BALONCESTO

Al Madrid de Laso sigue sin pesarle la Copa

El equipo nunca ha perdido los encuentros de ACB y Euroliga posteriores a los triunfos coperos logrados con el técnico vitoriano.

Llull en primer plano durante el pasillo copero del Valencia Basket.

Llull en primer plano durante el pasillo copero del Valencia Basket. EFE

Por cuarta ocasión de cuatro posibles, Pablo Laso puede disfrutar el triunfo de su Real Madrid en la Copa del Rey más allá de la propia consecución del título. Ningún equipo ha logrado aguarle la fiesta a sus chicos ni en la ACB ni en la Euroliga justo después de imponerse en el torneo del KO. Así, los blancos no han acusado ningún tipo de resaca postvictoria durante casi un lustro, sin dormirse en los laureles que siempre trae consigo cualquier galardón que se precie.

Valencia Basket se unió este domingo (94-95) a la lista de conjuntos incapaces de frenar las buenas vibraciones del Madrid de Laso tras sus glorias coperas. La derrota quedó ratificada con el ya célebre triple sobre la bocina de Sergio Llull a 20 metros de distancia. El del menorquín (17 puntos) es un nombre recurrente en la lista de jugadores madridistas más destacados a la vuelta de la Copa. Como el de Jaycee Carroll, también importante en La Fonteta (18).

Los taronja, con Dubljevic (17) y Sikma (15) brillando, tienen un consuelo: son el equipo que ha puesto en más aprietos a los blancos justo tras la Copa durante estos años. Aun así, la estadística jugaba en contra de los hombres de Pedro Martínez desde el principio.

Durante las últimas 16 temporadas, el campeón de la segunda competición española tan sólo ha caído en liga en la jornada siguiente a su victoria copera en una ocasión. El Baskonia fue la excepción de la regla al ser derrotado por 99-94 ante el Forum Valladolid (2004).

En cuanto a la Euroliga, el Brose Baskets alemán tropezó el jueves como local ante el Madrid (86-90), también con Llull en estado de gracia (21 puntos) y con un gran Felipe Reyes (18). Las buenas actuaciones de Miller (20) y Wanamaker (16) no fueron argumento suficiente para frenar el ímpetu de los hombres de Laso cuando cantan el alirón en febrero.

Por lo tanto, el equipo blanco acumula ocho triunfos tras ganar la Copa (aunando la competición española con la europea) en su nueva época dorada. Así se le dieron los partidos inmediatamente posteriores a levantar el trofeo en anteriores temporadas.

2012: dos victorias holgadas

Después de acabar con el Barça en el Palau Sant Jordi tras 19 años sin ganar la Copa, al Madrid le tocó enfrentarse a otro rival doméstico en la Euroliga: el Unicaja. Saldó el envite con una cómoda victoria (86-65) en el Palacio de los Deportes madrileño. Nikola Mirotic, con 18 puntos, y Sergio Llull, con 15, fueron los grandes protagonistas del encuentro.

También sobresalió uno de los héroes de Barcelona, Jaycee Carroll, con 13 puntos y grandes porcentajes (4/4 en tiros de dos y uno de dos en triples). Por su parte, Gerald Fitch (15) fue el mejor jugador del Unicaja, al que entrenaba Chus Mateo (actual ayudante de Laso) tras la destitución de Aíto García Reneses.

En cuanto a la Liga Endesa, el rival posterior al triunfo copero fue el Gran Canaria, también en casa. Los isleños tampoco pudieron sorprender a los hombres de Laso (90-72), con Llull (20) y Carroll (17) todavía de dulce. Felipe Reyes se unió a la fiesta (14 puntos y seis rebotes), aplacando las buenas actuaciones de Juan Palacios y Michael Bramos en el bando contrario (23 y 22 puntos respectivamente).

2014: el triunfo más ajustado hasta ahora

El Madrid volvió a derrotar al Barça en la final gracias al inolvidable y decisivo triple de Llull tras un año de sequía copera. El menorquín continuó en forma en la Euroliga, donde los blancos derrotaron in extremis al Lokomotiv Kuban ruso a domicilio (74-78). Sus 15 puntos, unidos a los 16 de Rudy Fernández, resultaron capitales para el triunfo continental.

Con Mirotic también destacado (12) y el rebote como factor diferencial (18 capturas rusas por las 40 madridistas), los 21 puntos del local Derrick Brown cayeron en saco roto. Lo mismo le sucedió en la liga a Andrés Nocioni, hoy jugador del Madrid. Sus 14 puntos con la camiseta del Laboral Kutxa Baskonia no sirvieron para hacer frente a los blancos en Vitoria (74-90).

En esta ocasión, Llull sí fue el máximo anotador del encuentro (27), con Rudy Fernández (17) y Salah Mejri (12) como mejores escuderos. Los triples (50% de acierto) fueron de gran ayuda para consumar una nueva victoria liguera tras la Copa.

2015: Rudy confirma su MVP

El Madrid tampoco pareció acusar el sobreesfuerzo copero, más con una nueva final ante el Barça, en ninguno de los dos partidos posteriores al torneo. El primer adversario en caer fue el Estrella Roja de Belgrado (85-61), con Carroll (17) y Rudy Fernández (15) como líderes. El Chacho fue el tercer hombre en discordia (13) en un duelo muy descompensado en el perímetro.

El paupérrimo porcentaje en triples que lograron los serbios (1/14 para un 7.1% de acierto) inutilizó la actuación de Boban Marjanovic (21) en la pintura. Aunque el Madrid tampoco tuvo su mejor día lanzando triples, se impuso con facilidad. Más le costaría hacerlo en la ACB ante un combativo Iberostar Tenerife.

Los 21 puntos de Nico Richotti (6/7 en tiros de dos) mantuvieron las esperanzas canarias hasta bien entrado el partido (94-85). Rudy Fernández tuvo que aparecer desde el exterior (19 puntos, 5/6 en tiros de tres) para acallar las dudas, bien secundado por Sergio Rodríguez (17) y Reyes (15).