Atlético de Madrid

El Calderón 'asegura' el pase a semifinales de Copa del Rey

El Atlético de Madrid no recibe un gol en su feudo desde el 13 de diciembre y marca 1’5 tantos por partido. Con los números en la mano, debería clasificarse.

Estadio Vicente Calderón.

Estadio Vicente Calderón. EFE

  1. Atlético de Madrid
  2. Celta de Vigo
  3. Copa del Rey de Fútbol
  4. Deportes
  5. Competiciones

“No hay jugadores jóvenes o viejos; los hay buenos y malos”. Y, a menudo, le faltó decir a Santiago Bernabéu, los primeros son capaces de coger el balón en el centro del campo, irse de tres o cuatro jugadores y enterrar las elucubraciones, los datos estadísticos y las probabilidades de las casas de apuestas. Ocurre, sin embargo, que tratándose del Atlético de Madrid, los números tienden a anticipar los resultados con cierta fiabilidad. Por ejemplo, atendiendo a las cifras, el conjunto del Cholo Simeone, que se mide al Celta este miércoles (20:30 horas), debería clasificarse sin demasiados problemas para semifinales. ¿Por qué? Juega en el Calderón, donde no ha recibido ningún gol desde el 13 de diciembre de 2015 y marca 1’5 tantos por partido en su estadio. Por lo tanto, con los datos en la mano, tendría el pase asegurado.

Si no les valen con estas cifras, pueden acogerse a muchas otras. El Atlético es, de entre los cuatro primeros clasificados de la Liga, el equipo que menos goles recibe en casa (siete en 15 partidos), seguido por el Villarreal (ocho en 16), Real Madrid (10 en 14) y el Barcelona (12 en 17), contando todas las competiciones. A esta fiabilidad en cuanto a goles en contra, se le suma la de tantos a favor: el único partido en casa en el que no ha marcado el conjunto del Cholo Simeone fue el del pasado domingo contra el Sevilla (0-0). Conclusión: si no cambia la tendencia, los colchoneros debería anotar ante el Celta y mantener la portería a cero, lo que les aseguraría la clasificación a semifinales.

Este análisis, que se basa en cifras, sólo encuentra un problema, evidenciado en los dos últimos partidos. El Atlético, en la ida en Balaídos, no consiguió pasar del empate (0-0); y el pasado fin de semana, ante el Sevilla, volvió a suceder lo mismo. “Si generamos ocasiones, tal como estamos haciendo, tarde o temprano acabaremos marcando un gol”, reconocía el Cholo tras el partido contra el conjunto de Unai Emery. Y es que los rojiblancos adolecen de falta de acierto: de los 47 tantos en total que han anotado esta campaña entre todas las competiciones, Griezmann ha hecho 18. El resto de delanteros suman entre todas las competiciones 12 goles, menos que Borja Bastón entre la Copa del Rey y la Liga (15).

Con todos estos datos, el Atlético de Madrid afrontará la vuelta de Copa del Rey con dos precedentes: la victoria en Balaídos en la Liga (0-2), quizá uno de los mejores partidos del equipo del Cholo Simeone en lo que va de temporada, y el empate de la ida (0-0). Eso es lo que ofrecen, objetivamente, las cifras y los resultados previos. A partir de ahí, el resto es fútbol; es decir, es imprevisible. Y en ese sentido, en el estrictamente deportivo, los rojiblancos, como acostumbran a hacer en el Calderón, tratarán de mantener la posesión y buscar opciones a partir de ahí, pese a la opinión generalizada de que juega a la contra, tan solo un 10% de sus goles son así en Liga.

Al otro lado se encontrarán a un Celta que lo ha apostado todo a la Copa del Rey y que podría pasar por primera vez en 15 años a las semifinales. Y que, además, saltará al Calderón con parte de su plantilla descansada: Berizzo sólo jugó con tres teóricos titulares el pasado fin de semana en la derrota (3-0) contra el Rayo Vallecano (Hugo Mallo, Sergio Gómez y Radoja). En cualquier caso, datos que pueden ser desmentidos por cualquiera de esos buenos jugadores de los que hablaba Santiago Bernabéu. Esos que agarran el balón y son capaces de ganar un partido o dar la clasificación a cualquier equipo.