COPA DE EUROPA

Luciano Vietto, el goleador sin orgasmo del Atlético

El conjunto del Manzanares ha hecho nueve dianas en los últimos tres partidos. Simeone reconoce que es gracias al delantero (aunque sólo lleve tres tantos esta temporada). Apunta a titular contra el PSV.

Vietto, en el partido contra la Real Sociedad.

Vietto, en el partido contra la Real Sociedad. Reuters

  1. Champions League
  2. Vietto
  3. Atlético de Madrid
  4. PSV Eindhoven
  5. Diego Pablo Simeone
  6. Competiciones

Cuentan que es complicado ir a una fiesta y no beber, que es difícil acostarse con una mujer y no hacer el amor, y que es imposible ser delantero y no marcar goles. Hay cosas en esta vida que la sociedad no contempla. Sin embargo, todo lo anterior es posible. El disfrute es distinto, pero puede llegar a ser completo, como bien sabe Vietto. Él, a estas alturas de la temporada, tan solo lleva tres tantos en casi 3.000 minutos de juego. No obstante, sabe que su labor (goles aparte) es tan importante como la de cualquier otro jugador del Atlético. Y así debería ser también contra el PSV en la Champions League (20:45 horas).

El pasado sábado, tras la victoria ante el Deportivo (3-0), el Cholo Simeone le 'cargó' a Vietto la responsabilidad del cambio en la dinámica atacante del Atlético de Madrid. “Su presencia, más allá de que no esté convirtiendo, nos permite tener más juego asociado de espaldas. Con él encontramos regularidad y una forma más estable de jugar”. Y, por tanto, el Atlético ha pasado de ser un equipo al que le costaba horrores marcar un gol a ver puerta contraria con una facilidad asombrosa.

Luciano Vietto, en el partido contra la Real Sociedad.

Luciano Vietto, en el partido contra la Real Sociedad. Reuters

La culpa, ya saben, es de Vietto, titular durante los tres últimos partidos y responsable del incremento exponencial de goles ante la Real Sociedad (3-0), el Valencia (1-3) y el Deportivo (3-0). ¿Por qué? En cierto modo, la razón es que no es un delantero al uso. Luciano, como lo llama su madre, es capaz de actuar como mediapunta. Es decir, está capacitado tanto para marcar goles como para generarlos: unas veces tocando de espaldas para facilitar la incorporación de los extremos, y en otras, para tirar diagonales y dejar hueco a los hombres que llegan desde el centro del campo (por ejemplo, a Saúl, segundo máximo artillero colchonero con ocho goles).

El jugador nacido en Balnearia, departamento de San Justo (Córdoba, Argentina), ha ido poco a poco entrando en los planes del Cholo Simeone según ha ido avanzando la temporada. Más o menos, como le ha ocurrido durante toda su vida, desde pequeño, cuando tenía que jugarse las castañas en casa junto a su hermano y su hermana. Pero también después, cuando comenzó a jugar al fútbol. Entonces, con 15 años, en Estudiantes de la Plata, dejaron de contar con él. Ni le apreciaban ni valoraban su esfuerzo.

LLEGADA A RACING

Pero, a veces, para determinadas personas, las dificultades no son sino un acicate para volver a intentarlo. Y así le sucedió a Vietto. Su representante, Jorge Cysterzpiller, consiguió que hiciera una prueba con Racing. Y en el club se lo quisieron quedar. El resto es historia. Simeone, entrenador por entonces de aquel equipo, lo hizo debutar y forjó su carácter: “Lo tuve de técnico y conocía su intensidad y su hambre de gloria. En Argentina demostró mucho saliendo campeón con Estudiantes, River y San Lorenzo. Es lógico que gane cosas y seguro que va a por más”, confesaba la pasada temporada en una entrevista con MARCA, sin intuir que se volvería a reencontrar con él esta campaña.

Precisamente durante el curso pasado, en Villarreal, el delantero dio un salto de calidad tan apreciable como real. Aterrizó en España, se puso a jugar al fútbol y anotó 20 goles en 48 partidos. Es decir, se consagró en Primera división y llamó con fuerza a la puerta de los grandes clubes. Sin saber, obviamente, que en verano el Atlético preguntaría por él y llegaría a abonar 20 millones de euros para fichar a la joven perla argentina. Pero así fue, con el favor del Cholo Simeone y su rendimiento previo como aval para jugar en el Calderón.

Pero lo cierto es que su figura no ha sobresalido hasta este momento, a final de temporada. “Necesitamos darle tiempo”, reconocía el Cholo no hace tanto en rueda de prensa. Y estaba en lo cierto. Con tres goles en casi 3.000 minutos, los gurús de los datos pensarán que su rendimiento no está contrastado. Pero lo cierto es que tras estos tres últimos partidos, su solvencia está del todo probada. “Fíjate si es importante para nosotros, que a mí me ha dado tres asistencias esta temporada”, reconocía Saúl, preguntado por EL ESPAÑOL, en zona mixta el pasado sábado. Y todo indica que así será contra el PSV. Aunque, dicho sea de paso, si hay orgasmo probablemente todos estén más contentos tras el partido. 

Luciano Vietto, en el partido contra el Deportivo.

Luciano Vietto, en el partido contra el Deportivo. EFE