FÚTBOL INTERNACIONAL

Pinchazos (que no duelen tanto) de City y Bayern

Los ingleses empataron con el Everton (1-1), mientras que los alemanes lo hicieron ante el Frankfurt (2-2). El golpe es menor al haber empatado también Tottenham y Dortmund.

Agüero tras fallar un penalti en el City-Everton.

Agüero tras fallar un penalti en el City-Everton. EFE

  1. Manchester City
  2. FC Bayern de Múnich
  3. Pep Guardiola
  4. Carlo Ancelotti
  5. Kun Agüero
  6. Robert Lewandowski

Los líderes de la Premier League y de la Bundesliga, Manchester City y Bayern de Múnich, siguen de capa caída. Los hombres de Pep Guardiola sumaron su tercer encuentro consecutivo sin conocer la victoria al empatar contra el Everton (1-1). Por su parte, Carlo Ancelotti y los suyos completaron su segundo empate consecutivo en Alemania ante el Frankfurt (2-2). Eso sí, sus pinchazos duelen menos tras haber empatado también los segundos clasificados de sus ligas, el Tottenham (1-1 contra el West Bromwich Albion) y el Borussia Dortmund (1-1 frente al Hertha Berlín).

El City tropezó antes de visitar al Barcelona en la Champions el próximo miércoles. Desperdició dos penaltis, errados por Kevin De Bruyne y Sergio Agüero, ante un rocoso Everton, que se ha reafirmado como una de las sorpresas de la temporada y la alternativa a los 'grandes' en Inglaterra.

El esperado reencuentro entre dos viejos conocidos como son Guardiola y Ronald Koeman, dos integrantes del mítico 'Dream Team' del Barcelona, acabó en tablas. El técnico catalán dio descanso de inicio a dos titulares habituales como el 'Kun' y Nolito y apostó por un cambio de sistema de juego, para formar con defensa de tres, con Nicolás Otamendi, John Stones y Gael Clichy.

El joven nigeriano Kelechi Iheanacho fue el futbolista más adelantado, en un ataque en el que estuvo acompañado por Raheem Sterling, Leroy Sané y el recuperado De Bruyne. Al filo del entretiempo, el City tuvo una ocasión de oro para inaugurar el electrónico después de que Phil Jagielka derribara dentro del área a David Silva.

Sin embargo, un iluminado Maarten Stekelenburg adivinó la intención de De Bruyne y evitó que su equipo se marchara en desventaja al descanso. Romelu Lukaku fue el encargado de abrir el marcador mediado el segundo tiempo (min.64), cuando culminó magistralmente una acción personal ante la tímida salida de Claudio Bravo y subió, con un potente remate cruzado, el 0-1.

Pep Guardiola durante el encuentro ante el Everton.

Pep Guardiola durante el encuentro ante el Everton. Reuters

Apenas cinco minutos después del tanto del internacional belga, y ya con Agüero sobre el terreno de juego -ingresó por Kelechi-, los de casa pudieron igualar la contienda con otra pena máxima, cometido nuevamente por Jagielka. Tampoco acertó el 'Kun' desde el punto de penalti ante el guardameta holandés, doble salvador de los suyos.

Pero dos minutos después, los de Guardiola consiguieron igualar la contienda, merced a una magnífica asistencia de Silva y a un cabezazo certero de Nolito, quien acababa de ingresar al terreno de juego por Sané. Apretaron los locales en los últimos 20 minutos y estuvieron cerca de llevarse el choque con un disparo de De Bruyne que dio en el palo tras una buena intervención de Stekelenburg.

Pese a las acometidas azules, el marcador del Etihad Stadium no se volvió a mover y el City encadenó su tercer encuentro consecutivo sin ganar -empató con el Celtic (3-3) y cayó ante el Tottenham (2-0)-.

El Bayern tampoco carbura del todo

El Bayern empató a dos goles a domicilio ante el Eintracht Fráncfort, mientras que el Colonia derrotó en casa al Ingolstadt por 2-1, con lo que se pone a dos puntos de distancia de los bávaros.

Aunque sería exagerado hablar de crisis en el Bayern, es el tercer partido oficial consecutivo en el que el equipo de Carlo Ancelotti no consigue la victoria tras la derrota ante el Atlético de Madrid, en la Champions, y el empate de la jornada anterior de la Bundesliga, frente al Colonia.

Este sábado, el Bayern, que empezó con Robert Lewandowski en el banquillo y prescindió de Arturo Vidal y Franck Ribéry, sufrió casi tanto como ante el Atlético, frente a un rival que puso desde el primer minuto un nivel muy alto de intensidad e, incluso, durante el primer tiempo fue el mejor equipo.

El Eintracht marcó la salida del Bayern, peleó balones divididos y tendía a ganar las segundas pelotas ante los sorprendidos bávaros. En el centro del campo, el canario Omar Mascarell era el que más corría y por las bandas Thimothy Chandler y Ante Rebic fueron una pesadilla para la defensa bávara.

La primera llegada clara del partido la tuvo el Eintracht con un cabezazo de Ante Rebic, en el minuto 6. Sin embargo, el Bayern logró abrir el marcador en el minuto 11 gracias a Arjen Robben en una jugada que se inició con un pase largo de Mats Hummels. La pelota la recibió Alaba, que centró al área donde Robben, tras ganarle la posición al argentino David Abraham, definió con un remate de zurda al segundo poste.

El Eintracht no se vio intimidado y siguió jugando como había empezado. En el minuto 15, Thimoty Chandler estuvo cerca del empate al estrellar una volea contra el poste, a centro de Rebic. Alex Meier tuvo dos ocasiones de cabeza. El Bayern tenía dificultades para llegar e incurría en muchos pases equivocados en la mitad del campo, donde Xabi Alonso no tuvo su mejor tarde. El empate llegó en el 43 por mediación de Szlabocs Huszti, con un remate cruzado dentro del área, a pase de Oczipka, que le llegó un poco de carambola, pero que era fruto de la insistencia incansable.

Lewandowski y Abraham pelean por el balón en el Frankfurt-Bayern Múnich.

Lewandowski y Abraham pelean por el balón en el Frankfurt-Bayern Múnich. Reuters

En la segunda parte, el portugués Renato Sanches entró por Xabi Alonso y jugó su mejor partido desde que llegó a Múnich, con más llegada. En el 54, Kingsley Coman estrelló un remate contra el poste, en el 59 el meta del Eintracht, Lukas Radetzky, paró un buen remate de Robben y, en el 62, le ganó un mano a mano a Coman desviando el balón a saque de esquina.

De ese córner salió el segundo gol del Bayern, marcado por Joshua Kimmich con un remate desde el borde del área chica. Apenas tres minutos después, el Eintracht se quedó con diez hombres por expulsión de Huszti y en esa situación muchos hubieran apostado a que el partido estaba sentenciado.

Sin embargo, el Eintracht siguió insistiendo y logró el empate en el minuto 78, obra de Marco Fabián, que marcó con el pecho ante un centro de Chandler. El Bayern se lanzó en busca de la victoria en los últimos minutos, pero no le alcanzó para más.

Mientras tanto, el Colonia -otra vez conducido por su goleador Anthony Modeste, que marcó los dos tantos y supera a Lewandowski en la tabla de goleadores- fue el único de los perseguidores cercanos que sacó provecho del resbalón del Bayern. El viernes, el Borussia Dortmund y el Hertha empataron a un gol, con lo que se mantienen a cuatro y tres puntos del Bayern, respectivamente.