Javier Tebas, presidente de la LFP.

Javier Tebas, presidente de la LFP. Efe

Propuesta de sanciones millonarias

El presunto fraude fiscal de Javier Tebas no se limita al fútbol: Hacienda investiga también sus negocios privados y a su esposa

Los problemas del presidente de la Liga del Fútbol Profesional con la Agencia Tributaria se amontonan: a la investigación por evasión fiscal en una de sus empresas se suman otros dos expedientes contra el propio Tebas y su mujer, Marta Coiduras, por los que Hacienda propone sanciones de varios millones de euros.

Pedro Cifuentes

Hay más de una investigación abierta por la Agencia Tributaria (AEAT) contra el presidente de la Liga de Fútbol Profesional (LFP), Javier Tebas. Este periódico ha podido confirmar que Hacienda ha elevado una propuesta de sanción millonaria por tres expedientes de evasión fiscal: uno sobre los ingresos del propio Tebas, otro sobre su esposa (Marta Coiduras, co-directora del despacho de abogados Tebas Coiduras) y otro por una sociedad mercantil administrada por él y llamada Audiovisual New Age. Cada uno incorpora multas de entre un millón y un millón y medio de euros. A fecha de hoy no se sabe si los expedientes irán acompañados de un proceso judicial paralelo por delito fiscal (una eventualidad que pondría a Tebas en aprietos como líder de la patronal de clubes profesionales).

La investigación a Audiovisual New Age fue confirmada en un comunicado por el propio Tebas a las diez de la noche del miércoles tras la publicación en prensa de una información sobre la investigación a otra empresa, Spanish Soccer International Marketing AIE, tachada de "absolutamente falsa" por el máximo dirigente de la LaLiga y rectificada después por diversos medios.

Según aclaró luego Tebas en el breve comunicado, la investigación es sobre Audiovisual New Age, empresa que comercializa los derechos televisivos del G-35 (una asociación de clubes de Segunda División y Primera División, excluyendo a los clubes 'grandes'): "Existe una discrepancia con Hacienda respecto a la forma de entender los pagos de las deudas de los clubes que estaban en concurso de acreedores", concluía con garbo el presidente de la LFP. 

Confesión propia

Esa era, en todo caso, sólo parte de la verdad. Tebas reveló hace un par de semanas la información sobre los múltiples expedientes contra él y su entorno en una reunión de la Comisión Delegada de la LFP, según ha podido averiguar EL ESPAÑOL, y volvió a insistir en la "persecución" a la que es sometido por Hacienda a raíz de su enconada defensa de los clubes cuando la Administración decidió sanear las cuentas del fútbol profesional en medio de la crisis económica. Su célebre enfrentamiento público en 2014 con la Directora de Recaudación de la AEAT, Soledad García, terminó en una querella que fue finalmente archivada. Tebas se ha puesto del lado del fútbol y sus protagonistas en cualquiera de las múltiples investigaciones a jugadores por presuntos delitos fiscales (Ronaldo o Messi, por citar dos estelares) habidas en los últimos años.

El breve comunicado publicado el miércoles por la noche ha generado alarma en la sede de LaLiga, ante los nervios mostrados y la sensación generalizada de que algo se cuece en torno a su máximo dirigente (es decir, la posibilidad de que haya ocultado información sensible en su estrategia de defensa). No sería incluso descartable, añaden fuentes muy próximas al caso, que la empresa inicialmente señalada por El Confidencial, Spanish Soccer International Marketing AIE, propiedad de LaLiga y Mediapro (y disuelta el pasado mes de marzo), sea también objeto de pesquisas y fuente de sorpresas próximamente.

Contexto peliagudo

La confirmación de los líos de Tebas con Hacienda llega en un momento particularmente complicado para el presidente de LaLiga, que hace un mes vio escapar su sueño de derribar a su gran enemigo, Ángel María Villar, y controlar la Federación Española de Fútbol (RFEF) a través de Jorge Pérez, 'su' candidato (que afronta además varios procesos judiciales por sus actividades como secretario general de Villar).

LaLiga afronta además la presión de los clubes poderosos para crear una exclusiva Superliga Europea y la evolución a la baja del mercado televisivo de consumo del fútbol. La tendencia de Tebas a opinar en prensa y su fuerte carácter le han granjeado un creciente número de enemigos en un mundo en el que hace sólo dos o tres años era unánimemente elogiado por su capacidad para enderezar el negocio del fútbol