Real Madrid

Zidane dispara la bala del físico

Insiste en el mal estado de forma en el que se encontró a sus jugadores. "Este equipo necesitaba trabajar más físicamente", afirmó.

Zidane en una rueda de prensa con el Real Madrid

Zidane en una rueda de prensa con el Real Madrid EFE

  1. Real Madrid
  2. Zinedine Zidane
  3. RCD Espanyol
  4. Liga BBVA
  5. Deportes
  6. Competiciones

Desde que Zinedine Zidane se hizo cargo del Real Madrid, una preocupación siempre ha estado permanentemente en su boca. En todas sus ruedas de prensa ha tenido un hueco para recordar que se encontró un equipo "físicamente mal" y que tiene "trabajo por delante para recuperar al equipo".

Pronunció el mismo discurso en la previa del partido de este domingo ante el Espanyol (20:30 horas) y esta vez señalando al anterior cuerpo técnico, sin mencionarle directamente. "Este equipo necesitaba trabajar más físicamente", comentó el francés, en un claro mensaje a Benítez. Se une así a la opinión de muchos de sus jugadores, que afirmaron notar un cambio importante en el banquillo, y al discurso de Florentino Pérez.

El presidente alargó el problema físico que arrastra el Madrid desde la etapa de Carlo Ancelotti, en la que los blancos sufrieron un desvanecimiento en el tramo más importante de la pasada temporada, perdiendo todos los títulos en juego. Florentino, cansado por ello, le utilizó como argumento para cambiar de técnico.

Sin que Benítez solucionara el error, le llegó el problema a Zidane, que se muestra optimista: "En estas tres semanas hemos ido mejorando, pero aún queda". El calendario facilita el ritmo de mejora. En todo este mes de enero, el Real Madrid solo tiene un partido por semana y así seguirá hasta mediados de febrero, cuando le llegue la Roma en Champions. 

"Cristiano necesitaba trabajar más"

Tampoco se mordió la lengua el francés cuando le preguntaron por sus jugadores fetiche. De Cristiano aseguró que "necesitaba trabajar más", a la vez que le alabó para que sus palabras no se malinterpretaran. Al cuestionado James le pidió que su talento lo mezcle con ayudas en defensa, mismo caso que Modric, al que reconoció que "no le quiere dar muchas órdenes para no agobiarle". De Isco, siempre comparado con el francés, aseguró ser "muy bueno, pero no sé si con el mismo nivel que yo".

Con todo esto, el Espanyol examina al Madrid en un Bernabéu en el que los catalanes no ganan desde 1996 y en el que sus últimas visitas se cuentan por goleadas. El efecto Galca, tras dos victorias en sus dos primeros partidos, se ha difuminado ya, con cinco encuentros consecutivos sin ganar y la polémica eliminatoria de Copa ante el Barça entre medias.

Zidane volverá al Bernabéu, donde debutó con dos goleadas seguidas. Para este partido, recupera a Sergio Ramos, tras su baja ante el Betis, pero sigue sin Bale, al que espera tener disponible la próxima semana. Más mermado llega el Espanyol, que no contará con cinco de sus piezas claves: Víctor Álvarez y Gerard Moreno sancionados, Felipe Caicedo lesionado y Burgui y Asensio en la grada por la famosa 'cláusula del miedo'.