REAL MADRID

“El equipo está muy muy bien”

Zidane simboliza la nueva euforia del madridismo y sólo avisa de que “no puede haber uno, dos o tres jugadores que no defiendan”.

El entrenador del Real Madrid, Zinedine Zidane, durante la rueda de prensa de este viernes

El entrenador del Real Madrid, Zinedine Zidane, durante la rueda de prensa de este viernes Efe

  1. Real Madrid
  2. Zinedine Zidane
  3. Florentino Pérez
  4. Deportes
  5. Equipos deportivos

Siempre se dijo que Zinedine Zidane era un hombre reservado y parco en palabras, pero el subidón que experimenta desde el lunes pasado derivó este viernes en la rueda de prensa más animada y positiva que se ha visto en la ciudad deportiva de Valdebebas en mucho tiempo. La ilusión ha vuelto al Real Madrid con un simple movimiento de fichas y el entrenador personifica el regreso de la alegría al Bernabéu mañana sábado (20.30 horas, ante el Deportivo de la Coruña): donde había silbidos se espera una ovación descomunal.

“Le dije a Karim [Benzema] antes: Qué calidad tenéis”, comentó Zidane tras el entrenamiento “espectacular” de este viernes, el último antes del choque liguero. “Están muy concentrados”, repitió varias veces, “hay mucha intensidad en los entrenamientos y hacen todo lo que yo quería”, afirmó el técnico; frases de notable optimismo cuando sólo han pasado cuatro días desde el despido de Rafa Benítez y cinco desde que el equipo estuviese a punto de perder (aunque con fases de buen rendimiento) en el estadio de Mestalla. “Estoy muy contento”, exclamó en un momento el francés: “Fuerte, contento… Y ellos también”. “El equipo está muy muy muy bien”, fue la conclusión general del nuevo entrenador blanco. "Y estoy convencido de que voy a triunfar".

“Todos deben defender”

El único aviso de Zidane a sus jugadores se refirió al aspecto defensivo, después de que los dos últimos meses de la ‘era Benítez’ mostrasen un equipo partido por la mitad y un escaso compromiso defensivo de Cristiano y Benzema (Bale también en algunos momentos). “No puede haber uno, dos o tres jugadores que no defiendan”, afirmó tajantemente el entrenador. “Todos deben trabajar”. A continuación añadió: “La mejor manera de no defender es tener el balón, y eso vamos a intentar”, una señal clara de su ideario.

Ilusión, concentración, alegría, cariño, trabajo... El vocabulario ha cambiado en Valdebebas. El Real Madrid es, en efecto, un club único y la decisión de cambiar al entrenador ha transformado en unas horas el ánimo de su masa social. El primer examen, mañana sábado, ante el buen Deportivo dirigido por Víctor Sánchez del Amo.