Real Madrid

Tridente de problemas para Rafa

El entrenador blanco afronta los problemas judiciales de Benzema, la posible salida de Cristiano y un estilo de juego que no convence. 

El entrenador del Real Madrid, durante rueda de prensa.

El entrenador del Real Madrid, durante rueda de prensa. Reuters

Con tres frentes abiertos llega el Real Madrid a Sevilla: el caso Benzema, que no va convocado tras su paso por los calabozos de París esta semana, las palabras de Cristiano Ronaldo sobre un posible futuro lejos del club blanco y el que influye al propio juego. El mismo que decepcionó a los asistentes al último partido disputado, el de Champions League contra el PSG en el Santiago Bernabéu. El resultado (1-0) no tapó la evidencia de la debilidad a la hora de conceder ocasiones. Todo ello está aumentando la tensión del técnico, Rafa Benítez, al que se le empieza a notar inquieto. Contra el Sevilla, último envite antes del Clásico, el Real Madrid deberá mejorar la imagen dada. En la rueda de prensa previa, el entrenador cambió su postura habitualmente serena por una más agitada y molesta con el entorno.

“¿Tú crees que vas a seguir aquí la temporada pasada?”, respondió Benítez a un periodista cuando le preguntaron si podía asegurar que Cristiano acabaría su carrera en el Real Madrid. Era la tercera vez que le cuestionaban por las declaraciones del portugués sobre una posible salida del conjunto blanco durante una semana convulsa y en la que varias entrevistas para promocionar un documental sobre la vida de CR7 daban bola a su marcha. A eso se unen su conversación sobre el campo con Laurent Blanc y el cariñoso saludo a Nasser Al-Khelaïfi.

Cristiano, cariñoso con el PSG

Ambos, entrenador y presidente del París Saint-Germain, equipo que le pretende desde hace temporadas y con potencial económico para llevar a cabo la operación. El entrenador del Real Madrid sólo aludió a las palabras de su representante, Jorge Mendes, en las que aseguraba que Cristiano terminaría su carrera vestido de blanco. Con una de las preguntas de los periodistas, se giró para hablar en privado con un empleado de prensa del club, intentando demostrar que nadie puede asegurar qué se dicen dos personas cuando se tapan la boca con las manos.

“Está en la parte final de su recuperación”, se excusó el entrenador sobre la ausencia de Benzema en la convocatoria para Sevilla. Cuatro veces le preguntaron y cuatro se refirió el técnico al comunicado del club, en el que se expresaba el apoyo al francés. Se “adhería” Benítez al beneplácito de la entidad, que comparten los jugadores: “Todos están con Benzema. Le apoyan y hay que esperar los acontecimientos, lo que es lo más sensato”. Para todo lo demás, “nos adherimos al comunicado”, repetía una y otra vez, mostrándose molesto.

Las matemáticas defienden a Rafa Benítez. La sensación que tienen los aficionados sobre su juego, no tanto. La temporada pasada, Carlo Ancelotti fue sustituido tras una temporada sin títulos. Florentino Pérez buscaba “un nuevo impulso” que encontró en la figura de Rafa Benítez. Del técnico español se esperaba que lograse mejorar un problema que había hecho mella durante toda la campaña, las lesiones. Hasta 19 ha sufrido el Real Madrid en menos de tres meses de competición, siendo un apartado que todavía no han logrado mejorar en Chamartín. Como culpable, se ha señalado a los partidos internacionales.

Liberados de las selecciones

Ahora, el Real Madrid llega a Sevilla sabiendo que el parón de selecciones previo al Clásico no le traerá las habituales preocupaciones. Hasta nueve jugadores han sido liberados: Cristiano Ronaldo, Bale, Kroos, Modric, Benzema, Marcelo, Pepe, Carvajal y Keylor Navas. Algunos de ellos por problemas físicos, igual que James. El colombiano, que ha entrado en la lista contra el Sevilla tras su lesión, sí viajará con su selección, algo que no le viene nada mal para coger minutos. El caso de Bale es diferente. Vuelve a la lista de convocados, con posibilidad de disputar parte del encuentro, aunque no jugará con Gales.

Las lesiones sufridas han sacado a la luz la polémica sobre la poca comunión entre la plantilla y el doctor Jesús Olmo. Benítez, por su parte, no se mojó cuando fue preguntado hace semanas por el asunto: "El cuerpo médico está haciendo un grandísimo trabajo. Cada uno es libre de tener su opinión, como a la hora de valorar el juego del equipo. Pero los técnicos que estamos en el club tenemos mucha experiencia para valorar el trabajo de los médicos y decimos que es bueno".

El miércoles ante el PSG no tuvo que aparecer, como otras veces durante la temporada, Keylor Navas. Bastó con el desacierto rival. Ante el Sevilla no estará el costarricense, para no arriesgar con su sobrecarga en el abductor, y Casilla volverá a ser de la partida. Sí estará Cristiano, que desde que llegó al Real Madrid ya ha marcado cinco hat-tricks al club de Nervión. Paquete de goles para un total de 19 tantos. Ningún equipo se le da mejor al luso.

Los hispalenses, por su parte, reciben al Real Madrid en una temporada irregular. Se trata de un equipo que para Benítez “está haciendo una historia espectacular”. Son undécimos y están casi fuera de octavos de la Champions, pero lograron ganar al Barça. Eso, unido a la victoria por 5-0 al Getafe, fue un bálsamo para el resto de resultados. El equipo de Unai Emery llegó a ser colista del campeonato. Ha perdido contra los blancos 12 de los últimos 14 enfrentamientos. Tres de tres la temporada pasada. La visita de los madrileños es la oportunidad perfecta para coger aire e impulso.