Europa League

Liverpool vs. United, historia contra realidad

El duelo por excelencia del fútbol inglés se estrena en Europa. Un enfrentamiento de entidades históricas en horas bajas condenadas a verse las caras en la segunda línea continental.

The Kop, durante el último Liverpool-United de la Premier League.

The Kop, durante el último Liverpool-United de la Premier League. Getty Images

  1. Europa League
  2. Liverpool FC
  3. Manchester United
  4. Reino Unido
  5. Competiciones

“Es la madre de todos los partidos, es el tipo de choques con los que uno sueña de joven”. Así ha definido Jürgen Klopp el encuentro que enfrenta a Manchester United y Liverpool en Europa League. Un mensaje motivador para un Liverpool en clara dinámica ascendente, con el mismo objetivo que su rival, el Manchester United: jugar la próxima Champions League. El contexto es atractivo, el clásico inglés se estrena en Europa y sólo puede quedar uno. Aunque los jugadores que soñaban de jóvenes con este tipo de partidos lo hacían en un contexto distinto.

Enemigos y líderes

Las ciudades de Liverpool y Manchester han tenido rivalidades históricas cuya raíz ha quedado unida al fútbol para siempre. Ambas urbes se han enfrentado durante siglos por el liderazgo, primero económico, futbolístico después, del noroeste inglés.

En plena Revolución Industrial los mercaderes de Manchester estaban a merced de los comerciantes del puerto de Liverpool, quienes fijaban los aranceles por el traslado de los productos de su región a la ciudad mancuniana. Para poner fin a ello, Manchester construyó el que fue el canal más grande del mundo en aquel momento que permitía la entrada de mercancías saltando a los intermediarios de Liverpool, que no aceptaron de buena gana la noticia. Es por esa construcción por la cual los equipos de Manchester lucen un barco en sus escudos.

Apenas unos meses separaron la inauguración del canal del primer enfrentamiento entre Liverpool Football Club y el entonces denominado Newton Heath, posteriormente, Manchester United. Liverpool se vengó mandando a sus rivales a segunda. Así empezó la rivalidad futbolística más grande de Inglaterra, oficialmente en 1895. En realidad no fue sino una válvula de escape para una enemistad por un canal inaugurado en 1894 pero propuesto por primera vez en 1660.

Ese dominio económico de Liverpool y Manchester al noroeste de Inglaterra se vio reflejado en el fútbol. Ambas ciudades comenzaron a llenar sus vitrinas, superando en importancia a la capital y prosiguiendo en una lucha por la soberanía, esta vez en los campos de fútbol. Así lo refleja el número de trofeos que obtuvieron, Manchester United (62) y Liverpool (60) siguen siendo los clubes más exitosos del fútbol inglés.

Un clásico descafeinado

La grandeza de esta histórica enemistad convierte este duelo en una fecha señalada en el calendario. Aunque no todo brilla en esta eliminatoria. Manchester United y Liverpool buscan en la Europa League una vía para entrar en la próxima Champions League. Sin duda Manchester United y Liverpool han tenido años más dorados que los actuales.

Pero del rodillo que dirigió Sir Alex Ferguson o de la máquina de superar eliminatorias europeas que fue el Liverpool de Rafa Benítez ya no queda nada. Manchester United y Liverpool han pasado página de generaciones e ídolos pretéritos y buscan reiniciar una andadura exitosa, para eso hay que iniciar un camino en la segunda fila, lejos de la Champions League y del título de Premier.

Ilusión para crecer

Los aficionados de Anfield y Old Trafford han encontrado nuevos motivos para ilusionarse. Sea un técnico que ponga de acuerdo a todos o un canterano que vaya a convertirse en la reencarnación de un ídolo. La necesidad de sentir que se puede confiar en algo más que un pasado glorioso. Algo que encarnó Jürgen Klopp, dejando claro que lo importante es lo que viene, no lo que se celebró: “La historia es bonita pero no puedes cargarla en tu mochila. No se puede estar haciendo comparaciones con otros tiempos, se trata del futuro”.

El proyecto del técnico alemán ha arrancado con buen pie, en apenas unos meses la dinámica en liga ha ido mejorando, la Europa League ha pasado de olvidada a prioritaria e incluso se ha acariciado una copa que los penaltis acabaron alejando. El fútbol “más emocional” que buscaba Klopp está llegando y se ha pasado de la indefinición a la movilidad y agresividad de Firmino, Coutinho y Lallana. El Liverpool está iniciando una nueva era aunque con una plantilla construida para otra idea. Hay motivos para la ilusión pero el objetivo queda lejos.

Al Manchester United le falta Sir Alex Ferguson y eso todavía no se ha superado aunque sí se ha suavizado la depresión. Tras el amargo paso de Moyes, Louis van Gaal fue el elegido para recuperar el estatus de potencia. Como la idea propuesta por el técnico holandés no invita a ilusionarse en exceso Old Trafford ha buscado otra distracción, se llama Marcus Rashford, tiene 18 años y ha marcado 4 goles en sus primeros 4 partidos con el primer equipo. Su irrupción ha amainado el temporal, siguen siendo tan ‘boring’ como hace semanas pero al menos lo hace con una cara nueva.

La ilusión es lo que mueve a estos dos grandes, la esperanza de volver a ser tan grandes como hace años. A lo largo de la historia ha habido Manchester United – Liverpool de más nivel e importancia pero eso no permite bajar los brazos. Los rivales lo son siempre, éste es el mejor reflejo, da igual que sea 1660, 1894 ó 2016.