Giro de Italia

La mafia italiana no boicoteó a Marco Pantani en el Giro de 1999

La justicia italiana archivó este miércoles la causa de la familia de 'El Pirata', que pedía que se siguiera investigando la presunta alteración de las pruebas de dopaje que lo excluyeron de la carrera.

Marco Pantani celebra una victoria en el Giro.

Marco Pantani celebra una victoria en el Giro.

  1. Giro de Italia
  2. Tour de Francia
  3. Mafias

La justicia italiana archivó este miércoles el proceso sobre la exclusión por dopaje del ciclista italiano Marco Pantani del Giro de Italia de 1999, después de rechazar la solicitud de la defensa de 'El Pirata' de seguir investigando este hecho.

La jueza Monica Galassi aceptó así la petición de la Fiscalía de Forlí (centro de Italia), que tras estudiar el caso considera que no hay datos suficientes como para identificar a los responsables de un presunto fraude deportivo, tal y como aducen los defensores.

Los abogados de la familia de Pantani habían pedido seguir indagando sobre la controvertida exclusión por dopaje del ciclista en el Giro de 1999, convencidos de que grupos mafiosos intervinieron para alterar los resultados de las pruebas antidopaje.

Los representantes del ciclista defienden que la criminalidad organizada había apostado grandes cantidades de dinero contra Pantani y que, al ver al "Pirata" dominando esa edición del Giro, le perjudicaron con amenazas y extorsiones.

En este periodo Pantani inició un lento declive, después de que los controles antidopaje realizados por la Unión Ciclista Internacional el 5 de junio de 1999 en Madonna di Campiglio (norte), evidenciaran la presencia de un 51.9 por ciento de hematócrito (por encima del 50 por ciento permitido).

Los abogados del mítico ciclista sospechan que los exámenes fueron de algún modo manipulados por el crimen organizado para precipitar su decadencia y provocar su expulsión del Giro, beneficiando así posición en las apuestas.

A raíz de estos hechos Pantani padeció una grave depresión, como sostienen varios especialistas e incluso su propia madre, y el 14 de febrero de 2004 fue hallado muerto en un hotel de Rimini (este de Italia) con altas cantidades de droga en sangre.

A pesar de que los acontecimientos de 1999 siguen envueltos en las dudas, la Fiscalía de Forlí solo podía proceder al archivo de la cuestión, ya que se trata de hechos de hace 17 años y los presuntos delitos ya habían prescrito.