FÚTBOL

Casillas: renovado pese a que los datos hablan de "fiasco"

El presidente del Oporto refuerza la figura del español cuando más se dudaba de él. El equipo portugués recibe el doble de goles respecto al año pasado. 

Casillas en un partido con el Oporto esta temporada

Casillas en un partido con el Oporto esta temporada REUTERS

  1. Iker Casillas
  2. Oporto FC
  3. Portugal
  4. Liga portuguesa
  5. Champions League
  6. Jugadores

Era 12 de julio cuando Casillas aterrizaba en Oporto. Con recibimiento de estrella, Pinto da Costa abría las puertas al portero con una estatua de Mourinho como testigo. Todo eran sonrisas y halagos. Era verano y el fútbol estaba parado.

Ocho meses después, no es que haya en el equipo portugués la misma sensación triunfal. Tras las numerosas dudas que ha dejado Casillas, parece que en el Oporto se empiezan a dividir con la figura del español.

Cuando más se hablaba de una separación entre Casillas y Pinto da Costa, el propio presidente anunciaba que está "todo cerrado" para la renovación del meta hasta 2018. "La pelota está ahora en su lado, porque el trato está cerrado", dijo da Costa. "Es ridículo todo lo que se está diciendo. Hemos hablado con su agente para que siga. Se debe todo a una guerra en España en torno a la titularidad de Casillas en la selección", añadió.

Respondía así a la información que circuló durante todo el miércoles donde se decía que el omnipresente presidente del Oporto habría cargado duramente contra el portero español en una conversación privada. "El fichaje de Casillas ha sido un absoluto fiasco", habría dicho el mandatario portugués. "No sólo no ha cumplido las expectativas, sino que nos ha costado partidos, la Liga y nuestra eliminación en Champions", continuó da Costa.

Pinto da Costa no es un personaje cualquiera en Portugal. 33 años como presidente del Oporto (en abril cumplirá 34), al portugués le ha dado tiempo a vivir de todo. Con un aislado parecido a Jesús Gil, aunque éste sin puñetazos ni declaraciones malsonantes como presentación, el Oporto ha ganado con da Costa 20 ligas, 2 Copas de Europa, 2 Copas de la UEFA (una de ellas ya Europa League), han pasado 22 entrenadores...

Casillas empeora los datos del Oporto

La primer pregunta es clara. ¿Es verdaderamente un fiasco el fichaje de Casillas? El Oporto actualmente tiene 58 puntos y es tercero en la Primeira Liga, a seis puntos del líder Benfica. A estas alturas de temporada, el Oporto del año pasado tenía 62 puntos (cuatro más) e iba segundo a tres puntos del también primero Benfica. 

Ese dato es global, válido para todo el equipo, desde el delantero al portero. Pero aquello que puede darle la razón a los críticos con Casillas es aquello que depende directamente del propio Iker: goles encajados. Y ahí la diferencia es aun más abismal que la de puntos. Si al Oporto de la temporada 2014/15 le habían marcado a estas alturas 11 goles (y al final de toda la Liga fueron 13), al actual Oporto, con Casillas bajo palos y en las mismas jornadas, le han metido más del doble de tantos: 23.

Siguiendo con la comparación, a Casillas le han marcado en seis partidos más de un gol (dos o tres), mientras que el antiguo Oporto solo tuvo que recoger en más de una ocasión su balón de la portería en dos encuentros. Y eso que la temporada pasada hasta tres porteros diferentes jugaron: Fabiano (27 partidos), Helton (7) y Andrés Fernández (2). A todos ellos, en lo que va de temporada, los ha empeorado.

Datos del Oporto con y sin Casillas

Datos del Oporto con y sin Casillas

En el ratio gol por disparo, también Casillas sale malparado. Al portero español le han tirado, hasta el momento, 82 disparos, lo que sale a gol por cada 3,5 remates a puerta. Es también otro dato peor que el del año pasado, donde al Oporto le metían un gol cada 5,45 disparos (a estas alturas le remataron a puerta 60 disparos, veintidós menos que este año). 

En favor de Casillas, se podrá decir que el equipo ha bajado su nivel este año y que el global es más limitado. También que Lopetegui, uno de los motivos por los que Casillas fue a Portugal, cada vez fue más discutido y acabó destituido. Y que la defensa, con los datos ya mencionados, está peor que hace un año.

Esos son datos de Liga. En Europa, también ha ido en retroceso. Si el Oporto de la temporada pasada llegó a cuartos en Champions, el actual fue eliminado en primera fase. A Casillas le marcaron ocho goles en seis partidos, mientras que entre Fabiano y Andrés (fueron los dos metas que jugaron, cinco y un partido respectivamente) les marcaron cuatro tantos. Para más inri, el año pasado pasaron los octavos recibiendo solo un gol y éste, con Casillas y rebotado en Europa League, cayeron otra vez eliminados ante el Borussia Dortmund recibiendo tres goles.

Sus fallos más graves en Portugal

La pregunta es clara. ¿El cambio de tendencia en el Oporto es culpa de Casillas? Achacarle todos los males sería exagerado, pero la realidad es que en aquello que depende directamente de él, el Oporto ha empeorado. El de Móstoles ha tenido numerosos fallos que han costado puntos en Liga y la eliminación de Champions.

Este garrafal fallo ante el Vitoria de Guimaraes le costó el partido al Oporto (1-0). "Manos de mantequilla", tituló al día siguiente la prensa portuguesa.

Ante el Arouca, a Casillas le marcaron a los diez segundos de juego, tras una mala colocación en la que el portero no salió bien. El Oporto perdió 1-2.

En Champions, Iker falló en los dos partidos ante el Dinamo de Kiev. Eran los dos encuentros claves, ya que el Oporto luchaba contra los ucranianos por la segunda plaza de grupo que acabó siendo del Dinamo. En uno salió mal y en otro puso manos blandas y, en vez de despejar acabó metiéndose el balón en su portería. ¿Resultado? Un punto de seis posibles.

En uno de sus últimos grandes fallos, aunque esta vez no costó puntos, salió hasta el centro del campo sin sentido alguno.

En el colmo de la mala suerte, Casillas hasta se marcó un gol en propia puerta en el duelo ante el Dortmund.

No es que el Oporto sea un equipo peor con Casillas, pero los datos demuestran que es más vulnerable. Recibe más goles, pierde más puntos, es más frágil en defensa y recibe más goles por disparo a puerta. Y los fallos del exmadridista han contribuido a ello.