Liga BBVA

¿Puede el Celta pelear la Liga?

Con ocho jornadas disputadas de Liga, Celta, Real Madrid y Barcelona están empatados en el primer puesto con 18 puntos.

¿Es realista pensar en una liga de cinco?

¿Es realista pensar en una liga de cinco? Reuters

Villarreal y Celta se enfrentaron en la mañana del domingo en un duelo que decidía el líder de la clasificación. Con casi una cuarta parte del torneo liguero disputado, los vigueses quitaron el primer puesto a su rival en el campo. El liderato, una vez más, cambió de dueño en una Liga que, fuera de la bipolaridad que han protagonizado el Real Madrid y el Barcelona en la última década, tiene nuevos pretendientes. El equipo dirigido por Eduardo Berizzo, que no ha perdido ningún partido en Liga, se cuela entre los dos grandes del torneo, con casi un cuarto de campeonato disputado.

Con 18 puntos están empatados los tres equipos. El Celta llegó a ocupar el primer puesto en la segunda jornada, tomando el relevo al Eibar, que ha sorprendido en el inicio de campaña. Los vigueses están volando por encima de sus aspiraciones y el piloto de ese avión con destino al éxito está siendo Nolito. Ya dejó clara su calidad la temporada pasada y en el inicio de temporada ha marcado seis tantos, colocándose entre los máximos goleadores. El candidato al premio Zarra fue el encargado de marcar para sumar los tres puntos en el último minuto frente al Villarreal.

Aunque es de Iago Aspas de quien la afición celeste esperaba que aportase en ataque, ha sido Orellana el que, desde la sombra, está ayudando a Nolito a mantener al Celta en el trío que lidera el campeonato. No tanto en goles (el ex del Liverpool lleva cuatro, uno más que el extremo) como en presencia en acciones ofensivas. Ambos están respondiendo para que el Celta aspire a conseguir a final de campaña un billete de primera clase para la próxima Champions League.

Además del Celta, Villarreal y Atlético, campeón hace dos temporadas, se han mantenido en la parte alta de la tabla durante las ocho jornadas disputadas. Un total de cinco equipos en un margen de dos puntos muestran la competitividad de un campeonato en el que no hay equipos invencibles.

A estas alturas de la temporada pasada, existía una diferencia de cinco puntos entre el primero (Barcelona con 22) y el quinto clasificado (Atlético con 17). Entre medias, además del Real Madrid, estaban Valencia y Sevilla. Mayor diferencia había todavía hace dos años en la Liga que ganó el Atlético. Un total de once puntos entre blaugranas y rojiblancos, empatados en el primer puesto (24 puntos) y Getafe (13). La diferencia entre los equipos de arriba se va estrechando y la lucha por la supremacía liguera se vuelve más apretada con el paso de los años.

Si se compara la Liga española con el resto de competiciones en Europa, la conclusión es la misma. El Bayern de Múnich saca 12 puntos al Ingolstadt 04 (27 puntos frente a 15 en nueve partidos disputados), en la máxima diferencia continental. En Inglaterra, la diferencia es de cinco puntos entre Manchester City y Leicester City (con 21 y 16 puntos en nueve jornadas). El caso italiano es el más parecido al español -como en casi todo-. La Fiorentina, líder, está a tres puntos del Sassulo, quinto con 15 puntos. 

El trío de equipos que ocupan lo alto de la tabla de Liga tiene en sus filas a los máximos realizadores del campeonato. Neymar, con sus cuatro goles el sábado ante el Rayo, es el Pichichi (ocho). Nolito es el que lleva los galones ofensivos del Celta y ha perforado las redes rivales en seis ocasiones. Mismo número de veces que Cristiano Ronaldo y Karim Benzema. El Real Madrid es el único que tiene dos grandes artilleros en el top 5, algo favorecido por la baja de Messi. El argentino, antes de lesionarse, encontró tres veces la portería contraria.

Tratando de evitarlo estará el Villarreal, que por ahora cuenta con el golaverage individual a favor. La patata caliente que es esta Liga no ha durado en las manos del equipo de Marcelino más de dos jornadas. Pasito a pasito han ido avanzando, haciendo uso de las muchas alternativas que tienen y sin una gran referencia que destaque por encima de los demás. Hace dos jornadas, presentaron su candidatura al título venciendo al Atlético con un solitario gol de Leo Baptistao.

Precisamente, el equipo rojiblanco es el único de los cinco equipos de arriba que no ha pasado por el primer puesto. Sin embargo, el nivel de Antoine Griezmann y la fiabilidad defensiva del equipo de Simeone les señalan como la única opción real a la hora de competir con los dos gigantes, Madrid y Barcelona. Faltan por encajar piezas, como el acople definitivo de Jackson Martínez, y si el puzle se completa, los madrileños darán un salto. En ocho jornadas, ya han pasado dos de los duelos más complicados de la temporada, con empate en casa frente al Real Madrid (1-1) y derrota ante el Barcelona (1-2).

Real Madrid y Barcelona tampoco terminan de brillar y los dos se han dejado más puntos de lo habitual en el inicio de la Liga. Las bajas de los blancos y la falta de hombres por la limitación blaugrana en fichajes han perjudicado a ambos y apretado la lucha por el primer puesto. El equipo de Rafa Benítez es líder tras su victoria ante el Levante, como ya lo fuera en la quinta jornada. En aquel momento, se sentó en el trono que el Barcelona había ocupado en las dos anteriores. Un trono y una corona que buscan rey en una pelea sin respeto por la tradición de la realeza compartida entre Real Madrid y Barcelona.