PSG Paris Saint Germain

Un codazo: tarjeta roja en el campo, dos meses de cárcel en la calle

Serge Aurier, defensa del PSG de 23 años, fue juzgado por conducta violenta tras agredir a un agente a la salida de una discoteca en París.

Serge Aurier

Serge Aurier REUTERS

  1. PSG Paris Saint Germain
  2. Unai Emery
  3. Agresiones

El lateral izquierdo del París Saint-Germain Serge Aurier fue condenado hoy a dos meses de cárcel por agredir a un policía, una sentencia que su abogado anunció que recurrirá para evitar su inmediato ingreso en prisión.

El jugador marfileño, de 23 años, fue juzgado por el Tribunal Correccional de París después de que el pasado 30 de mayo protagonizara un altercado con un agente de madrugada, a la salida de una discoteca del centro de París.

Aurier deberá, además, pagar una multa de 600 euros en concepto de daños y perjuicios y otros 1.500 suplementarios por costas judiciales.

Según el relato de los agentes, el jugador se negó a detener su coche cuando se lo pidieron, por lo que fue conminado a salir del mismo.

Una vez fuera, el futbolista tuvo un comportamiento violento con los policías y agredió con el codo a uno de ellos, lo que le obligó a una jornada de baja por enfermedad.

El jugador fue arrestado y llevado a dependencias policiales, donde permaneció 24 horas.

El jugador negó los hechos, reconoció que hubo roces con el agente pero que fue porque éste le agredió en primer lugar.

Para apoyar su teoría, la defensa de Aurier presentó el testimonio de una persona que aseguró que el comportamiento del agente había sido muy violento contra el futbolista.

Una teoría que no ha convencido a los jueces, que decidieron condenar al futbolista, aunque la pena impuesta es menor a la máxima prevista por agresión a un policía, que puede ser de hasta tres años de cárcel y 45.000 euros de multa.

Sin embargo, es muy superior a la que había reclamado la Fiscalía, que era de dos meses de prisión exentos de cumplimiento y la obligación de efectuar trabajos de interés público.

Los jueces tuvieron en cuenta que el jugador es reincidente y que hasta en 4 ocasiones fue sancionado por conducir sin tener permiso de conducir, la última apenas unos días antes del altercado con el agente.

No es la primera vez que el joven defensor marfileño, titular en el esquema del entrenador parisiense, el español Unai Emery, tiene problemas causados por su comportamiento.

En febrero pasado fue sancionado por su equipo con una exclusión después de realizar un vídeo con la aplicación Periscope en el que insultaba a varios de sus compañeros y, sobre todo, al entrenador de entonces, el francés Laurent Blanc.