BALONCESTO

La espalda de Rudy complica aún más la situación del Real Madrid

El alero mallorquín se resiente de sus problemas lumbares y deja en una posición aún más delicada al conjunto de Pablo Laso.

Rudy ya se resintió en el último encuentro de Euroliga.

Rudy ya se resintió en el último encuentro de Euroliga. EFE

  1. Rudy Fernández
  2. Real Madrid de baloncesto
  3. Euroliga de baloncesto
  4. Lesiones
  5. Deportes
  6. Portland

El 9 de marzo de 2009, Rudy Fernández abandonó el Rose Garden de Portland en camilla y con collarín. Aquella noche un agarrón de Trevor Ariza, entonces en los Lakers, terminó con el español en el suelo, con su espalda lesionada para el resto de su carrera hasta hoy, cuando se ha sabido que el mallorquín probablemente tendrá que pasar por el quirófano y que estará de baja, aproximadamente, entre dos y tres meses.

Rudy Fernández ha tenido que convivir con esta lesión de forma constante desde aquella noche infame en Portland. La lumbalgia también hizo mella en él durante su corta etapa en Denver Nuggets, donde solo jugó 31 partidos por culpa de la espalda y volvió a pasar por el quirófano en dos ocasiones -la primera fue aquel mismo 2009-. Probablemente, una de las razones que obligaron al jugador a abortar su carrera NBA en 2012 fueron sus maltrechos lumbares. Nada más llegar al Real Madrid por segunda vez y para quedarse, Rudy tuvo que perderse la Supercopa por idéntico motivo. Su parte médico en 2013 y en 2014 con los blancos tampoco pudo dejar de pecar de rutinario en este sentido. 

No obstante, 2015 ha entrado con fuerza en la lista de candidatos al ‘annus horribilis’ lumbar por excelencia. El goteo de problemas físicos empezó en abril, cuando se resintió de la espalda tras penetrar a canasta en un partido contra el CAI Zaragoza y va a terminar antes de que comience diciembre, pues según informa el Real Madrid a EL ESPAÑOL si bien el diagnóstico y los plazos no son definitivos, la gravedad de la lesión del jugador es innegable.

La baja del alero mallorquín no puede, además, llegar en peor momento para el Real Madrid. Con el agua al cuello en la Euroliga -necesita ganar los tres partidos que restan de la primera fase para avanzar al Top16-, Rudy se perdería esos encuentros continentales y también toda la temporada doméstica, con la Copa del Rey del próximo mes de febrero en La Coruña como objetivo prioritario para su reaparición.

En cualquier caso, en el club blanco se aferran a los estudios médicos que realizarán a la zona lumbar del jugador este martes por la mañana y donde esperan poder evitar el quirófano y reducir el tiempo de ausencia de su estrella.