Fútbol femenino

El increíble fallo que hizo perder a España en el Europeo femenino sub-19

Nahikari García protagonizó una de las imágenes del año tras errar un disparo a un metro de la portería de forma inexplicable.

Momento del fallo en el Europeo sub-19 femenino.

Momento del fallo en el Europeo sub-19 femenino.

  1. Fútbol femenino
  2. Selección Española de Fútbol
  3. Selección fútbol Francia
  4. Eslovaquia
  5. Real Sociedad
  6. Juegos Olímpicos 2016

Minuto 91. La selección española femenina sub-19 pierde por 2-1 ante Francia en el Europeo de Eslovaquia. Ya en el tiempo de descuento, y a falta de dos minutos para que termine el partido, Sandra Hernández se encuentra con un balón en la frontal del área. Dispara pero para la portera francesa, que por culpa del agua sobre el césped no atrapa el balón.

El esférico se queda suelto, fuera del alcance de la cancerbera gala, a un metro de la portería. Le llega a Nahikari García, jugadora de la Real Sociedad. Es el típico balón que solo tienes que rematarlo. Pero la futbolista pega mal al balón y lo envía por encima, en uno de los fallos más increíbles y surrealistas de los últimos años vistos en el fútbol.

El fallo, que provocó la incredulidad de la propia Nahikari y el lloro de sus compañeras, evitó que España empatara la final y llevara el partido a la prórroga. Dos minutos después el árbitro pitaba el final y la selección española caía por 2-1, volviendo a perder una final como pasó en 2012, 2014 y 2015.

La final de este europeo sub-19 fue muy accidentada. Durante casi dos horas estuvo parada por la cantidad de lluvia que dejó el césped impracticable. Tras varios intentos, se reanudó el partido, con España perdiendo por 1-0. El parón les vino mal, ya que veinte minutos después las francesas ponían el 2-0 gracias al gol de Kakoto.

Pero los últimos 20 minutos fueron de asedio español, con el gol de Lucía García a falta de seis minutos para el final. La propia Nahikari García, en esta final capitana del equipo, falló un penalti y después erró la acción comentada. Las lágrimas de la jugadora vasca tras ese fallo inexplicable fueron la última imagen de un equipo que no merecía tal castigo.