Tour de Francia

Froome pierde la bicicleta en un choque con una moto y sube a pie un tramo del Mont Ventoux

El ciclista británico se vio sin el maillot amarillo mientras los comisarios de la carrera deliberaban qué hacer con los tiempos, pero finalmente lo conservó.

Froome subiendo el Mont Ventoux a pie.

Froome subiendo el Mont Ventoux a pie. Reuters

  1. Tour de Francia
  2. Nairo Quintana
  3. Chris Froome
  4. Alejandro Valverde
  5. Movistar Team
  6. Ciclistas

Chris Froome, maillot amarillo del Tour, sufrió una caída al colisionar contra una moto en la subida al Mont Ventoux. El ciclista británico, tras descolgar a su gran rival por la clasificación general, Nairo Quintana, se encontraba por delante del pelotón de favoritos junto a Bauke Mollema y Richie Porte. [Así te lo hemos contado]

Cuando quedaba poco más de un kilómetro para la línea de meta, Porte chocó contra una moto que se había detenido por culpa de la gran cantidad de gente que estaba presenciando el final de etapa. Froome fue incapaz de evitar el choque y se quedó sin bici. Por ello, subió un tramo del puerto corriendo hasta que un coche de la organización le prestó una nueva montura. [Así está la clasificación general]

El belga Thomas de Gent fue el ganador de la duodécima etapa del Tour de Francia, por delante de su compatriota Serge Pauwells y del español Daniel Navarro. La nueva general había quedado liderada por Adam Yates, con 9 segundos de ventaja sobre Mollema y 14 frente al colombiano Quintana y donde Froome era sexto a 53 segundos.

Los jueces salvan a Froome

Tras unos momentos de incertidumbre, donde se hablaba de que Froome podía ser descalificado por abandonar la bicicleta, y avanzar un buen trecho al trote, los jueces le otorgaron finalmente el mismo tiempo que Bauke Mollema, el corredor que marchaba en el mismo grupo que el actual campeón de la ronda gala. De esta forma, Froome refuerza su liderato con 47" de ventaja sobre Adam Yates, 56" con respecto a Mollema y 1'01" sobre Nairo Quitana.

El director deportivo del equipo Sky, Nicolas Portal, afirmó  tras finalizar la etapa que esperaban que los jueces fuesen clementes con el corredor británico. "Estamos esperando la decisión de los jueces. Nos gustaría que se tuviera en cuenta que ha pasado un incidente extradeportivo", indicó el preparador.

Tras hablar con Froome, Portal aseguró que la moto que llevaba la cámara de televisión se vio obligada a parar de forma brusca porque el público bloqueaba el paso. "La moto no podía pasar porque había miles de espectadores. En unos 200 metros había centenares de espectadores. Es una mierda", dijo Portal, visiblemente abatido.

La etapa se la llevó De Gendt

El belga Thomas de Gendt (Lotto Soudal) ganó la duodécima etapa entre Miontpellier y Mont Ventoux, de 178 kilómetros. El día de la fiesta nacional francesa, la mítica cumbre cerró el paso hacia la cima (1.914 metros) porque precisamente, "El gigante de Provenza", el dominador del paisaje con su cumbre pelada, hizo honor a su nombre con toda contundencia. Un viento huracanado obligó a recortar el ascenso en 6 kilómetros, hasta la cota del Chalet Reynard, antes del paisaje lunar, a una cota de 1.215 metros.

Un alivio para algunos, un contratiempo para otros, pero una razón de seguridad para los ciclistas, que se lanzaron desde Montpellier con ganas de batalla. Con mirar a los arboles o cualquier bandera que ondeara en cualquier sitio estaba claro que Eolo tenia mucho que decir. Pese a todo se lanzaron a la aventura 13 corredores. A toda máquina. Cubrieron 48 kilómetros en la primera hora.

Allí estaban esprinters como Greipel y Coquard, o escapistas habituales como De Gendt ó el español Dani Navarro. El pelotón en principio ni se inmutó y permitió la mayor ventaja en la presente edición: 18.30 minutos. Una licencia que empezó a discutir el Etixx, que rebajó 8 minutos el retraso a 50 de meta.

Antes de afrontar el "trozo" de Ventoux, De Gendt puntuó en cabeza en los aperitivos de la Cota de Grodes (4º) y Trois Termes (3ª), en cuyo descenso cayeron Poels, un hombre de Froome en el Sky, y el australiano Simon Gerrans (Orica). Golpe para los perseguidores. La fuga lo tenía a tiro, disponía de 9 minutos a 28 de meta.

Entre carreteras flanqueadas de viñedos, clareaba en lontananza la cima del Ventoux, y un pico se intuía, el de las antenas del observatorio meteorológico que culmina la célebre cumbre. A pesar del recorte, la gloria esperaba a uno de los integrantes de la fuga.

De Gendt celebra su victoria en el Tour este jueves.

De Gendt celebra su victoria en el Tour este jueves. EFE

Tocaba afrontar el ascenso hasta el Chalet de Reynard, 9 kilómetros al 9 por ciento. Un buen muro en cuyas primeras rampas se descompuso la avanzadilla. Se convirtió en un duelo desde lejos del asturiano Dani Navarro y los belgas Pauwels y De Gendt.

Finalmente cedió Navarro ante la ventolera, y se aprovechó de la experiencia De Gendt, de 29 años, quien se estrenó en el Tour de Francia. El ciclista flamenco, tercero en el Giro 2012, firmó la segunda victoria de la temporada. Ganó una etapa en la Volta a Cataluña. Es el nuevo líder de la montaña en el Tour.

Según un proverbio provenzal, "No está loco el que sube al Ventoux, sino el que regresa". La locura la trajo el viento. El escenario, el Mont Ventoux, actor principal Chris Froome, os actores secundarios fueron miles. El espectáculo a veces genera peligro. Un espectáculo para debatir en este deporte.

Froome, superior a Quintana en el ascenso, le volvió a ganar el pulso. Solo el incidente le frenó. "El Ventoux está lleno de sorpresas. Me estrellé contra una moto y se rompió la bici. Decidí correr porque el coche estaba lejos. Estoy contento con la decisión de los jueces", señaló Froome, ganador en la cima en 2013.

Un punto de vista del británico. Alejandro Valverde tenía otro. "Es una pena lo que ha pasado, pero son cosas que suceden en el ciclismo". Este viernes se disputa la decimotercera etapa, una contrarreloj individual entre Bourg-Saint-Andéol y La Caverne Du Pont D'Arc, de 37,5 kilómetros.