Periodismo

José María García: “Ya me puedo morir tranquilo”

Vicente Ferrer Molina, subdirector de EL ESPAÑOL, presenta su libro Buenas noches y saludos cordiales sobre la vida del irrepetible periodista radiofónico. 

Pedro J. Ramírez, José María García; y Vicente Ferrer.

Pedro J. Ramírez, José María García; y Vicente Ferrer. Ralf Pascual

  1. José María García
  2. Memorias
  3. Periodismo
  4. Radio
  5. Pedro J. Ramírez

Vicente Ferrer Molina, subdirector de EL ESPAÑOL, presentó este jueves Buenas noches y saludos cordiales, biografía sobre José María García (Editorial Córner). Un libro que cuenta con el testimonio del propio periodista radiofónico y que recorre su vida a través de las palabras de múltiples compañeros de profesión.

La presentación tuvo lugar en la Librería Lé en compañía de Pedro J. Ramírez, director de EL ESPAÑOL, y Carlos Ramos, director editorial de Córner. Además, al acto se acercaron, entre muchos otros, el seleccionador español Vicente del Bosque y compañeros de profesión como Raúl del Pozo (El Mundo), Javier Ares (Onda Cero), Eduardo Inda (OK Diario), Manuel Jabois (El País), Óscar Campillo (Marca) o David Gistau (ABC).

El libro, que ya va por la tercera edición cuando apenas lleva un mes en las estanterías, es fruto del azar, como reconoció el propio autor, Vicente Ferrer Molina: “Yo escuchaba a García por la radio, pero nunca me pude imaginar que fuera a escribir un libro sobre él”. Pero así lo hizo, aunque no sin dificultades: “Me pareció insólito que no hubiera ninguna biografía sobre José María García, así que me puse con ello. Y es cierto que en algunos momentos, cuando había personas a las que no les apetecía colaborar, se me hizo complicado. Pero algunos compañeros se leyeron diferentes capítulos y me dijeron que tenía buena pinta, así que seguí”.

Pedro J. Ramírez y José María García.

Pedro J. Ramírez y José María García. Ralf Pascual

En cuanto a la intención del libro, Vicente Ferrer siempre la tuvo clara: “No quería escribir una biografía para su gloria. Quería contar una época. Creo que era una obligación de la profesión hacerla. Es un defecto bastante español no reconocer a veces los méritos de otros. Por eso creo que era una necesidad escribirla”, sentenció.

JOSÉ MARÍA GARCÍA: “YA ME PUEDO MORIR TRANQUILO”

Raúl del Pozo, que el mismo jueves le dedicó su columna en el diario El Mundo, abrió el acto recordando la primera vez que se conocieron: “Nos vimos en el café Gijón y compartimos días en el diario Pueblo y creo que es la mejor persona que he conocido nunca”, reconoció el veterano periodista y columnista. Palabras que le llegaron a José María García muy dentro: “Después de esto ya me puedo morir tranquilo”, sentenció.

Asimismo, Pedro J. Ramírez, director de EL ESPAÑOL y escritor del prólogo del libro, también le dedicó unas palabras a José María García: “Creo que era una oportunidad de colocarlo en perspectiva y en el lugar que sigue ocupando en la historia del periodismo. Ha habido dos grandes innovadores del lenguaje: en el periodismo escrito fue Paco Umbral y en el audiovisual, José María García”, concluyó.

NO HAY NADA PEOR QUE LA INDIFERENCIA

José María García, en un discurso lleno de anécdotas y de referencias a los que compartieron con él horas de programas, reconoció que su éxito, quizás, fue cosechar miles de amigos y de enemigos. “Lo peor es la indiferencia. Pero ahora, 15 años después, me doy cuenta de que me quiere todo el mundo”. Y no perdió la ocasión para hablar de su profesión: “No hay periodismo de investigación, sino de denuncia. Yo sería partidario de recuperar el primero. Me da mucha pena cuando un subdirector de un periódico deportivo sale con la camiseta del Real Madrid y luego lo premian. Ser periodista es ser independiente y plural. Tenemos que volver a ello”.

Por último, antes de cerrar el acto, reconoció que no ha leído el libro en su totalidad y desveló como se llevó a cabo: “Tenía muchas dudas. Lo primero, por el instigador, Raúl del Pozo. Sin embargo, Vicente me convenció cuando me dijo que no me iba a hacer una felación. Por tanto, ha tenido libertad absoluta para escribirlo, por eso es una biografía no autorizada, pero sí consentida. Me preguntó si podía hacerme una entrevista de cinco horas y le dije que no, que serían cinco entrevistas de una hora”, sentenció.

García dejó el micrófono antes de las fotos, pero no por última vez. Al fin y al cabo, es posible que no ejerza desde hace tiempo, pero siempre será periodista. Incluso, “volvería mañana si se dieran las condiciones”. Palabra de Vicente Ferrer.

José María García y Vicente Ferrer.

José María García y Vicente Ferrer. Ralf Pascual