FÚTBOL

Unas semifinales de Champions para la Europa League

La segunda competición de Europa se iguala a su hermana mayor. Con el Villarreal - Liverpool como final anticipada, el Sevilla buscará en Ucrania encarrilar su tercera final consecutiva.

El Sevilla celebra la Europa League de 2015.

El Sevilla celebra la Europa League de 2015. REUTERS

  1. Europa League
  2. Liverpool FC
  3. Sevilla FC
  4. Shakthar Donetsk
  5. Villarreal CF

En 2009, a Michel Platini se le ocurrió un paquete de ideas para mejorar el fútbol europeo: mayor democratización de la UEFA, entrada de equipos de ligas menores en la Champions League, aumento de las plazas a más países para participar en las competiciones europeas y una nueva Copa de la UEFA que pasaría a llamarse Liga Europa.

Más que el nuevo nombre de la segunda competición europea, el cambio estaba en el formato. La Europa League pasaba a tener un modelo idéntico al de Champions, añadiéndole una ronda más, primera en la que se unían aquellos equipos que salían 'rebotados' de la Champions al quedar terceros en sus grupos. Grupos de cuatro equipos con seis partidos para cada club, a ida y vuelta, en comparación con el anterior formato, de grupos de cinco equipos y con cuatro partidos (solo con ida).

El cambio buscaba un salto de calidad para la competición y una mayor atracción para los aficionados. Los objetivos se consiguieron y más cuando, desde 2015, el ganador de la Europa League también va a la Champions. Eso ha llevado a un crecimiento de una competición que en este 2016 ha vivido sus mejores momentos. Equipos como United, Dortmund, Tottenham, Athletic, Lazio, Bayer Leverkusen y, por supuesto, los cuatro semifinalistas, han dado un subidón de expectación a la competición.

Shakhtar - Sevilla: en busca de la tercera

Reconocía Lucescu, el eterno entrenador del Shakhtar Donetsk (lleva allí desde 2004), que ha recordado a sus jugadores en cabezazo de Palop en el enfrentamiento de ambos en 2007, una de las imágenes que refleja el éxito del Sevilla de aquellos años. Con ese gol en la memoria, el Sevilla viaja a Lviv (ciudad en la que juegan los ucranianos tras su exilio de Donetsk) con otra opción real de final europea.  

Si se puede relacionar a un equipo con esta competición ese es sin duda el Sevilla. Cuatro finales y cuatro victorias en los últimos diez años, que pueden ser añadidas a una quinta que batiría todos los récords. Para ello los de Emery tendrán que superar al rocoso Shakhtar, a priori, el semifinalistas más flojo y sobre todo, a su racha de la temporada fuera de casa. En Europa League solo ganó un partido a domicilio, en San Mamés (1-2). Los andaluces llegan a semifinales tras eliminar al Molde noruego (3-1 en el global), Basilea (3-0) y Athletic (3-3, en los penaltis).

Sevilla y Shakhtar fueron rebotados de Champions, quedando terceros en sus grupos. Cuando llegaron a la Europa League, los dos ya partían con la vitola de favorito, pero los datos decían que ni mucho menos eran los mejores equipos que procedían de la Liga de Campeones. El Shakhtar sacó tres puntos y el Sevilla seis, por detrás de equipos ya eliminados como el Manchester United (ocho), Olympiacos (nueve), Oporto (diez) o Valencia y Bayer Leverkusen (seis). En este análisis habría que incorporar los rivales a los que se enfrentaron los hoy semifinalistas: a los ucranianos les tocó el Madrid y PSG y a los españoles, a la Juventus y Manchester City.

Para llegar hasta aquí, los de Emery eliminaron al Molde noruego (3-1 en el global), Basilea (3-0) y Athletic (3-3, en los penaltis). Su victoria en San Mamés fue la única que consiguió a domicilio y ese será su primer handicap del partido de este jueves. Por su parte, los ucranianos eliminaron al Schalke 04 (3-0), al Anderlecht belga (4-1) y al Sporting de Braga (6-1). 

Saben también los ucranianos lo que es ganar la competición. Fueron los últimos que ganaron la Copa de la UEFA con ese nombre, en 2009. A diferencia de los españoles, no conocen la derrota en Europa League y se aferran a este título para 'salvar' la temporada, una vez que la Liga la tienen prácticamente imposible (a falta de tres jornadas, el Dínamo de Kiev le saca siete puntos). Ya le pusieron en aprietos al Real Madrid esta temporada en el Arena Lviv, cuando casi remonta un 0-4. 

Villarreal - Liverpool: la final anticipada

Se llenará El Madrigal para un partido con mucho olor a Champions. De primeras, los españoles estarán (salvo catástrofe) en la próxima edición de la máxima competición de clubes. El Liverpool, sin nada en juego ya en Premier, ve esta Europa League la manera de recuperar viejas glorias, además de ser la única forma en la que pueden jugar la próxima Champions.

El Villarreal tiene una cita con la historia. Estas son sus terceras semifinales de la competición y la cuarta europea. Precisamente esta semana se cumplieron diez años de la más recordada, aquella en la que un penalti fallado por Riquelme en el minuto 89 del partido de vuelta les privó de jugar la final de la Champions en 2006.

Será el tercer intento del conjunto amarillo de ganar la competición, siendo esta vez en la que parecen más preparados. En 2011 fueron arrollados por el posterior campeón, el Oporto de Falcao, con un 5-1 en la ida. La otra oportunidad se remonta a 2004 y también perdieron contra el que acabaría ganando la competición, el Valencia de Rafa Benítez, en este caso por 1-0 global tras una ajustada eliminatoria que se decidió por un penalti.

No le faltará ilusión y, sobre todo, fútbol a los de Marcelino, que, tras una brillante temporada, solo les falta el broche final y llegar a Basilea superaría todas las expectativas. Jugarán arriba los cuatro fantásticos: Denis Suárez, Jonathan Dos Santos, Soldado y Bakambu. El congoleño será la gran amenaza de un Liverpool que parte como gran favorito de la competición y más tras la heroica remontada ante el Borussia Dortmund en cuartos.

Liderados por Jürgen Klopp, el alemán ha reconducido a este histórico equipo y ha devuelto el nombre del Liverpool, situado ya en Europa. En El Madrigal jugará sin Origi, Emre Can, Jordan Henderson (lesionados) y Mamadou Sakho (apartado por dar positivo en un control antidopaje). El Liverpool ya ganó tres Copas de la UEFA (la actual Europa League),: 1973, 1976 y, la más recordada por el público español, la de 2001 al Deportivo Alavés en la prórroga y con gol de oro. 

Contado todo, solo queda esperar a las 21:05 horas de este jueves. Será cuando la Europa League parezca Champions y cuando el fútbol de los jueves se asimile al de los martes o miércoles. Ese es el gran triunfo de una competición en la que, como su hermana mayor, también dominan los españoles.