TROFEO AMISTOSO

Morata y James se redimen con goles en el trofeo Santiago Bernabéu

El Real Madrid gana 5-3 al Stade de Reims en una rememoración de la primera Copa de Europa blanca.

Morata cabecea para marcar su gol al Stade de Reims.

Morata cabecea para marcar su gol al Stade de Reims. Efe

  1. Real Madrid
  2. Zinedine Zidane
  3. Álvaro Morata
  4. James Rodríguez
  5. Marco Asensio

La victoria ante el Stade de Reims (5-3) en la XXXVII edición del Trofeo Santiago Bernabéu sirvió para que Álvaro Morata y James Rodríguez encontraran el camino al ansiado gol en el feudo blanco y para que Marco Asensio ofreciera pinceladas de su calidad en su debut ante el público madridista.

En la puesta de largo ante los suyos antes de comenzar la competición liguera en San Sebastián ante la Real Sociedad, Zinedine Zidane aprovechó para dar los primeros minutos a Gareth Bale y seguir con la 'prueba del mediapunta' en ausencia de los otros dos puntales de la 'BBC': Karim Benzema y Cristiano Ronaldo.

Así, James y Asensio lideraron de inicio la construcción y elaboración para surtir balones a un Morata que regresaba al césped del Bernabéu después de crecer en la cantera merengue, subir al primer equipo, ganar la Décima y brillar en dos temporadas de crecimiento en Italia.

Ante un rival recién descendido a la Ligue 2 francesa, que añora los tiempos en los que disputó las finales de la primera y cuarta Copa de Europa del Real Madrid (1956 y 1959), los blancos se emplearon a medio gas y tres cabezazos en la primera mitad bastaron para encarrilar el partido.

Fue precisamente el tercero de ellos uno de los más celebrados. Después de que Nacho y Sergio Ramos dieran la vuelta al marcador, Morata aprovechó un centro de Marcelo para poner fin a su sequía durante la pretemporada y volver a anotar en el Bernabéu tras su gol con la Juventus que eliminó al Real Madrid en semifinales de la Liga de Campeones.

Ramos (c), con la Copa de Europa, Marcelo (d), con la Supercopa, y Morata (c).

Ramos (c), con la Copa de Europa, Marcelo (d), con la Supercopa, y Morata (c).

Contenido aquel día, el canterano celebró en esta ocasión su primer gol en la vuelta al equipo madridista tras unos minutos en los que se mostró ansioso y desacertado de cara a puerta, sin poder aprovechar un gran servicio de un participativo James.

El colombiano arrancó el partido dispuesto a reivindicarse y acallar los rumores que le colocan fuera del Bernabéu. Lo intentó en la primera mitad con un disparo desde la frontal, pero su esfuerzo tuvo premio cuando en la segunda parte mandó a la red un balón tras un rechace.

Asensio, debut con detalles

Junto a James, el joven Asensio debutó en el feudo blanco después de quedarse con la miel en los labios la temporada pasada por su cesión al Espanyol. La joven perla procedente del Mallorca disputó solo la primera mitad pero tuvo tiempo de sacar a relucir la admiración del público con un caño a Weber en el minuto 21.

En la segunda mitad, el baile de cambios permitió ver a Isco junto a otros jugadores menos habituales. El Bernabéu celebró con efusividad un gol de Mariano, una de las sensaciones de la pretemporada, que previamente ya anotó en posición antirreglamentaria.

Con Isco también sobre el campo y dejando detalles de calidad, Zidane probó a su hijo Enzo junto al malagueño. En un partido con clara vocación ofensiva, a punto estuvo de asombrar con un disparo de rosca que repelió el portero.

Las pruebas de la pretemporada para Zidane se terminaron con este nuevo triunfo. Ahora, será la competición la que permitirá a Zidane decidirse entre la nómina de mediapuntas, con Asensio, Isco y James a la cabeza, que se encuentra dispuesta a mostrar su mejor versión para ganarse un hueco en el equipo y ser alternativa a la BBC.