Eurocopa de Fútbol 2016

España “limpia la mente” tras la derrota

La Selección vuelve al trabajo tras asumir el “pequeño exceso de confianza” contra Croacia (en palabras de Juanfran) y se concentra en su potencial en lugar de magnificar la entidad del rival.

De Gea controla un balón en el entrenamiento.

De Gea controla un balón en el entrenamiento. Reuters

  1. Eurocopa de Fútbol 2016
  2. Selección Española de Fútbol

Dado que el rival de octavos hubiese sido Portugal, no una ‘maría’, y que la derrota contra Croacia permitió al equipo descansar dos días más de lo previsto, la digestión del duro golpe sufrido en Burdeos empieza a ofrecer lecturas menos catastrofistas. Al menos los rostros delataban menos tensión este jueves en la vuelta al trabajo: tras haber pasado un día de asueto con sus familias, el ambiente de “desazón” (como dijo Del Bosque) en la delegación se ha descomprimido.

El seleccionador defendió sus decisiones de una forma inusualmente tajante en una entrevista concedida por la mañana al diario As (“me precio de dejar elegir a los jugadores porque eso es un síntoma de fortaleza; son los principales actores en el campo”), reconoció su “incomodidad” con la suplencia de Casillas, censuró las declaraciones de Pedro con mayor claridad que el lunes (“no me ha gustado”) y dijo ser “moderadamente optimista” frente al partido contra Italia.

El vértigo ante la complicación de los cruces va dando paso al reto de revalidar el prestigio de la selección. Nolito, el jugador más expresivo y natural del grupo, delineó la reacción del grupo tras la derrota: “David de Gea estaba jodido, Sergio Ramos también. Nos apoyamos entre todos, somos una piña. Cuando ganamos ganamos todos, cuando perdemos perdemos todos. Somos los únicos que podemos cambiar las cosas”, afirmó el gaditano. Otro de los futbolistas cuyas ruedas de prensa escapan de la banalidad, Juanfran, ofreció un argumento interesante sobre los errores de España y las “vueltas” que habían dado en uno de esos “malos momentos de los que se aprende”.

“Pequeño exceso de confianza”

El lateral del Atlético adjudicó el segundo gol croata a un “pequeño exceso de confianza en que las cosas iban a salir bien, en que el partido iba a decantarse por nuestro lado”. “Lo teníamos controlado”, continuó el jugador, “teníamos más ocasiones que ellos y podíamos cerrar el partido”. Una invitación al contraataque que en octavos de final u otro partido a vida o muerte no repetirían, precisó: “No estaríamos tan volcados arriba, fue un error a nivel de grupo que contra Italia vamos a corregir seguro”.

El emparejamiento de Portugal con Croacia ha moderado la sensación de infortunio ante el rival que se encontrará España en octavos de final. E inclusive después, dijo Juanfran: “No creo que a Francia y a Alemania les regalen los partidos, a lo mejor se ven diferentes los cuadros después”. Los jugadores españoles sufrieron una cura de humildad y no presumen, pero sacan pecho: “Sacando el final contra Croacia, a partir del minuto 70, hemos sido superiores a nuestros rivales… Estamos fuertes. Con Portugal tendríamos las mismas preocupaciones, se dramatizó demasiado la derrota”.

Un discurso al que se sumó su compañero de rueda de prensa, Bruno: “No hemos hecho terapia, pero hemos repasado nuestra actuación individual, como siempre: si pudimos hacer un poco más, etc… Ahora toca pensar en lo que tenemos por delante, sabiendo nuestros errores pero teniendo la ilusión intacta, al 100%, para Italia”.

“Cuidado, que somos España”

Es el lema que preside el cuartel español, verbalizado por Iniesta en la zona mixta del Malmut Atlantique. Un mensaje de amor propio que complementaría Nolito: “Perder molesta, pero lo que de verdad importa es que esto sigue. Otra cosa sería que estuviéramos eliminados y que no hubiera vuelta atrás. A partir de ahora lo que tenemos que hacer es preparar lo mejor posible el partido ante Italia. A limpiar la mente de la derrota, a seguir y a llegar lo más lejos que sea posible”. Por lo visto en la tarde del jueves (tanto en las comparecencias como en un tramo del entrenamiento), la primera parte del trabajo de recuperación va por buen camino. Quién sabe si evitar a Portugal y ganar dos días de descanso para la alineación titular acabará siendo un regalo escondido.