Gianluigi Buffon

Saber envejecer: Buffon, dos décadas de mito

Pasan los años pero el ya histórico guardameta sigue mejorando registros y demostrando que no es cuestión de años sino de rendimiento. Es la gran amenaza de la Juve en el Sánchez Pizjuán.

Gianluigi Buffon, en un partido con la Juventus.

Gianluigi Buffon, en un partido con la Juventus. Getty Images

  1. Gianluigi Buffon
  2. Juventus
  3. Estadio Ramón Sánchez-Pizjuán
  4. Futbolistas

Estamos en 2016 y Gianluigi Buffon sigue como uno de los guardametas más en forma del mundo. Son 38 años a las espaldas del italiano y su rendimiento no ha decaído como se podía esperar. Es más, el líder espiritual y capitán de la Juventus ni siquiera ha perdido su puesto en la selección. No es una cuestión de iconos, historiales o sentimentalismos, Gianluigi Buffon está donde está por merecimiento diario no por un promedio con su pasado. De hecho el fútbol italiano no había generado ningún talento en la portería capacitado para sustituirle hasta ahora cuando el joven Gianluigi Donnarumma ha surgido como el meta titular milanista. Este relevo generacional es significativo: cuando Gianluigi Donnarumma nació, Buffon ya había disputado 105 choques oficiales sumando selección y clubes. Repasamos su carrera justo en la semana en la que se han cumplido 21 años de su debut como profesional y él lo celebrará como mejor sabe, bajo los palos, visitando al Sevilla en Champions.

Los números del mito

Era mediados de noviembre del año 1995 y el Milan de Capello, líder indiscutible, visitaba el campo del Parma. La baja de Luca Bucci en la meta local le dio la alternativa a Gianluigi Buffon. No es que ser portero sea fácil pero aquella defensa con Fabio Cannavaro, Fernando Couto y Roberto Sensini deja claro que era otro Parma. El joven Buffon se mostró seguro manteniendo el 0-0 frente a Weah, Roberto Baggio, Boban,… pero no fue suficiente para ganarse el puesto. No fue hasta la temporada siguiente cuando Carlo Ancelotti apostó por Buffon como meta titular del Parma tras una derrota 3-1 contra el Inter a finales de octubre en la que Luca Bucci no estuvo acertado.

Cómo ha evolucionado el italiano

Gianluigi Buffon ha ido evolucionando, no es el mismo que cuando tenía 17 años y empezaba a aparecer en el Parma. Ha cambiado en el juego y se ha ido adaptando a sus equipos pero siempre ha dejado buenas sensaciones y sus paradas han dado puntos y títulos, por ejemplo, las finales de Champions y del Mundial 2006 en sendas tandas de penalti. Más de 800 partidos oficiales disputados con un global de menos de gol encajado por partido, un dato que no se explica por sí solo ya que siempre ha estado bien rodeado en defensa, pero que evidencia que su edad no ha influido en sus buenos registros.

Revisando los goles encajados por partido y el porcentaje de partidos con la puerta a cero y su evolución temporada a temporada los registros actuales de Gianluigi Buffon están en su mejor momento. Seis temporadas consecutivas encajando menos de 0,75 tantos por choque y con un promedio superior al 50% de partidos imbatido. Gran parte de culpa está en la terna Barzagli, Bonucci y Chiellini que no sólo han cimentado el sistema en el club y la selección sino que han permitido a Buffon adaptarse a su edad.

El meta que empezó en el Parma en 1995 era mucho más ágil y rápido, le gustaba salir más de la portería y era más capaz de achicar espacios lejos de su meta. Algo lógico atendiendo simplemente a la edad, agilidad e ímpetu de un adolescente. Además de ser mucho más explosivo en los saltos y visual. Con el tiempo Buffon fue serenándose, perdió esa capacidad para salir de la meta y su agilidad para salir fue mermándose. Pero la evolución de la Juventus fue de la mano con la suya, la muralla compuesta por los tres centrales transalpinos le protegieron en el juego aéreo cuando más le costaba a Buffon y le limitaron los mano a mano lejos de la meta –la velocidad y agilidad perdida no se echa en falta por el estilo de sus entrenadores-. De hecho la mayor mejora se dio en la lectura de juego, Buffon ya no nos acostumbra tan a menudo a las correcciones en la línea de gol que le hicieron famoso, ahora va perfilándose constantemente y los remates no le pillan tan desubicado, menos heroicidades más seguridad. Algo similar en los rechaces, de joven él dejaba mucho balón muerto en el área, ahora sus rechaces no quedan en zonas de remate. Eso sí, la mano igual de firme ahora que entonces.

El arte de envejecer

Desde que Gianluigi Buffon quitó el galardón como Mejor Portero del año a Oliver Kahn en 2003, únicamente otros tres metas han obtenido esta distinción: Petr Cech, Iker Casillas y Manuel Neuer. Si revisamos los registros de paradas de estos metas en temporadas completas desde 2009 el más regular en efectividad (% de paradas entre tiros a puerta recibidos) es el más veterano: actualmente Buffon tiene 38 años; Cech, 34; Casillas, 35; y Neuer, 30. No sólo eso sino que Buffon en 2009 era el que peor porcentaje tenía y a medida que se adaptó demostró que a base de trabajo el talento puede perdurar, de hecho fue el que mejor cifras obtuvo en la 2015/16.

Buffon ha dejado siempre claro que quiere jugar el próximo Mundial, al que llegaría ya con 40 primaveras. Cuando lo dijo por primera vez sonó a quimera pero nos ha demostrado que es un deseo muy lógico. Por su parte, él tendrá que seguir esforzándose y mejorando para que su legado no acabe con un mal recuerdo lejano de su mejor imagen como les ha pasado a otros grandes metas. Además, el adolescente de 17 años Donnarumma no dará tregua. Buffon está en forma y el Sevilla será el próximo en medirle.