Euroliga de baloncesto

El Barcelona cae en Vitoria y se complica el pase a cuartos

El Laboral Kutxa vence a los catalanes (75-71) y se asegura prácticamente el pase a los playoffs de la Euroliga. Los de Xavi Pascual, contra las cuerdas.

Justin Doellman en una jugada en el partido entre Laboral Kutxa y Barcelona

Justin Doellman en una jugada en el partido entre Laboral Kutxa y Barcelona EFE

  1. Euroliga de baloncesto
  2. FC Barcelona baloncesto
  3. Baskonia
  4. Competiciones
  5. Vitoria
  6. Stratos Perperoglou

El Laboral Kutxa venció al Barcelona Lassa por 75-71, sumando así su octavo partido ganado en el Top 16, confirmando su paso para los cuartos de la Euroliga.

La alegría vitoriana contrastó con otro nuevo tropiezo del Barcelona Lassa, que encajó la tercera derrota de la temporada ante los vitorianos y redujo su margen de maniobra para tener que ganar a Brose Baskets y Zalgiris en los partidos que quedan y entrar como cuarto de grupo.

Ambos equipos arrancaron a todo ritmo conscientes de la importancia del triunfo en juego. El exceso de ímpetu se tradujo en acumulación de errores colectivos en los primeros cinco minutos que frenaron la anotación, 9-10. Los catalanes cargaron el juego ofensivo sobre Dorsey y Tomic, mientras Adams y Hanga fueron la referencia inicial del Baskonia ahogados a la hora de intentar anotar con fluidez.

Se resintió el marcador con una baja anotación que llevó al Barcelona a dominar por un estrecho margen al terminar el primer acto (15-16). Apareció Bourousis en el segundo acto para ayudar a Hanga y la línea exterior del Barcelona encontró el acierto con Abrines y Satoransky que convirtieron el partido en un duelo de inspiración, 21-24 minuto 13.

Cada canasta empezó a suponer un denodado esfuerzo para ver el aro contrario. Esta falta de ritmo le sentó mejor al Baskonia, que facturó un 7-0 para volver a recuperar el mando, 32-28 a cuatro del intermedio. Empezó a carburar el cuadro local de la mano de James y el Barcelona nutrió una y otra vez a Tomic para tratar de no perder pie en el marcador al descanso (40-33).

El Baskonia reaccionó tras el descanso

Le sentó mal el paso por vestuarios al Baskonia, que estuvo dos minutos y medio sin ideas en ataque, aunque no permitió al Barcelona tomar la delantera y pudo mantener cinco puntos de renta. La entrada en cancha de Mike James permitió tomar a los vitorianos su máxima renta (51-41 minuto 26).

El desconcierto se instaló en la cancha del Buesa Arena durante casi tres minutos en los que Oleson fue el único capaz de anotar una canasta ante el recital de despropósitos y errores de todo tipo. Un pobre parcial de cuatro puntos por cada bando llevó a cerrar un aciago tercer periodo con la máxima renta vitoriana, 56-45, y estar a solo diez minutos de sellar el billete al cruce de cuartos de final.

Estabilizó el conjunto de Perasovic la renta en la decena sin que el Barcelona diera muestras más allá de acciones individuales de querer acortar por la vía rápida la desventaja (63-53 minuto 33). La calidad de Abrines le llevó a endosar tres triples y una reacción colectiva hizo renacer la esperanza catalana con el empate a 65 tras un triple de Perperoglou a cuatro minutos del final.

El final del partido fue un intercambio de canastas en el que Baskonia y Barcelona decantaron el triunfo del lado del que menos le tembló el pulso. Cinco puntos de Blazic y cuatro de Tillie fueron los determinantes para el triunfo ante un Barcelona que se ahogó en las tres acciones finales ante la buena defensa vitoriana.

Ficha Técnica

75 - Laboral Kutxa (15+25+16+19): Adams (3), Blazic (8), Hanga (11), Tillie (10), Planinic (2)-cinco inicial-, James (14), Bertans (3), Bourousis (22), Corbacho (2).

71 - Barcelona Lassa (16+17+12+26): Satoransky (20), Oleson (4), Doellman (4), Perperoglu (7), Dorsey (4)-cinco inicial-, Arroyo (4), Tomic (10), Abrines (18), Vezenkov.

Árbitros: Jovcic (SRB), Latisevs (LET), Foufis (GRE). Eliminado Dorsey (m. 39). Señalaron técnica a Abrines (m. 29).

Incidencias: Partido de la jornada 12 del Top 16 de Euroliga disputado en el Buesa Arena de Vitoria ante 12.789 espectadores, según el club. Se guardó un minuto de silencio por las víctimas de los atentados de Bruselas.