentina de este jueves. Un Brasil-Argentina, como el propio 'Tite' ha reconocido, es un campeonato aparte. Y lo que es más importante: Brasil lidera las Eliminatorias Suramericanas clasificatorias para el Mundial de Rusia 2018, y Argentina, de momento, no tiene plaza. Una sanción a la Selección Boliviana, por alineación indebida, ha desembocado en el cambio de marcador de dos partidos, cuyos resultados han afectado directamente a Messi y compañía. Chile les ha adelantado y ahora es el bicampeón de América el que ocupa la última plaza clasificatoria, la que otorga el derecho a jugar una repesca.

Totalmente enfocado en dejar los tres puntos en casa y mandar a la UVI a la Argentina de Messi y el Patón Bauza, 'Tite' fue muy directo en su comparecencia oficial en la que hizo pública la convocatoria: “Charla diferente con el equipo, no. Estrategia diferente, sí. Yo no puedo evaluar igual a Uruguay, que juega con Suárez, o ver el juego de la misma forma contra Chile, que tiene a Vidal. No puedo mirar igual a Argentina, que tiene a Messi. La estrategia es diferente, el discurso es igual.”

Los demonios y el oro olímpico

Todo hace indicar que será un partido tenso y muy psicológico en el gigante escenario a orillas de la laguna de Pampulha, junto a la futurista iglesia de San Francisco de Asís, diseñada por Óscar Niemeyer. Cuatro de los jugadores convocados por 'Tite' disputaron aquel 1-7 contra Alemania, y uno se quedó –afortunadamente para él– en el banquillo sin dar señales de vida. Los señalados son Marcelo (Real Madrid), Willian (Chelsea), Paulinho (Guangzhou), Fernandinho (Manchester City) y Dani Alves (Juventus, el que no salto al césped ese día). El clásico marca el regreso de la 'Canarinha' al estadio maldito. El duelo ante el eterno rival marca el retorno a la escena del crimen, y este quinteto recibirá la visita obligada de todos los demonios del fútbol. “Todo es aprendizaje. El resultado negativo de aquel día, no fue de un jugador, no fue de un equipo, fue de todos nosotros”, reflexionaba 'Tite' en la rueda de prensa. “Yo también me sentí perdedor aquel día. Se aprende con virtudes, con aciertos, y con errores y fallos.”

Para contrarrestar los malos recuerdos, en el nuevo Brasil de 'Tite' también huele a oro olímpico con Neymar, Marquinhos, Renato Augusto y Gabriel Jesús. Fue un oro más importante que lo que parece. Como lo fue para España la medalla de oro en Barcelona´92. Él no era el entrenador de la selección olímpica –era Rogério Micale–, pero se unió a la concentración en el último partido de la primera fase, en Salvador frente a Dinamarca. A partir de entonces todo se enderezó. Todo el mundo se olvidó del estrés que supuso la última etapa de Dunga al frente del combinado nacional.

Concentración actual de la selección brasileña.

Concentración actual de la selección brasileña. Reuters

Buscando dejar a Messi y a Argentina sin Mundial, dejarles pendiendo de un hilo, 'Tite' se rodea de gente de su confianza, haya de por medio fantasmas o no los haya. El mencionado Paulinho fue prácticamente su escolta privado en el Cortinhians campeón de América y del Mundo. Ahora el pivote juega en la liga china pero sigue siendo de la familia. También conoce muy bien a Marquinhos y públicamente habla de él como su jugador: “Conmigo jugó a veces como primer centrocampista. Recuerdo por ejemplo un clásico frente al Palmeiras donde jugó así conmigo. Es un jugador versátil. En el PSG ha llegado a jugar de lateral.”

“Es un partido diferente dentro de este proceso de clasificación”, reconoce 'Tite', consciente del revuelo. El duelo terminó con 1-1 en la primera vuelta, dirigidos por Martino y Dunga. “El objetivo es la clasificación, los puntos valen lo mismo. Eso sí, la importancia mediática que rodea un Brasil-Argentina es distinta. Cuando lo vivía desde fuera, como técnico o aficionado, era igual, voy a ser coherente, tiene un peso mayor. No para la clasificación sino para todo lo que lo envuelve.” Bendito revuelo, por cierto. Hace un año, en la primera vuelta, el enfrentamiento no levantó tanta expectación. Los aficionados arrastraban el lógico bajón de ver a Dunga en el banquillo, y de ver el juego que desplegaban sobre el césped.

Sentido común en la convocatoria

'Tite', además, que lleva muy adentro el Campeonato Brasileño, ha tenido también que lidiar para estos vitales enfrentamientos contra Argentina, primero, y frente a Perú, después, con el calendario local, ya que la competición doméstica no para. Dado que estamos en la recta final de la liga, y Palmeiras, Santos y Flamengo continúan en la pugna, la elección de jugadores ha sido delicada para no dañar ni adulterar la pelea.“Uno de los criterios es tener sentido común. Primero, respetando el principal objetivo, con una responsabilidad muy grande para con la Selección Brasileña y su clasificación. Paralelamente a eso puedo continuar con el sentido común y, por ejemplo, no convocar a dos jugadores del Flamengo, o no convocar a dos jugadores del Palmeiras, porque eso genera un desequilibrio técnico –siempre y cuando estén en el mismo nivel.”

'Tite', efectivamente, solo ha llevado a un jugador de esos tres equipos. Aunque quizá también la lectura sea la contraria: dado que quería llevar a alguno de esos jugadores, al final ha llevado a uno de cada equipo para no molestar: Gabriel Jesús del Palmeiras, Lucas Lima del Santos y Muralha del Flamengo. Todos ellos piezas claves de sus grupos. El once inicial que baraja 'Tite' para el gran choque de este jueves (00:45 AM de la madrugada del viernes, hora española) estaría compuesto por: Alisson; Dani Alves, Miranda, Marquinhos, Marcelo; Fernandinho, Paulinho, Renato Augusto, Philippe Coutinho; Gabriel Jesús y Neymar. Por su parte, todo hace indicar que Edgardo Bauza saldrá de inicio con: Romero; Zabaleta, Otamendi, Funes Mori, Mas; Enzo Pérez, Mascherano, Biglia, Di María; Messi e Higuaín.

Al término de esta undécima jornada de las Eliminatorias Suramericanas, solo faltarán siete partidos. Ahora mismo, tras diez fechas, las plazas directas para Rusia las ocupan Brasil (21 puntos), Uruguay (20pts), Ecuador (17pts) y Colombia (17pts). La repesca es para Chile (16pts). Argentina cuenta con los mismos puntos pero peor media de goles. Estos goles deberían ser cosa de Messi. Leo regresó –nunca se fue, era un farol– para llevar a su país al Mundial de Rusia. La Selección Brasileña tiene otros planes: enterrar este sueño albiceleste en Belo Horizonte, junto a la laguna. Junto a los demonios.