Árbitros

Así será el discurso del árbitro gay en el Parlamento Europeo

Invitado por el PP, el colegiado gaditano reclamará este miércoles en Bruselas una ley contra la LGTBifobia (“legitifobia”) en el deporte. EL ESPAÑOL ha tenido acceso a su discurso.

Jesús Tomillero Benavente.

Jesús Tomillero Benavente.

  1. Árbitros
  2. Parlamento Europeo
  3. Cádiz (Provincia)
  4. Bruselas
  5. PP Partido Popular

Tomillero Benavente tiene 21 años. Hasta el mes pasado no había salido de su provincia, ni se había subido en un tren. Este miércoles viajó a Madrid para subirse a un avión que le llevó a Bruselas, donde este miércoles dará un discurso en el Parlamento Europeo, invitado por el eurodiputado popular Santiago Fisas, copresidente del Intergrupo de Deportes. Inmerso en una espiral mediática y viralizado en redes sociales desde que su historia apareció en El ESPAÑOL, Tomillero (afiliado del PP) expondrá en la sede legislativa de la Unión Europea los motivos que le han llevado a crear la asociación Roja Directa Andalucía LGTBI y a solicitar la promulgación de una ley contra la LGTBifobia (“legitifobia”) en el deporte.

Vea el discurso de Jesús Tomillero Benavente

El colegiado de La Línea pronunciará un discurso al que ha tenido acceso en exclusiva este periódico. “Llegar hasta el Parlamento Europeo”, escribe Tomillero, “ha sido una de las buenas noticias tras la sucesión de acontecimientos que estoy viviendo como profesional del mundo del deporte, concretamente como responsable del arbitraje en campos de fútbol de categorías inferiores desde los once años, y sobre todo como persona”, desde que decidió hacer pública su homosexualidad y resistirse a los individuos que le insultaban cada fin de semana desde la banda, casi siempre en presencia de futbolistas infantiles.

“Al fútbol le debo todo”

“Estos últimos diez años de mi vida, desde que comencé a arbitrar partidos de fútbol, me han permitido desarrollar una situación personal y familiar no exenta de muchas dificultades. El mundo del fútbol me ha permitido alinear unos valores personales, sociales, culturales y humanos que no hubiese conseguido enderezar en mi vida, de no ser por la gran familia del fútbol. Al fútbol le debo todo”, declara Tomillero: “El haber aprendido valores como el esfuerzo, la superación, la constancia y buscar siempre la excelencia. Para mí, el fútbol ha sido una gran familia […] Pero, como en las mejores familias, en el fútbol también me he visto arrinconado en mi propia casa. A muchos de mis ‘parientes’ más cercanos, mi condición sexual les ha servido para catalogarme en pleno siglo XXI como una ‘persona no grata’ ”.

El pasado 26 de marzo, Tomillero tuvo que encerrarse en un vestuario de La Línea para que no le pegasen por pitar un fuera de juego. Se pasó una hora escuchando “comepollas, te gusta que te partan el culo” (entre otras lindezas) y amenazas de que le iban a partir la cara. Pidió al delegado que llamase a la policía para librarse de la paliza, pero terminó encerrado en el vestuario mientras dos futbolistas y el encargado de material del equipo Peña Madridista Linense tiraban piedras a la puerta. Acabó saliendo de allí por una portezuela escondida, llorando. Nadie llamó a la policía. Por si fuese poco, el club le recusó al lunes siguiente ante la Subdelegación de Fútbol de la Línea para que nunca volviese a pitar allí, a un kilómetro de su casa.

Tomillero junto a Antonio y Ruth, dos linieres que también han sufrido agresiones

Tomillero junto a Antonio y Ruth, dos linieres que también han sufrido agresiones

“No tuve ni un solo apoyo”

“No tuve ni un solo apoyo del Comité de Árbitros Andaluz. Ni una sola defensa de la Federación Andaluza de Fútbol”, expone el joven árbitro en su discurso. “Una y otra vez estas vejaciones se repetían, alentadas por mi valentía de haber denunciado públicamente en los medios de comunicación estos hechos. Una vivencia muy traumática, violenta en lo personal cuando no aciertas a explicarte a ti mismo el motivo de tanta agresividad, que no deseo a otros compañeros del mundo del arbitraje, jugadores de fútbol o deportistas”.

Semanas después de admitir públicamente su homosexualidad, a Tomillero le llamaban "el maricón de mierda que sale por televisión". El 7 de mayo, en el Puerto de Santamaría, fue objeto de burla permanente por parte de todo el campo. El lunes siguiente presentó su renuncia al Colegio de Árbitros.

Desde ese día, ha pasado a la acción. “Adorar a una persona de tu mismo sexo es una opción personal que debería considerarse un valor intrínseco a cada uno de nosotros, como consideramos esos valores de lealtad, respeto, amistad, equipo, generosidad, etc. Por cierto, los mismos valores que a mí me enseñó el deporte […] Por eso, es mi responsabilidad hacer lo imposible por lograr un cambio radical en la sociedad y aportar mi granito de arena para ayudar a que la homofobia en el deporte desaparezca, como ha ido desapareciendo en otros ámbitos de la sociedad”, dice su alocución.

Jesús Tomillero Benavente.

Jesús Tomillero Benavente.

Dedicarse a la política

“Desde Andalucía lo extenderemos a toda España”, afirma Tomillero sobre “la primera asociación deportiva andaluza contra la LGTBIfobia en el deporte”, inscrita en el registro la semana pasada. Su objetivo es dedicarse seriamente a la política. “La asociación ‘Roja Directa Andalucía LGTBI’ es una realidad; nace desde la ilusión, el esfuerzo y el compromiso, no conmigo, sino con el deporte en general. […] La sociedad la necesita y creo sinceramente que el mundo del deporte también. Vamos a exigir a todas las asociaciones españolas que creen ley contra la LGTBIfobia. Vamos a dialogar con todas las federaciones deportivas, en todos los ámbitos”, continúa el colegiado nacido y criado en La Línea de la Concepción.

“Ha quedado claro y patente que necesitamos promulgar una Ley contra ese fomento del odio por razones de orientación sexual. Necesitamos la ayuda de los Gobiernos, la ayuda de todos ustedes, la ayuda de todas las personas de buena fe que entienden, en pleno siglo XXI, que hechos como los que han sucedido con mi persona son sencillamente intolerables y deben ser erradicados en el futuro […]", continúa.

"Y por todo ello, estoy en el foro adecuado para solicitar a este parlamento que desde su sección de Educación, Cultura, Juventud y Deporte de la Unión Europea impulsen esta petición y tomen la decisión de establecer y promulgar un marco regulatorio contra la LGTB-fobia (‘legitifobia’) en el ámbito deportivo. Es más, espero y deseo que ustedes como yo me apoyen a la hora de realizar esta misma solicitud ante la UEFA, para que todos unidos caminemos en esa dirección, la de erradicar la LGTBIfobia en los estadios de fútbol y en el deporte en general”, sentencia.

Tomillero momentos antes de saltar al terreno de juego para arbitrar el partido entre cadetes

Tomillero momentos antes de saltar al terreno de juego para arbitrar el partido entre cadetes