Revolución futbolística en el sur de Madrid

Leganés y Getafe: el equipo pobre se sube a la chepa del rico

El desplome 'azulón' y el insólito liderato de los 'pepineros' en Segunda anuncian una nueva era deportiva en la Comunidad.

María Victoria Pavón, presidenta del Leganés.

María Victoria Pavón, presidenta del Leganés.

  1. Club Deportivo Leganés
  2. Getafe CF
  3. Liga BBVA
  4. Segunda División
  5. Competiciones
  6. Comunidad de Madrid
  7. Equipos deportivos

Hace sólo cinco años, el estadio de Butarque albergaba partidos entre el Leganés y el Getafe B. Los 'pepineros' no lograban volver a Segunda División y llenaban su campo para ver al filial de su eterno rival, sólidamente instalado en Primera. "Las bromas eran constantes", recuerda ahora María Victoria Pavón, presidenta del 'Lega', la primera mujer que ocupa el cargo en 81 años de historia. 

Ha pasado un lustro y el panorama futbolístico en el sur de Madrid ha sufrido un vuelco total. El Getafe, que ha sacado dos puntos en sus doce últimos partidos de Liga, olfatea el descenso con horror. Penúltimo clasificado a falta de seis encuentros, el club presidido por Ángel Torres es el menos goleador de Primera y juega los domingos en un Coliseo Alfonso Pérez medio vacío.

María Victoria Pavón

María Victoria Pavón

A diez kilómetros de distancia, el Leganés atraviesa en cambio la mejor coyuntura de su existencia. Es líder en Segunda (por primera vez en su vida), está a solo nueve partidos de un ascenso inverosímil a Primera División, abarrota Butarque y hace unas semanas cumplió un año sin perder en su campo. 

"Alucinados"

Por la localidad madrileña se respira alegría. "Toda la vida ha habido cánticos contra el Getafe en nuestro estadio", cuenta Fermín, 41 años, socio 'pepinero' desde su juventud. Ya no. "Ahora estamos tan alucinados con nuestro equipo que no prestamos atención a nada más", explica en la puerta del estadio, 72 horas antes de que el equipo se presente en Alcorcón, este domingo, para quitarse un rival de en medio y prolongar el sueño una semana más.

El Leganés, empatado a puntos con el Alavés, mantiene cinco puntos de distancia sobre el tercer clasificado y lucha todos los días por no perder la calma (ascienden a Primera dos equipos directamente; la tercera plaza se juega en un play-off entre los cuatro siguientes clasificados). Nunca soñaron con estar así en pleno mes de abril. "Hasta ahora no nos ha dado tiempo a disfrutar de nada. Queda muchísimo y estamos hasta arriba de trabajo", explican en las oficinas del club antes de que EL ESPAÑOL sea recibido por la presidenta de un club con 4,5 millones de presupuesto (menos de la mitad de lo que cobran al año varias estrellas de Primera) que se ha encaramado a la cima de la división de plata con un equipo compuesto fundamentalmente por descartes de otros clubes.

Lo primero fue volver gastar lo que generábamos realmente

"Lo primero fue volver a nuestra realidad, volver a gastar lo que generábamos realmente", explica Pavón sobre su aterrizaje en el club en 2009. "No por eso tuvo el equipo menos calidad...", aclara después. El Leganés era un equipo acostumbrado a reinventarse cada año ("los que triunfan se van a equipos con más nombre, cada año tenemos que volver a empezar"), prosigue, "pero el verano antes del ascenso se fue todo el mundo: técnico, preparador de porteros, jugadores... Se iba todo el mundo, fue un verano muy difícil. Y nosotros no podíamos precipitarnos con los fichajes; no podíamos pagar salarios altos. Sin embargo, ascendimos".

"Enorme igualdad"

¿Qué pasó? "Hicimos un buen grupo en el vestuario, con gente que venía a reivindicarse en el fútbol, con ganas, y el míster supo cómo gestionar todo ello. Fue, además, el primer año que teníamos un director deportivo propio. Era un equipo nuevo. No empezamos bien, pero fuimos evolucionando, nos jugamos el play-off en el último partido, había una enorme igualdad. Pero teníamos una defensa muy sólida y fuimos avanzando, solucionando los partidos por 0-0 y 1-0, hasta ascender en Hospitalet".

Corría el 22 de junio de 2014. No han pasado dos años y el Leganés es el equipo mejor colocado para subir a la Liga de las Estrellas. Messi y Ronaldo podrían venir a Butarque antes de Navidad y la afición no sabe cómo contener la euforia. "Es inexplicable", comenta otro socio (Manuel) por las calles de esta localidad de 187.000 habitantes. "El entrenador es clave, eso es evidente, porque el equipo está lleno de descartes. Fíjate en este chico, Timor, que acaba de llegar del Valladolid porque no le querían y ya es titular con nosotros". 

María Victoria Pavón

María Victoria Pavón

Pero hay más factores que un buen técnico (el ex futbolista Asier Garitano). El número de abonados del 'Lega' se ha duplicado en las dos últimas temporadas, hasta los 5.000 actuales, fruto de una política creativa y agresiva de suscripción que ofrecía, por ejemplo, un pase de mitad de temporada a 49 euros. Las gradas suelen ofrecer un buen aspecto todos los fines de semana. Pavón expresa con satisfacción contenida que se trata de un club "saneado", en una situación muy diferente a los años de decadencia que seguirían a la frustrada y grandilocuente operación del empresario argentino Daniel Grinbank en 2003.

El futuro del Getafe

En la ciudad vecina (170.000 habitantes) se percibe silencio y cierto desapego, aunque el club espera este sábado una mejor entrada durante la jugosa (pero temible) visita del resucitado Madrid de Zidane. Los aficionados parecen desconectados de un equipo controlado todavía por Ángel Torres y el club no permite entrevistas "personalizadas" a los medios de comunicación. No hay pasión en el estadio ni en las calles: el fantasma de la desaparición acecha a un club que lleva 12 años en Primera División y ha recurrido a un entrenador mediático y sin mucha experiencia, Juan Eduardo Esnáider, para salvar a un equipo que hace justo ocho años, guiado por Michael Laudrup, perdía en Múnich los cuartos de final de la UEFA en una de las derrotas más injustas y dolorosas que se recuerdan en los últimos tiempos.

Uno de los jugadores 'azulones', Mehdi Lacen, afirmó hace unas semanas en los micrófonos de Movistar+ tras una derrota: "Somos una auténtica mierda como equipo y como sigamos así nos vamos a Segunda de cabeza. No metemos goles y nos meten muchos. Tenemos que borrar todo esto. Pedimos perdón a la afición, la gente que está ahí todos los días. Somos los culpables de todo".

Presentación de Esnáider en el Getafe

Presentación de Esnáider en el Getafe Efe

El entonces técnico, Fran Escribá, trató de enfriar los ánimos un rato después afirmando que "esa frase no es la que nos define". Pero el equipo siguió sin sumar puntos. Escribá fue despedido el pasado lunes. El presidente Torres anunció sobre su sustituto: "Va a ser gente hecha, no ha trabajado en el Getafe y es español, ha entrenado a equipos importantes". Horas después, presentaba al argentino Esnáider, con paso por el banquillo del Zaragoza B y el Córdoba, que fue segundo entrenador del club madrileño durante cinco partidos en 2009. 

"Acostumbrados a estar en Primera"

Pavón, la prudente y feliz presidenta del 'Lega', opina sobre la escasa afluencia de público al Coliseum Alfonso Pérez que “se han acostumbrado a estar en Primera y ya no le dan valor… Lo ven como algo normal… A mí me lo cuentan en la directiva a veces. Y tiene muchísimo mérito para ciudades pequeñas como las nuestras. Luego las gestiones son diferentes, cada uno la suya”. 

Las deudas persiguen al club desde hace años y lo colocan cíclicamente en la órbita de diferentes grupos inversores extranjeros. Tiene cinco veces más presupuesto que el 'Lega', pero es uno de los equipos con menos dinero de Primera. Miguel Galán, vecino de Getafe y presidente del Centro Nacional de Formación de Entrenadores, opositor de Ángel Villar en las próximas elecciones a la Federación de Fútbol, afirma que el club "fue un invento de Pedro Castro [ex alcalde socialista], que puso dinero público para estar en Primera, hizo el estadio, el centro de entrenamiento, todo en detrimento de las escuelas, a golpe de talonario".

El Getafe tiene difícil la continuidad

Su diagnóstico es francamente negativo: "En Getafe no hay infraestructura de afición ni cultura de peñas, falta sentimiento... Hay sólo una minoría afín". Según Galán, el riesgo de desaparición del club no es una exageración periodística. "Tiene difícil la continuidad... Ángel Torres debería dejar paso a nuevos inversores, no tiene ya muchas ganas y hace falta una inyección económica y publicitaria para que no desaparezca". (El presidente 'azulón' ha especulado varias veces con su jubilación).

Fran Escribá, en su último partido con el Getafe

Fran Escribá, en su último partido con el Getafe Efe

Si el Leganés asciende y Rayo y Getafe logran salvar la categoría, sería la primera vez que la Comunidad de Madrid contase con cinco equipos en Primera División. Técnicamente, podrían ser incluso seis si el Alcorcón (sexto clasificado en Segunda) terminase la temporada de forma triunfal. Volverían los viejos derbis entre Getafe y Leganés en una de las mejores ligas del planeta. Faltan muchos partidos todavía. Pero de no mediar una reacción 'azulona' serán los 'pepineros' quienes miren desde arriba a los que sólo hace unos años bromeaban sobre ellos desde las alturas financieras, antes de la crisis, cuando el dinero parecía sobrar en España y en el fútbol.