CASO 'SEXTAPE'

Francia sospecha de Benzema

El ariete madridista hablará este miércoles en la televisión gala para lavar su imagen tras las críticas del primer ministro francés.

Benzema se queja al árbitro en un partido con su selección.

Benzema se queja al árbitro en un partido con su selección. Reuters

Un mes después de que estallase el escándalo, Karim Benzema está más en duda que nunca. Ni a la afición madridista ni a la francesa le preocuparon demasiado los descuidos del genio de la pelota  a bordo de automóviles de lujo o los episodios con prostitutas menores de edad. Pero el caso del chantaje sexual a su compañero de selección Mathieu Valbuena supondrá un hito en la vida del delantero centro titular del Real Madrid y la selección francesa: a siete meses de la Eurocopa que organizará su propio país, el primer ministro francés, Manuel Valls, afirmó este martes a la emisora Europe 1 que un jugador que "no es ejemplar" no debería tener sitio en la selección francesa.

Beneficiado por la duda sobre si su indudable participación en la extorsión practicada por otras tres personas (ya detenidas) al futbolista de origen español era para ayudar a su amigo o a los chantajistas, el jugador se recuperaba lentamente en Madrid de su lesión muscular y de la hiperexposición sufrida tras haber pasado la noche del 5 de noviembre en un calabozo parisino y ser imputado por la Fiscalía francesa como cómplice de un delito de "chantaje y participación en una asociación de malhechores".

Benzema y Valbuena, en octubre de este año.

Benzema y Valbuena, en octubre de este año. Reuters

La relativa tranquilidad (apoyo oficial del Real Madrid incluido) se quebró la pasada semana cuando el propio Valbuena, que hasta ahora había defendido su amistado con Benzema, afirmó la semana pasada en una entrevista con Le Monde que el delantero del Madrid le había “decepcionado”. “No le haría eso ni a mi peor enemigo”, concluyó el centrocampista del Olympique de Lyon con una frase que dio la vuelta al mundo.

“Un gran deportista debe ser ejemplar”

Manuel Valls, primer ministro francés, dijo este martes en París que “si hubiese un ministro imputado, no estaría en el Gobierno (...) En cierta forma, es lo mismo para el equipo nacional de Francia”. “Un gran deportista debe ser ejemplar”, continuó Valls; “si no lo es, no tiene sitio en el equipo de Francia”. Las declaraciones suponen la primera toma de postura pública del Gobierno sobre el oscuro asunto y cobran especial relevancia ante la cercanía de Francia 2016.

El martes se supo también que la cadena TF1 emitirá una entrevista (ya grabada) con Benzema este miércoles a las 20.00. La entrevista es resultado de los esfuerzos del entorno del jugador y de su abogado, Alain Jakubowicz, para que el jugador hiciese declaraciones públicas que contribuyan a  limpiar su imagen. En principio iba a hablar con un periódico francés, según ha trascendido, pero finalmente será en la cadena privada de televisión.

El abogado de Benzema reprochó públicamente a Manuel Valls haber hablado sin respetar la presunción de inocencia del futbolista. Jakubowicz afirmó que el caso “está saliendo en los medios de forma escandalosa”, lo cual “ha conducido al primer ministro a hablar sin conocer”. “¿Mañana quién va a hablar, el presidente?”, espetó el letrado, claramente molesto.

Real Madrid: “un problema secundario”

En el Real Madrid, que otorgó apoyo incondicional a su jugador desde un principio (y en el que hasta ahora, según ha averiguado EL ESPAÑOL, la directiva lo considera un “problema secundario”), mantiene invariable su defensa del jugador. El entrenador, Rafa Benítez, le calificó este martes de “futbolista fundamental para nosotros”. “A nivel personal el trato y la sensación de cualquiera que le trata ve que es un chaval sensacional. Tiene todo nuestro apoyo. Y a nivel futbolístico es nuestra referencia arriba, nos da calidad y hace que los que juegan en ataque jueguen incluso mejor", añadió Benítez.

Karim Benzema ha admitido haber intermediado entre Valbuena y un amigo suyo de la infancia, al que contactaron los poseedores de un presunto vídeo sexual en el que se ve claramente al centrocampista y auna mujer de identidad desconocido (al principio se especuló con que era su esposa, Fanny Lafon, pero se ha desmentido posteriormente). Los chantajistas le pedían 150.000 euros, pero el jugador recurrió a la policía. Tres personas han sido ya detenidas por el caso. La justicia francesa, que posee grabaciones telefónicas, sospecha que Benzema recomendó a Valbuena también no acudir a la policía.

El canal francés M6 desveló a comienzos de noviembre parte de una conversación que Karim Benzema habría mantenido con su amigo de la infancia Karim Z, enlace de los presuntos chantajistas con el futbolista: “No te preocupes, no tiene elección. Yo le haré recapacitar, y pagará”. La cadena aclaraba que la intención última del jugador podía ser ayudar a su amigo o precisamente lo contrario: ése es exactamente el objeto de las pesquisas oficiales y la duda que hace a Francia sospechar de su delantero centro titular.