Atentados en París

¿Es seguro disputar la Eurocopa de fútbol en Francia?

El Gobierno francés intensifica los controles de seguridad de cara a la Cumbre del Clima que se celebra en 15 días y de la Euro 2016.

El estadio de Wembley iluminado con los colores de la bandera francesa / Reuters

El estadio de Wembley iluminado con los colores de la bandera francesa / Reuters

Francia asumió que tendría que vivir en una alerta permanente ya en 2012, cuando Mohamed Merah, un joven de 23 años argelino que aseguraba ser miembro de Al Qaeda, mató a tres soldados, un profesor y tres niños en diferentes atentados perpetrados entre el 11 y el 19 de marzo. Desde entonces, la amenaza ha sido una realidad incómoda con la que ha tenido que convivir la sociedad francesa en su día a día. Y, desde enero de 2015, cuando se produjo el ataque a Charlie Hebdo en el que fallecieron 11 personas, el Estado ha estado “desbaratando atentados a diario”, como confirmaba el pasado verano el ministro del Interior, Bernard Cazeneuve. En este contexto, y tras lo acontecido en la noche del viernes, es inevitable que el planeta se cuestione si Francia está preparada para acoger la Cumbre del Clima que se celebrará en 15 días en París o la Eurocopa de Francia, cuya inauguración está fijada para el 10 de junio de 2016.

Comenzando por lo urgente, este 30 de noviembre –salvo que se anuncie lo contrario–, París acogerá la Cumbre del Clima, donde representantes de las Naciones Unidas, la Unión Europea y más de 115 jefes de Estado y de Gobierno tratarán de alcanzar un acuerdo global contra el cambio climático. Precisamente el viernes, horas antes de los atentados de París, las autoridades restablecieron los controles fronterizos y suspendieron temporalmente el Acuerdo Schengen, además de establecer 285 puntos de control en las entradas a Francia por tierra, mar y aire. A su vez, se preveían protestas ecologistas y de organizaciones de izquierda, aunque sin descartar la posibilidad de un ataque terrorista, como confirmó el ministro del Interior.

Tras la Cumbre del Clima, que servirá para calibrar la fiabilidad de la seguridad francesa, la siguiente prueba de fuego será el próximo mes de diciembre en el sorteo para la Eurocopa que se celebrará en junio. En dicho evento, salvo orden de última hora, se darán cita miembros de las 24 federaciones de los países participantes en el segundo evento deportivo que más ingresos genera en Europa tras la Champions League. En total, hasta en 10 ciudades francesas se disputarán partidos. 

Stade de France durante el Francia-Alemania / Reuters

Stade de France durante el Francia-Alemania / Reuters

En principio no se modificará el calendario establecido, según han desvelado fuentes de la UEFA, que han mostrado su repulsa ante lo acontecido en la noche del viernes y han asegurado que no se suspenderá el evento. Una decisión a la que se han acogido todas las instituciones deportivas. Sobre todo, después de que se pusiera en jaque la seguridad durante el partido entre Francia y Alemania celebrado el pasado viernes por la noche. En dicho encuentro, los controles de seguridad funcionaron correctamente. La policía francesa evacuó primero al presidente francés François Hollande en helicóptero y progresivamente al resto de asistentes.

La seguridad francesa actuó conforme a lo establecido en Saint Denis, tal como desveló el cuarteto arbitral formado por Cebrián Davis, Aguilar Rodríguez, Clos Gómez y Mateu Lahoz. Todos ellos fueron evacuados de madrugada y escoltados a sus hoteles a la una aproximadamente. Asimismo, la Federación Alemana de Fútbol informó a través de su cuenta de Twitter que los jugadores pasaron la noche en el estadio y el sábado por la mañana partieron hacia el Aeropuerto Charles De Gaulle para coger un avión de Lufthansa en dirección a Fráncfort.

En cuanto a la selección francesa, la Federación de Fútbol gala informó de que no suspenderá el partido contra Inglaterra del próximo martes que se celebrará en Wembley (Londres) a pesar de que en las últimas horas se había especulado sobre su suspensión.

A lo largo de 2016, otros muchos eventos deportivos están programados. Entre ellos, el Maratón de París, en la que habitualmente se inscriben 40.000 personas, Roland Garros, el Festival de Cannes o el Tour de Francia. Todos ellos, salvo orden del Gobierno francés, se celebrarán en 2016, tal como se ha hecho hasta ahora, sin inconvenientes tradicionalmente. Eso sí, desde el Ministerio del Interior ya han asegurado que se intensificarán los controles y se reforzará la seguridad. ¿Qué medidas se llevarán a cabo? Eso todavía está en el aire. Pero, lo que sí aseguran, es que están haciendo todo lo posible para que no se reproduzcan los ataques yihadistas.