Entrevista

Verónica Boquete: “Con una candidata a la presidencia, tendríamos Gobierno”

EL ESPAÑOL habla con la internacional española y jugadora del Bayern de Múnich.

Verónica Boquete, con la camiseta del Bayern Múnich.

Verónica Boquete, con la camiseta del Bayern Múnich. Verónica Boquete

  1. Verónica Boquete
  2. Fútbol femenino
  3. Bundesliga
  4. FC Bayern de Múnich
  5. Entrevistas

Verónica Boquete (Santiago de Compostela, 1987) jamás alza la voz. Habla tranquila, sin prisa, pero siempre dejando caer su verbo con la cadencia del sentido común que pregona. Ella no pega voces ni las propicia. Sin embargo, la internacional española, fruto de su experiencia como exiliada -”soy una más”, ha confesado siempre- y de sus éxitos, se ha convertido en el principal referente de las niñas que la idolatran. Esta temporada, su Bayern Múnich está a punto de ganar la Bundesliga -marcha a 12 puntos del Wolfsburgo, segundo-, juega las semifinales de Copa (el 3 de abril contra el SC Sand) y puede clasificar en breve a la selección para la próxima Eurocopa (son primeras de grupo y juegan contra Portugal y República de Irlanda a principios de abril). Eso sí, antes se para a charlar con EL ESPAÑOL. Sin obviar ningún tema…

El año pasado estuvo jugando en Frankfurt y esta temporada lo está haciendo en Múnich. Ya es casi una alemana más…

[Risas] La verdad es que estoy muy contenta. En Frankfurt, al ser el primer año, quizás fue todo un poco más difícil. Pero aquí en Múnich ha sido todo más fácil y además se nota el cambio en la gente, que es más abierta. Y luego en el club es todo bastante profesional. Lo único malo ha sido la lesión que he tenido en los isquios, pero por suerte ya estoy recuperada.

En lo deportivo, están en una posición inmejorable: quedan 18 puntos por disputarse y se encuentran a 12 del segundo, el Wolfsburgo, así que la Bundesliga la tienen prácticamente en el bolsillo.

Todo está yendo muy bien. Es cierto que nos quedamos fuera de la Champions muy pronto, pero estamos centradas en lo que tenemos por delante: somos líderes de la Bundesliga y estamos en las semifinales de Copa (jugarán el próximo 3 de abril contra el SC Sand). Además, el habernos quedado fuera de Europa nos ha dado margen para preparar los partidos.

¿Tiene mucho que envidiar España a la Bundesliga?

Bueno, la Bundesliga es probablemente la competición más fuerte del mundo, entonces sí que hay diferencias. Múnich quizá no sea el lugar donde hay más afición si la comparamos con otras ciudades como Postdam, donde el fútbol femenino está más arraigado, pero aquí poco a poco va creciendo y lo irá haciendo mucho más según lleguen los éxitos.

En cuanto a España, queda mucho por hacer. Para tener una Liga profesional hay que escalar una montaña, pero para llegar a la cima hay que dar muchos pasos primero. Y para ello tienen que mejorar las condiciones, los horarios, los campos, que se nos ayude a compaginar el estudio y el trabajo. Y para que llegue todo esto hace falta un cambio social que tiene que llegar por diferentes vías: el Gobierno, los clubes, las jugadoras, las escuelas… Esperemos que yendo de la mano el camino pueda ser más corto.

Hablando del Bayern. ¿Se cruza mucho con Rummenigge y Beckenbauer?

Pues la verdad que nos vemos bastante porque todos salvo el primer equipo masculino compartimos el comedor. Y esa es una de las cosas más especiales que tiene este club, que aunque sea muy grande sigue manteniendo esa sencillez y hay mucha cercanía entre todos.

¿Y cómo son Rummenigge y Beckenbauer?

[Risas]. Yo los veo como si fueran típicos directivos. Pero se agradece que sean cercanos, que te hagan saber que te siguen, que saben cómo fue el partido del domingo…

Con los que sí hablará algo más será con Javi Martínez, Pep Guardiola y cía…

Bueno, ellos me dieron la bienvenida cuando llegué, pero sólo tenemos un trato profesional. Quizás al que más he visto es a Javi, que de vez en cuando viene a visitarnos a la Ciudad Deportiva o cuando tenemos eventos… Y luego sé que Pep Guardiola se ha interesado bastante por mí durante mi lesión y ha preguntado en varias ocasiones cómo iba mi recuperación. Pero no tenemos mucho más trato.

De Guardiola dicen que habla en alemán hasta con los españoles. ¿Y usted, qué tal lo lleva?

[Risas]. Yo creo que la vida sigue siendo bastante corta para aprender alemán, pero es verdad que entiendo algo más y sigo yendo a clases. Aunque con la lesión y la poca motivación que tengo -hablo inglés con mis compañeras y en Múnich se puede ir con él a cualquier parte-, pues la verdad que no tengo la necesidad y lo voy dejando. Es realmente complicado [Risas].

En alguna ocasión ha reconocido que se siente una más de la generación de emigrantes que han salido de España en los últimos años. En ese sentido, ¿cómo ven los alemanes a los españoles?

La imagen que tienen de nosotros es que no trabajamos demasiado y nos tomamos la vida con tranquilidad. Se creen que nosotros sólo pensamos en fiestas y todo eso. Pero luego se van dando cuenta de que tenemos mucho talento en diferentes aspectos de la vida. Y, al fin y al cabo, la gente que viene a Múnich lo hace para trabajar. También para disfrutar, obviamente, pero trabajamos. Lo que es una realidad es que tenemos una mentalidad diferente. Pero poco a poco le van cogiendo el gusto…

Verónica Boquete, entrenando con el Bayern de Múnich.

Verónica Boquete, entrenando con el Bayern de Múnich. Verónica Boquete

Imagino que también ha cambiado su percepción de los españoles desde que salió de España.

Sí, claro. Al principio creía que la gente venía aquí sin más. Pero no es así. Hay muchas personas cualificadas en sus profesiones y que llegan aquí porque quieren algo mejor. Todos vienen a trabajar y además lo hacen para progresar, aquí las condiciones son mejores que en España.

En España llevamos dos meses sin Gobierno. ¿Inquieta la situación desde la distancia?

Por un lado, damos la imagen de ser un país que no está unido, que no es fuerte, y que somos un poco banda. Pero por otro lado es el síntoma de que algo está cambiando y de que los españoles ya no aceptamos cualquier cosa. Y creo que eso es bueno. Estamos cansados de que las cosas se hagan mal. Si llevamos meses sin Gobierno es porque hay un revuelo en España. Hay un movimiento y queremos algo mejor.

Habla de cambio. ¿Hace falta una mujer para que sea completo?

Yo creo que ha sido un gran error por parte de todos los partidos no ir con un candidato femenino. Eso habría sido positivo y, probablemente, una líder mujer habría ganado las elecciones. Y quizás ahora tendríamos una presidenta del Gobierno.

¿Seguirá siendo machista el mundo mientras siga gobernado por hombres?

Seguramente sí. Yo me alegro cuando veo a mujeres que dirigen cosas, eso ayuda al cambio. Pero no es cuestión de cupos y tampoco tiene que haber mujeres porque sí, sino porque estén cualificadas. Pero a veces necesitamos que nos den esa oportunidad.

Usted ha dado un paso como Embajadora de la Liga.

Yo lo veo como un guiño de la Liga en su compromiso por impulsar y ayudar al fútbol femenino. Pero también es un paso hacia la civilización. ¿Si hay embajadores hombres, por qué no hay mujeres? Creo que es un síntoma para normalizarlo todo y, al mismo tiempo, nos ayuda a darnos visibilidad y hacer que vayamos a una igualdad práctica y no sólo teórica.

¿Hace falta que las mujeres también den un paso hacia delante?

Sí, eso está claro. Tiene que haber un compromiso valiente y de lucha. Hasta ahora nos ha sido más complicado que a los hombres, pero eso está empezando a cambiar y lo que necesitamos son mujeres capacitadas que estén al cargo en puestos directivos. Somos iguales o mejores que los hombres.

Al final, usted siempre dijo que a las niñas les hacían falta referentes y han encontrado uno muy bueno en su labor. ¿Siente presión por ello?

No siento presión, pero sí responsabilidad y, sobre todo, motivación. Sé lo que les aporto a ellas y saber que soy un referente para todas ellas lo siento cada día. Pero, ya digo, sobre todo siento motivación para seguir trabajando y abriendo puertas.

Y qué mejor forma que abrir puertas que conseguir la clasificación para la Eurocopa con España.

Sí, estuvimos en el Mundial y yo creo que eso fue un punto de inflexión para nuestro deporte. Ahora tenemos dos partidos importantes contra Portugal (8 de abril) y República de Irlanda (12 de abril). Y en ellos podemos certificar casi la clasificación para un torneo que nos haría mucha ilusión.

Ya para cerrar la entrevista. ¿Se atreve con una receta deportiva y otra de tipo social para el próximo Gobierno (sea quien sea)?

Les pediría que apoyaran a los deportes minoritarios, porque son los que le están dando éxitos a nuestro país. Hay que apoyarlos para que se dé un cambio cultural que es necesario. Y fuera del deporte, les diría que actuaran con sentido común. Al final, estamos cansados de que nos engañen y de que se hagan mal las cosas… Queremos que quien esté al frente trabaje por el bien del país y no por sus intereses individuales.

Veronica Boquete

Veronica Boquete Getty Images