Euroliga de baloncesto

El Barça pierde una oportunidad de oro para amarrar la Final Four

Se jugará el pase en Rusia tras caer en la prórroga del cuarto partido en el Palau Blaugrana (80-92), a pesar de un gran Navarro (19 puntos).

Tomas Satoransky intenta escaparse de Malcolm Delaney durante el partido.

Tomas Satoransky intenta escaparse de Malcolm Delaney durante el partido. EFE

  1. Euroliga de baloncesto
  2. FC Barcelona baloncesto
  3. Stratos Perperoglou

Suele pasar que, cuando más cerca está uno de la cumbre, algo se interpone en el camino hacia la gloria. En el caso del Barça, ese algo se llamó Anthony Randolph. 28 puntos suyos (10 en la prórroga) acabaron con el intento de gesta del conjunto local. De la mano del siempre inmortal Navarro, los hombres de Xavi Pascual soñaron con la remontada, además de con la Final Four, hasta que el Lokomotiv Kuban les dejó sin premio (80-92). Y, mucho más importante, sin factor cancha, con el quinto partido a disputar en Rusia el próximo martes.

El equipo azulgrana, a remolque de los visitantes durante todo el partido, encajó un parcial de 4-16 después de un encuentro en el que el orgullo de Navarro (19 puntos) y el empuje de Tomic (18) no fueron suficientes. Lo basó todo Bartzokas a su juego interior y su apuesta funcionó. Más aún ante un Barcelona que, sin el lesionado Dorsey, sufrió defensivamente con la versatilidad de Anthony Randolph en la pintura.

Al pívot estadounidense se sumaron en el primer tiempo Víctor Claver (17 puntos) y Chris Singleton, que en las últimas dos victorias azulgranas se habían mostrado muy discretos. Sin clarividencia por dentro ni frescura en la dirección, su equipo reaccionaba a trompicones, gracias al orgullo de Navarro, Perperoglou y Satoransky, aunque lejos de tomar las riendas del partido (19-21) en el primer cuarto.

El segundo periodo empezó con dos triples consecutivos de Doellman y Abrines que daban un respiro al Barcelona (25-21). Una ventaja que acabó siendo un espejismo para los catalanes que, a diferencia de los dos últimos duelos, no encontraban el acierto exterior con un pobre porcentaje desde la línea de 6,75 metros (6 aciertos de 28 intentos en los 45 minutos de encuentro).

Ante el recital de Randolph, Pascual decidió que Doellman se emparejara con él, mientras que Tomic pasaría a defender a Singleton, que tomó el relevo de su compañero y volvía a poner por delante a su equipo con cinco puntos consecutivos (25-26). A su fiesta se unió Víctor Claver, autor de 10 puntos en el primer tiempo, que dio una cómoda renta de cinco puntos a su equipo antes del descanso (35-40).

Le costó, de nuevo, al Barcelona marcar el ritmo en la reanudación. Sin acierto desde el perímetro, los catalanes buscaron descaradamente a Tomic en la pintura. A pesar de anotar seis puntos, el croata erró algunas situaciones relativamente claras y el Lokomotiv se aprovechó para encontrar, de nuevo, a Anthony Randolph que, acompañado por Claver, marcaba una máxima ventaja de siete puntos (42-49, min.26).

Consciente de que su equipo no tenía su mejor día, apelaron los de Pascual al orgullo y al factor Palau Blaugrana, una caldera que daba alas a los locales. Apretaron las tuercas en defensa en los últimos dos minutos y completaban un parcial de 0-9 antes del inicio del último periodo, con un triple marca de la casa de Navarro que les daba una pequeña ventaja (54-51).

Incómodo en ataque por la defensa asfixiante de su rival, el Barcelona frenó a Randolph en los últimos diez minutos, aunque no pudo hacer lo mismo con Delaney -hasta entonces desaparecido- y el hiperactivo Singleton, con cinco puntos. Sólo Perperoglou respondía y, a dos minutos para el final, Pascual se vio obligado a pedir un tiempo muerto con su equipo perdiendo de seis puntos (65-71).

Quemaba el balón y, en éstas, aparecía Tomic con un 2+1. El Barcelona se ponía a tres puntos, una ventaja que se mantuvo hasta el último minuto de partido. Los rusos tuvieron la oportunidad de ponerse a cinco puntos, pero Singleton perdía un balón, algo que el Barcelona no supo aprovechar. Sin ideas en ataque, Satoransky y Perperoglou fallaban dos triples. A partir de ese momento, el partido se decidió desde la línea de tiros libres.

Todos acertaron, incluso Tomic. El único que falló fue Randolph a falta de 14 segundos. El Barcelona se ponía a dos puntos y lo dejó todo a las manos de Navarro. Salió cara. El capitán anotaba una 'bomba' a falta de tres segundos. Se decidiría todo en la prórroga, en la que Randolph sacó a relucir su jerarquía y castigó a un fatigado Tomic. El parcial de los rusos en el tiempo extra fue de 4-16, con nueve puntos del estadounidense, autor de 2 triples, que forzaba el quinto partido de la serie en Krasnodar.

Ficha técnica

80 - Barcelona Lassa (19+16+19+22+4): Satroansky (10), Navarro (19), Perperoglou (13), Doellman (9), Tomic (18) -cinco inicial-, Ribas (-), Abrines (7), Samuels (4), Oleson (-) y Arroyo (-)

92 - Lokomotiv Kuban (21+19+11+25+16): Delaney (15), Bykov (2), Broekhoff (-), Claver (17), Randolph (28) -cinco inicial-, Singleton (14), Draper (4), Bykov (2), Janning (10) y Zubkov (2).

Árbitros: Radovic (Croacia), Ryzhyk (Ucrania) y Jovcic (Serbia). Jugadores eliminados: Singleton

Incidencias: Partido correspondiente al cuarto asalto de los cuartos de final de la Euroliga disputado en el Palau Blaugrana ante 7.082 espectadores.