Liga BBVA

El Madrid es otra cosa sin Modric

Los blancos aburrieron con muchas bajas, pero ganaron a un decoroso Levante que mereció algún gol y acabó llevándose tres.

Cristiano Ronaldo celebra el gol contra el Levante. / Reuters

Cristiano Ronaldo celebra el gol contra el Levante. / Reuters

  1. Cristiano Ronaldo
  2. Real Madrid
  3. Equipos deportivos
  4. Levante UD
  5. Competiciones
  6. Deportes

El Madrid, cuando no juega Luka Modric, es un equipo espeso. Si además le faltan Karim Benzema, Sergio Ramos o James Rodríguez, depende principalmente de la contundencia. Los blancos ganaron un partido muy aburrido a un respetable Levante, que tuvo en su ex portero, Keylor Navas, al culpable de su nula efectividad en ataque. Marcelo y un incansable Casemiro fueron los mejores de una alineación circunstancial que jamás entretuvo a los 80.000 congregados en el Santiago Bernabéu.

Fue un encuentro sin tensión que comenzó con parsimonia, dispuesto el Madrid en un 4-3-3, con Kroos y Kovacic más adelantados que Casemiro en la medular, molestándose a veces entre sí. Enfrente, Lucas Alcaraz plantó un osado 3-4-3 en ataque, donde destacaría permanentemente el brasileño Deyverson. Ni siquiera las ayudas constantes de Casemiro lograron aplacar al delantero procedente del Colonia. Isco, pegado a la banda derecha, perdía en velocidad frente al eterno capitán granota, Juanfran, de 39 años. Un remate de cabeza a la salida de un córner, en el minuto 23, fue la primera oportunidad de gol madridista. Tres minutos después, Deyverson daba el primer susto a la afición local mientras el cielo se nublaba irremisiblemente y el partido, como una tormenta, entraba en cuatro minutos de locura que desbarataron el planteamiento levantino.

Marcelo (el único que había enardecido al público con algunos detalles) enfiló su banda en el minuto 27 y se asoció con Cristiano para marcar el primer gol de disparo ajustado al segundo palo. Era el primer desborde serio del Madrid. Un minuto después, vino el paradón de Keylor a remate de Deyverson y al minuto siguiente el robo de balón de Kroos, que permitió a Cristiano cortar su mala racha y anestesiar definitivamente el partido con un disparo en la frontal del área. Si no marcaba, el portugués completaba su peor sequía en Liga con el Real Madrid. Jugó de '9' y cumplió, sin mayores alardes. Habían aparecido los errores y parecía que el Madrid comenzaría por fin a tocar con profundidad y gracia, aprovechando el previsible derrumbe visitante. Ronaldo tuvo el 3-0 a pase de Bale. Un confiado Benítez daba instrucciones a Kroos. Fue un espejismo. Pasados los minutos de desorden, regresó el aburrimiento (amable, por la victoria) a la Castellana hasta el descanso.

Benítez reservó en el entretiempo a Bale para el partido del miércoles en París, retrasó a un descolocado Kroos a su posición habitual, colocó a Lucas Vázquez a la derecha, puso a un activo pero impreciso Isco de mediapunta y dejó a CR7 de punta solitario. El Madrid trataba de conservar la pelota, pero el Levante contragolpeaba con peligro, falto de una pizca adicional de talento que condecorase el magnífico trabajo de Deyverson. El encuentro volvió a perder ritmo progresivamente; sólo algún silbido de tedio, detalles del joven Vázquez y los aplausos a las carreras de Marcelo rompían la monotonía. El público empezaba a hablar de la lluvia que se avecinaba.

Jesé entró por Isco en el minuto 68 y Kovacic pudo disfrutar de su hábitat natural, la mediapunta, unos minutos. Pero faltaban conexión y toque. Faltaba Modric. Deyverson perdonó de nuevo el descuento en el 70 y se retiró minutos después, agotado, como José Mari, otro destacado en los visitantes. El público, otrora crítico con Benzema, se acordaba del delantero francés ante la pobreza ofensiva y Benítez le dio un momento de alegría con la entrada de un chaval de la casa, Marcos Llorente, que reemplazó en el 76 a un Kovacic algo ensimismado.

Cuando parecía que Jesé iba a malgastar una nueva oportunidad de brillar en un encuentro convaleciente, recurrió a una de sus ‘bicicletas’ para servir un balón de gol a la cabeza de Ronaldo en el minuto 80 y uno después, sacó una chispa de genio para firmar el 3-0 con tranquilidad y coger confianza. La banda izquierda le había resuelto el partido al Madrid. El conjunto de Benítez es el que más remata a portería en La Liga y el Levante el que menos lo hace, pero el partido no mostró la diferencia teórica entre el líder provisional y un equipo en puestos de descenso.

FICHA TÉCNICA

Alineaciones

Real Madrid

Keylor Navas; Danilo, Varane, Nacho, Marcelo; Casemiro, Kroos; Bale (Lucas Vázquez, 46'), Kovacic (Llorente, 75'), Isco (Jesé, 68'); y Cristiano Ronaldo.

Levante

Rubén Martínez; Morales, Simao Mate, Feddal, Juanfran, Toño; José Mari (Jefferson Lerma 61'), Camarasa, Casadesús; Roger (Ghilas, 53') y Deyverson (Rubén García, 74').

Árbitro

Sánchez Martínez (Colegio Murciano).

Tarjetas

Amonestó a los granotas Feddal (12'), Morales (37'), Deyverson (47'), José Mari (57'),

Incidencias

Partido correspondiente a la octava jornada de Liga en el Santiago Bernabéu. Se guardó un minuto de silencio por Ignacio Zoco. Cristiano Ronaldo ofreció su cuarta Bota de Oro a la afición del Real Madrid.