Corrupción

El eslabón español del FIFA Gate

Roger Huguet, CEO de Imagina, la asociación entre Mediapro y Globomedia, acuerda pagar 600.000 dólares y colaborar con la Justicia tras las acusaciones por sobornos y corrupción.

Roger Huguet (con doble nacionalidad española y estadounidense) durante una charla.

Roger Huguet (con doble nacionalidad española y estadounidense) durante una charla.

Un total de 41 personas, entre físicas y jurídicas, acusadas por el Departamento de Justicia estadounidense. Sobornos por encima de los 200 millones de dólares. Un proceso de 25 años en el que directivos de empresas de comunicación y mandatarios del fútbol acordaron por debajo de la mesa la compra-venta de los derechos televisivos a medida que iban aumentando su influencia sobre los designios del deporte rey a escala global. Y en medio de todo ello, relatado por el informe del FBI, un nombre. El de Roger Huguet, con doble nacionalidad estadounidense y española, y ya ex director en Estados Unidos, Venezuela y Colombia, de Imagina, una integración empresarial entre Mediapro y el Grupo Globomedia.

El grupo audiovisual español anunció el viernes la destitución de su consejero delegado junto a la de otro ejecutivo, Fabio Tordin, según publicó en un comunicado. En el mismo nombraba a Irantzu Díez Gamboa como nueva directora general en el país norteamericano, además de mostrar su cooperación con la investigación. Una manifestación producida tras la declaración de culpabilidad de ambos directivos por “cometer fraude electrónico y blanqueo de capitales”.

Derechos de las competiciones americanas

La empresa Imagina pasó a primera plana el jueves cuando se registraron las instalaciones en Miami de la empresa Media World. Una operación producida horas después de las acusaciones a 16 miembros de la FIFA por corrupción. Los delitos incluyen el haber recibido sobornos para favorecer la compra de derechos televisivos de competiciones en países de América Latina y de partidos clasificatorios para los Mundiales. Imagina logró gracias a diferentes acuerdos los derechos de la Liga Española de Fútbol, la UEFA Europa League y las competiciones nacionales de Ecuador y Colombia.

Sus dos altos ejecutivos ya han confesado al FBI, además de haber aceptado pagar multas y colaborar con el organismo federal estadounidense. Ellos habrían sido los encargados de facilitar las sumas de dinero que se añadieron a las cuentas de los directivos de la FIFA. Huguet, de 52 años, es la mano derecha en Estados Unidos y Latinoamérica de Jaume Roures, presidente de Mediapro.

Es él quien se encarga de los derechos televisivos de las distintas competiciones deportivas en territorio americano. El 17 de noviembre aceptó pagar una sanción de 600.000 dólares. Una semana antes, él y Tordin habían empezado a negociar con el FBI.

Coches del FBI aparcados en la sede de Imagina.

Coches del FBI aparcados en la sede de Imagina. Reuters

En 1998, Huguet fundó Media World, que fue ganando más y más poder hasta acabar pasando a formar parte de Mediapro en 2006. Ya en 2012 dio un paso de gigante para controlar e influenciar sobre los derechos televisivos, al llegar a un acuerdo con su máximo competidor, Traffic USA.

La colaboración consistía en la explotación de los derechos de televisión para los partidos de clasificación para el Mundial de los equipos de la Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Fútbol. El consejero delegado de Traffic era precisamente Tordin, el otro destituido por Imagina, empresa para la que empezó a trabajar a través del fichaje por Media World.

Según el informe del FBI, “co-conspirator #5”, (numeración que busca citar a los acusados sin la necesidad de dar nombres), uno de los propietarios de Mediapro, era conocedor de los contratos ilegales que estaban gestándose y se acabaron produciendo entre la empresa audivisual y los directivos futbolísticos.

Imagina no es la única empresa que está investigando Loretta Lynch, la Fiscal General de Estados Unidos, desde el pasado julio. La lista de las empresas sospechosas de corrupción va mucho más allá: Univisión, Televisa, DirectTV Latin America, Mountrigi Management Group Ltd, Torneos y Competencias (TyC)… Todas ellas están en el punto de mira de las operaciones que se hicieron públicas el pasado mayo con las primeras detenciones a miembros de la FIFA. Además de sobornos, otros de los delitos de los que son sospechosas consisten en tráfico de influencias, lavado de dinero y asociación ilícita.

500.000 de los dólares que ingresaron Huguen y Tordin se movieron el 13 de diciembre de 2012 desde el banco de América en Miami Florida del Media World a una cuenta perteneciente al 105 Citibank en la Ciudad de Panamá, propiedad del “co-conspirator #6”. Éste, una semana más tarde, pidió que 234.970 dólares se mandasen desde una cuenta controlada por el Banco Cuscatlán en la ciudad de Panamá, a otra del Banco Ficohsa en Tegucigalpa, a nombre de la esposa de Alfredo Hawit. El hondureño de origen palestino es el presidente de la Federación Nacional Autónoma de Fútbol de Honduras y jefe interino de la CONCACAF desde junio.

Traffic Sports, en el centro de las transferencias

Él y Rafael Leonardo Callejas son dos de los principales acusados por haber recibido sobornos. El 26 y el 31 de diciembre de 2012 el “co-conspirator #6” volvió a pedir que se transfiriese, en cada una de las ocasiones, 50.000 dólares a nombre de la esposa de Hawit. El 7 de enero de 2013 medio millón de dólares más fue transferido por Roger Huguet y Fabio Tordin. Un dinero trasladado desde la cuenta de Media World en el Banco de América, en Miami, Florida, hacia otra de Citibank en la ciudad de Panamá, que pertenecía al "co-conspirator #6". Una nueva transferencia de 263.720 dólares se realizó el 23 de enero de ese año desde la cuenta de Citibank hacia la de Ficohsa.

El dinero recibido por Hawit y Callejas para ceder los derechos de televisión de la selección hondureña llegó por parte de Traffic Sports. El informe de la Justicia estadounidense relata que ”alrededor del 3 diciembre de 2012, Media World firmó un contrato con la Federación Hondureña por los derechos de televisión y de marketing para los partidos clasificatorios que se jugarán antes de la Copa del Mundo de 2022. El contrato fue firmado por Roger Huguet, en nombre de Media World y por Rafael Callejas en nombre de Federación Hondureña.

Traffic Sports USA es una empresa que gestiona diferentes eventos futbolísticos en América. Ha sido la intermediaria en fichajes oscuros de jugadores sudamericanos (concretamente brasileños), como fueron los de Keirrison y Douglas por el Fútbol Club Barcelona.