Copa del Rey de Fútbol

La Audiencia Nacional obliga al juez Andreu a investigar la pitada en el Camp Nou

Señala que el ambiente institucional frente a la independencia en Cataluña ha cambiado desde 2009 a 2015. 

Las esteladas poblaron el sector azulgrana del Camp Nou durante la pitada al himno.

Las esteladas poblaron el sector azulgrana del Camp Nou durante la pitada al himno. EFE

  1. Copa del Rey de Fútbol

La Audiencia Nacional acaba de ordenar al juez Fernando Andreu que reabra la causa por la pitada a los reyes en el Camp Nou el pasado año. De esta manera la Sala de lo Penal estima el recurso de la Fiscalía.

El instructor había archivado la causa al entender que en 2009 ya hubo otra pitada y no se consideró delictivo. Sin embargo, ahora el tribunal explica que el ambiente institucional frente a la independencia en Cataluña no era igual en 2009 que en 2015. "Basta como hecho notorio, los acontecimientos y sobre todo las decisiones políticas del Gobierno catalán que se han adaptado en los últimos dos años en orden de conseguir la independencia en Cataluña".

La Fiscalía considera que existen posibles indicios de delitos de injurias contra el titular de la Corona y de ultrajes a los símbolos o emblemas de España por la pitada que se hizo en el Camp Nou el 30 de mayo de 2015 antes del partido entre el Barcelona y el Athletic Club de Bilbao en la final de la Copa del Rey con la asistencia de Felipe VI.

La pitada de miles de personas en las gradas duró un minuto, mientras sonaba el himno del España. Con el estadio lleno los pitidos se hicieron notar en el Camp Nou, mientras ondeaba una estelada gigante en la zona de seguidores barcelonistas.

Sin embargo, Andreu calificó de “desagradables” los hechos ocurrido, pero entiendía que no hay un comportamiento injurioso. Según explicaba en su archivo, la querella denunciaba no solo un comportamiento injuriante sino una intencionalidad finalista, como es la de obtener la independencia de la Comunidad de Cataluña del Reino de España, todo ello encubierto bajo el disfraz de la "libertad de expresión" y llevado a cabo con una manipulación de la misma. Ahora, la Sala le obliga a investigar y buscar a los posibles autores del delito, así como a practicar las diligencias oportunas.