FÚTBOL INTERNACIONAL

El gol regresa a Dortmund

Aubameyang es el máximo artillero de las grandes ligas de Europa con 20 dianas. Es capaz de recorrer 30 metros en 3’7 segundos.

El gabonés suma 20 goles en 17 partidos. / Ina Fassbender / Reuters

El gabonés suma 20 goles en 17 partidos. / Ina Fassbender / Reuters

  1. Deportes
  2. Bundesliga

En agosto de 2013, en la primera jornada de la Bundesliga, Aubameyang marcó tres goles y se autoproclamó en la prensa como el jugador más rápido del planeta: “Es capaz de recorrer 30 metros en tan solo 3’7 segundos”, contó el diario Bild. Aquel día, el gabonés entró en la distinguida lista de aquellos que hicieron un hat-trick en su estreno en la competición germana tras Kraus (1964), Ohlicher (1974), Marschall (1994), Adhemar (2000) y Fenin (2008). Fue, quizás, el aviso iniciático de un tipo que desde entonces no ha parado de retirar balones de entre las mallas, buscando esta temporada el trono de máximo artillero europeo: lleva 20 dianas en 17 partidos, más que ningún otro delantero de cualquiera de las cuatro grandes ligas. Y, de paso, mirando a los ojos a Ronaldo. “Si Cristiano puede hacer 50, ¿por qué no yo?”, se preguntaba hace tan solo unos días.

Su gran momento llega tras muchos años buscando hueco. Pierre-Emerick Aubameyang (1989, Francia) ingresó en la cantera del Milan en 2007 gracias a su padre, Pierre François, ex futbolista y ojeador del conjunto rossonero. Allí creció y maduró futbolísticamente. Incluso, llegó a dar el salto al primer equipo un año después de su llegada. Sin embargo, su escaso protagonismo (dos partidos en tres temporadas) le hizo replantearse su carrera deportiva. El ariete, por entonces extremo, decidió salir de Italia y buscó acomodo en Dijon y Mónaco, pero no consiguió explotar en ninguno de los dos equipos.

Aubameyang, finalmente, encontró su lugar en el St. Etienne, anotando 41 goles en 97 partidos. Allí era feliz, pero no pudo rechazar la oferta del Borussia Dortmund, que pagó 13 millones de euros para que fuera el sustituto de Götze. Y, aunque en una posición diferente, demostró que no se habían equivocado fichándolo. Situado en la banda, con Lewandowski en punta, el gabonés marcó 13 goles y dio cinco asistencias en su primera temporada. ¿Suficiente? Para nada. Ya en la pasada campaña, como delantero, hizo 25 dianas; y este curso, está batiendo todos los récords, con 20 tantos en 17 partidos. Sin nadie al lado, como ariete puro, atenta con entrar en el club de los grandes de Europa: Messi, Cristiano Ronaldo, Agüero…

El ‘Batman’ del Signal Iduna Park, como lo conoce la afición aurinegra, ha conseguido acabar con el recuerdo de su principal competidor esta temporada: Lewandowski, que acumula 17 tantos esta campaña. Ellos dos son los máximos artilleros de entre las cuatro grandes ligas, donde aparecen también Müller (14), Ronaldo (12), Aduriz (14) o Higuaín (10), entre muchos otros (siempre tomando como referencia el total de goles en todas las competiciones). Su hueco en Dortmund no hay quien se lo quite. Aubemayang lo tiene todo para estar entre los mejores: es rápido, tira bien las diagonales, se desmarca con facilidad, cae a los costados, da asistencias y, sobre todo, goza de un olfato exquisito para el gol.

En este contexto, lo normal es que acabe saliendo del Dortmund el próximo verano. De padre gabonés y madre española, siempre ha dicho que le gustaría jugar en la Liga. ¿Dónde? Quién sabe. Lo cierto es que esta temporada sus números en la Bundesliga son incluso mejores que los de Lewandowski, con el que está empatado a 13 goles en la primera posición en la lucha por el ‘Pichichi’. Su porcentaje de acierto (34%) es mejor que el del polaco (27%). ¿Por qué? Quizá baste con que se defina él mismo. Ese chico que fracasó en Milán, pasó por Francia y encontró su hueco en Alemania. El mismo que gusta de peinados estrafalarios, busca peluquero en cada ciudad y sabe hablar al menos cuatro idiomas: francés, italiano, inglés y alemán. Ya lo dice él: “A veces pienso que soy demasiado bueno”. Y fin de la historia.