El Clásico

Rafa Benítez: "Me preocupa el estado anímico"

El entrenador madridista incidió en recuperar a sus jugadores tras la derrota frente al Barcelona en el Santiago Bernabéu.

El entrenador del Real Madrid durante el encuentro.

El entrenador del Real Madrid durante el encuentro. Efe

  1. El Clásico
  2. Rafa Benítez
  3. Real Madrid
  4. FC Barcelona
  5. Liga BBVA
  6. Competiciones

Rafael Benítez, entrenador del Real Madrid, reconoció tras perder por 0-4 frente al Barcelona que las cosas no habían salido como él planeó. En su noche más dura desde que dirige al club blanco afirmó que todos tienen "parte de culpa" de la abultada derrota que sufrió el conjunto blanco ante los hombres de Luis Enrique Martínez.

"Siempre que se gana y se pierde, todos tenemos parte de culpa. Lógicamente nos duele, y mucho, perder de esta manera ante un equipo como el Barcelona, pero hay que unirse, trabajar y mejorar para el próximo partido y seguir en la pelea por la Liga. Me preocupa recuperar pronto al equipo desde el punto de vista anímico", comentó.

Además, declaró que no hablaría "de actitud" como clave para explicar el 0-4 y afirmó que su equipo cometió muchos errores que después pagó a lo largo de los 90 minutos del encuentro.

"Eso nos ha complicado. La ocasión de Marcelo en el segundo tiempo, podría haber cambiado el partido. Pero hemos pagado los errores y era más difícil remontar desde el punto de vista anímico"

Reacción frustrada al descanso

"En el descanso, hemos hablado para mejorar y buscar ese gol (el Real Madrid perdía 0-2). Ahí todo el equipo ha mostrado rabia para empezar y hemos vuelto bien, pero al final del partido, cuando pierdes de esta manera, ya no hay mucho que decir. Lo que hay que hacer es prepararse desde el punto de vista anímico", insistió.

Respecto a su decisión de elegir para el once inicial a James Rodríguez y a Karim Benzema y sentar en el banquillo a Casemiro, indicó que su intención era contar con jugadores de experiencia y calidad para manejar el duelo.

"No ha salido así. Queríamos apretar y atacar. Queríamos recuperar el balón arriba. Lo hemos hecho algunas veces, otras no y lo hemos pagado. Queríamos jugadores de gran nivel. Queríamos jugadores con experiencia y calidad y no ha salido bien", aseguró.

"Trato de gestionar de la mejor manera posible el grupo que tengo. En este caso, los jugadores que han empezado, tienen calidad suficiente para hacerlo bien. Todos somos responsables si no sale bien. Hay que pensar en el próximo partido para dar una alegría a la afición", apuntó.

Después, recalcó que su equipo no lo hizo "bien" y manifestó su intención de recuperar a sus jugadores para afrontar bien el siguiente partido de la Liga BBVA. Para ello, siguió pensando en pasado. "Queda mucho campeonato y hay que hacer las cosas bien como cuando estábamos invictos, Hoy no es el día para hacer análisis individuales. Tenemos que reflexionar, juntarnos lo antes posible para prepararnos", finalizó.

Ramos reparte culpas 

"No me gusta señalar a nadie, ni buscar culpables. Cuando las cosas no salen es cuando más unidos hay que estar. No hay que señalar a ningún compañero, hay que estar unidos, pasar página y pensar en el próximo partido", declaró Sergio Ramos.

"Sería absurdo no creer en tu propio entrenador. Tenemos que estar más unidos que nunca con nuestro presidente y nuestro técnico", agregó, defendiendo a su entrenador. Para Ramos, la noche será "dura" para el madridismo, para todos los jugadores y para el entrenador. Además, reconoció que al Real Madrid no le salió nada porque perdió "muchísimos balones".

"No encontrábamos un estado cómodo ante un Barcelona que ha hecho un gran partido. Cuando el resultado es tan amplio, sobran palabras. El madridismo quiere hechos. No ha salido nada, no hemos incomodado al Barcelona, no les hemos presionado para incomodarles. Ellos han estado muy cómodos y han hecho un partido muy completo", señaló.

"Pocas palabras. El madridismo quiere hechos y toca levantar cabeza y pensar que es una noche jodida y difícil cuando pierdes así. Ahora es cuando tenemos que estar más unidos. Quedan seis meses y es pronto para hablar de fracasos. Estamos vivos en todas las competiciones. Estamos a seis puntos ante un rival que no suele fallar, pero hemos ganado ligas cuando estábamos por detrás", apuntó.

Respecto a la pitada del Bernabéu a su equipo y los gritos de dimisión a Florentino Pérez, recordó que en el estadio del Real Madrid ha silbado "a grandes jugadores" porque piden "justificaciones" cuando las cosas salen mal. "A veces pitan a un jugador, al entrenador, al presidente y eso forma parte de nuestro estatus".

Por último, preguntado por si hay más afinidad en el vestuario con el anterior entrenador, Carlo Ancelotti, respondió que cuando la relación es de dos años, la afinidad y la amistad "es más cercana". Sin embargo, dejó claro que la relación con Benítez "es buena".

"Es difícil pero hemos pasado por situaciones más fuertes que estas". Marcelo, segundo capitán del Real Madrid, salió a zona mixta para explicar las sensaciones de los blancos tras el partido. "Duele mucho porque estamos en nuestra casa. Hemos intentado cuanto hemos podido y no hemos sabido hacerlo bien. Hay que olvidar. Hay que aprender de las cosas que hemos hehco mal", afirmó.

"Damos la cara, hay que pedir perdón a la afición. Es un partido difícil. Vamos a seguir como se debe y luchar", comentó el lateral brasileño. "Hemos intentado tener el balón pero el juego de ellos siempre es la posesión y la han tenido siempre. Es muy difícil cuando corres detrás del balón, te cansas mucho. Intentamos salir al ataque pero no ha sido posible", sentenció Marcelo.