Vuelta a España

La Vuelta a España del ‘destape’

Lilian Calmejane protagoniza otra sorpresa en la carrera tras llevarse la victoria en la cuarta etapa. El colombiano Atapuma, nuevo líder de la general con Valverde a 29 segundos.

Calmejane al entrar en meta en la cuarta etapa de La Vuelta.

Calmejane al entrar en meta en la cuarta etapa de La Vuelta. La Vuelta

  1. Vuelta a España
  2. Equipos ciclistas
  3. Ciclistas
  4. Vueltas ciclistas

Parece ya incuestionable que al menos esta primera semana de la Vuelta se está confirmando como la de los ‘destapes’. Pero a diferencia de lo que ocurría en aquellas comedias de la Transición española, aquí los que se destapan son corredores que hasta el momento estaban en un segundo o tercer plano, y lo hacen en sentido figurado. Ciclistas con nombres que para el aficionado medio –y para buena parte de quienes siguen y transmiten este deporte- pasan completamente inadvertidos. Hasta que llega un día como este. [Así les contamos la etapa en directo]

Y si el lunes fue Rubén Fernández quien se dio a conocer con su exhibición en Ézaro, hoy le ha tocado el turno a Lilian Calmejane, un neoprofesional francés de 23 años que se ha impuesto en la subida a San Andrés de Teixido. El segundo, y último, de los finales en alto que la Vuelta a España tenía previstos en Galicia. Lo cierto es que con esta victoria convierte en matrícula de honor lo que para él estaba siendo una primera temporada notable en las filas de Direct Energie.

Calmejane fue, sin discusión, el más fuerte de la fuga del día en un terreno donde no hay lugar para el engaño. El corte estaba compuesto por 19 corredores con gente importante como Pierre Rolland, Thomas De Gendt o, para los intereses españoles, Jaime Rosón y Lluis Mas del Caja Rural. El balear, por cierto, también tuvo que ir al hospital tras caerse en el descenso post etapa. Como sucediera en los años de la Transición con aquellas películas, en las fugas también hay quien se beneficia del anonimato antes de alcanzar la ansiada fama: “Tal vez me vino bien ser menos conocido. Había gente muy buena en la fuga, y ser poco conocido me hizo tener menos presión y vigilancia. Pude aprovechar mejor la oportunidad”, ha reconocido Calmejane tras la carrera.

También estaba en esa fuga Darwin Atapuma, que pintaba a favorito a la victoria durante el transcurso de la etapa pero, igual que el lunes a Rubén Fernández, se le terminó escapando la victoria. El colombiano ha reaccionado desde atrás con fuerza, pero ya era tarde. Le queda, eso sí, el premio de vestirse con el maillot rojo en lo que para él es “un gran sueño hecho realidad”. Movistar, mientras tanto, dejaba escapar la prenda con el propio Rubén trabajando en la aproximación a San Andrés, una tarea que le acabó costando perder el maillot: “Era la idea. Era la idea”, ha admitido Valverde en meta, repitiendo además la frase ante el micrófono para disipar las dudas sobre si era una declaración de intenciones. “Si se podía mantener, mejor. Pero no era el objetivo”, aseveraba el propio Fernández.

Ahora se le abre un interrogante curioso a BMC, porque Darwin es un corredor sólido que se adapta bien a las empinadas cuestas de la Vuelta y al que no va a ser fácil quitar de ahí. La diferencia entre el colombiano y Samuel Sánchez es ahora de 1’08” y, aunque es cierto que todavía queda casi todo por delante, esta ventaja no es pequeña en una carrera que se suele definir por diferencias mínimas. De momento, él lo tiene claro: “El líder del equipo es Samuel, no hay duda. Yo trataré de aguantar el maillot todo el tiempo que pueda y, después, buscar una victoria de etapa y aportarle a él”, ha afirmado el ‘Volcán de Túquerres’. Un sobrenombre que le viene de su época amateur en Colombia por su procedencia de zona volcánica. Los periodistas pregonaban el ‘estallido del Volcán’ cuando Darwin atacaba.

Por lo demás, los favoritos han tenido una jornada de no agresión, otra vez con Movistar asumiendo el peso en el pelotón durante la subida pero sin ningún ataque. Todos entraron de la mano en la línea de meta, esta vez con Contador incluido. El madrileño no ha perdido tiempo: “Las sensaciones han sido normales, tampoco muy buenas. Pero creo que voy ir a más”. De momento ha salvado una etapa complicada. Y Atapuma ha conseguido un premio que, salvo desgracia, va a mantener por lo menos durante las próximas tres jornadas, hasta que pase el examen de la Camperona del próximo sábado. Y desde hoy, el ciclismo ha sumado un nuevo nombre a tener en cuenta: el de Lilian Calmejane. Cosas del ‘destape’.