BALONCESTO

Cinco cosas que funcionan y cinco que no en el Madrid de Laso

Repaso a las virtudes y defectos del equipo blanco en un inicio de curso marcado por la irregularidad, con siete derrotas en 15 partidos.

Pablo Laso con semblante preocupado en un encuentro del Real Madrid.

Pablo Laso con semblante preocupado en un encuentro del Real Madrid. Getty Images

La sección de baloncesto del Real Madrid tampoco queda exenta de las dudas que están acompañando a su hermano mayor futbolístico en la presente temporada.

Siete derrotas en 15 partidos oficiales han hecho que las alarmas empiecen a sonar en el Palacio de los Deportes nada más arrancar la temporada.

Por eso, EL ESPAÑOL repasa cinco cosas que funcionan y cinco que no lo hacen en este Real Madrid para destacar las mejores virtudes del equipo y aquellos defectos que deberían corregirse.

Lo que funciona

1. Felipe Reyes

El capitán del Real Madrid es uno de los jugadores más regulares del equipo en estos primeros compases de la temporada.

Sus 13.4 puntos y 5.6 rebotes por partido (12.1 y 6.5 teniendo en cuenta la Euroliga) están resultando capitales en la mayoría de compromisos de los blancos.

A sus 35 años, Reyes mantiene impoluta su segunda juventud. Sus números en ataque son los mejores desde hace siete temporadas.

Felipe anota bajo tablero, pelea cada rechace o balón comprometido y, sobre todo, nunca se achanta. El carácter que demuestra en la pista es el mayor acicate posible para sus compañeros, ya sea con un liderato visible y sólido o con otro menos patente, de la mano de un siempre minusvalorado pero capital trabajo sucio en la pintura.

2. Gustavo Ayón

El pívot mexicano mantiene el buen momento de forma que mostró al final del curso pasado.

Ha mejorado sus sensaciones en las primeras fechas de la nueva campaña (11.9 puntos y 5.7 rebotes por partido, 10.7 y 6.9 contando la Euroliga). Las dudas que pudo generar durante sus primeros meses en el Real Madrid parecen disipadas por completo.

Ayón se ha vuelto insustituible en el juego interior blanco, liderando al equipo con grandes números en varios partidos, como hizo ante Zaragoza y Manresa, por ejemplo.

En la Euroliga tampoco ha desentonado y se complementa a la perfección tanto con Felipe Reyes como con Trey Thompkins, sus parejas de baile más habituales. Sin duda, 'El Titán' también se salva de la quema en este Madrid.

3. Sergio Rodríguez

Entre las caras más visibles del Madrid, el 'Chacho' sobresale en este inicio de campaña (11.9 puntos y cinco asistencias por encuentro, 9.8 y cinco contando la Euroliga).

Sale a la pista y da otro aire a los partidos, generando juego y, a la vez, resultando una amenaza ofensiva para el equipo rival.

A su genial visión de juego, Rodríguez une un tiro exterior más que productivo. Sus aciertos desde el triple (63% de efectividad en ACB y 43.2% en Euroliga) han resultado capitales en algunos encuentros.

Para muestra, los lanzamientos acertados ante el Khimki o este viernes contra Estrella Roja. No sirvieron para ganar, pero dieron esperanza al Madrid hasta el final.

4. El ataque

El Madrid de Laso continúa siendo un equipo eminentemente ofensivo. Así lo demuestra el hecho de que el ataque blanco sea el mejor de la ACB en estos momentos, con 91.57 puntos de promedio (641 en siete partidos).

Los blancos superan en cuatro puntos la anotación de Valencia Basket (87 puntos por encuentro), precisamente el único verdugo liguero del Madrid hasta la fecha.

En Euroliga, las estadísticas también son positivas. El ataque madridista es el tercero más eficaz de la competición (84.43 puntos de promedio), por detrás de Efes (86.57) y CSKA de Moscú (89.86).

Como último dato relevante, el equipo ha superado tres veces la barrera de los 100 puntos en lo que va de temporada. Definitivamente, el problema no se encuentra delante.

5. El rebote

Las capturas defensivas y ofensivas también sonríen al Madrid en el nuevo curso. El equipo blanco es el más reboteador de la ACB (270 rebotes para un promedio de 38.57), aunque Gran Canaria le pisa los talones (269, 38.43).

En Euroliga, la situación es idéntica, con el Madrid sólo por detrás de Olympiacos gracias a 38.43 capturas de media (269 en total frente a los 283 helenos).

El Madrid sólo ha perdido la batalla del rebote ante Unicaja (semifinales de la Supercopa), Khimki (partido de ida) y Estrasburgo. Los tres encuentros se saldaron con derrota.

También lo hicieron otros en los que el Madrid se mostró más fiero bajo los aros. Aun así, las segundas oportunidades concedidas por el rebote ofensivo también fueron capitales en algunos de los triunfos de este curso.

Lo que no funciona

1. La defensa

Es el gran caballo de batalla del Real Madrid en lo que va de temporada. Ha pasado desapercibida en las victorias más abultadas del equipo, pero en el resto de partidos ha sido un factor capital para decantar la balanza a favor o en contra.

Las dificultades de los hombres de Laso para defender la zona o el perímetro son factores fundamentales a la hora de explicar varias de sus derrotas.

Los momentos óptimos atrás apenas han existido, como demuestra el hecho de que el Madrid sea el equipo que peor rinde de toda la Euroliga en este aspecto.

Los 86.14 puntos que encaja de media son 12 más que los que le llevaron a reinar en Europa la temporada anterior (74,9).

Además, el panorama tampoco es demasiado alentador en la ACB, donde los blancos sólo presentan la séptima mejor defensa entre los 18 conjuntos ligueros (75.71 puntos encajados de media).

La defensa del Real Madrid es la peor de la Euroliga hasta la fecha.

La defensa del Real Madrid es la peor de la Euroliga hasta la fecha. EFE

2. El tiro exterior

A pesar de ser el equipo que mejor tira de tres de la ACB, el Real Madrid no puede decir lo mismo en la Euroliga. Su 39.33% de acierto doméstico se convierte en un 32.63% (decimonoveno equipo de 24) a nivel continental.

Varios encuentros han sido especialmente desdichados desde el perímetro, como la derrota ante Fenerbahçe (6/28 para un 21,4% de efectividad).

La que antes era una de las armas ofensivas del Madrid ahora es un estorbo más que una ayuda. Con Jaycee Carroll y Sergio Rodríguez como principales artilleros, los blancos abusan del triple como recurso. Si el acierto fuese el de otras temporadas, pase, pero no es el caso.

3. Los nuevos americanos

Trey Thompkins ha demostrado ser un interior con múltiples recursos en ataque, incluido un decente tiro de media y larga distancia. Sin embargo, su polivalencia ofensiva no encuentra reválida a nivel defensivo.

El ex del Nizhny Novgorod se encuentra muy cómodo en la faceta reboteadora, pero no así en lo que se refiere al marcaje puro y duro. Su desempeño atrás todavía queda muy lejos del que solía mostrar Marcus Slaughter.

Por su parte, Jeffery Taylor tampoco acaba de adaptarse del todo a este Madrid. Aunque ha tenido buenos minutos tanto en ataque como en defensa, sus problemas físicos iniciales no le han ayudado a encontrar un rol definido en la plantilla.

Así pues, la sombra del americano al que debía sustituir Taylor, en su caso KC Rivers, también sigue mostrándose muy alargada.

Jeffery Taylor ha alternado buenas actuaciones con otras menos brillantes.

Jeffery Taylor ha alternado buenas actuaciones con otras menos brillantes. EFE

4. El banquillo

Sergio Rodríguez (aunque ha sido titular en algunos encuentros) y Jaycee Carroll, a pesar de sus momentos de zozobra, son los suplentes más destacados de una segunda unidad blanca que está pasando bastante desapercibida.

Andrés Nocioni ha mejorado su actuación en los últimos partidos, aunque sin alcanzar el nivel de la temporada anterior. Su carácter le ha jugado incluso alguna que otra mala pasada (doble técnica y expulsión ante Zaragoza o una técnica ante Estrella Roja este viernes).

Jonas Maciulis ha tenido ciertos momentos de lucidez en el tiro exterior y la defensa, aunque puntuales y siempre asimilados a su rol netamente secundario.

Por último, Willy Hernangómez y Luka Doncic han dejado detalles de su calidad cuando han competido, pero no han contado con demasiados minutos.

5. La regularidad

Los hombres de Pablo Laso arrastran su peor balance en Euroliga de los últimos seis cursos a estas alturas de temporada.

Tan sólo han cosechado dos triunfos (Estrella Roja y Bayern de Múnich) frente a cinco encuentros perdidos (Khimki por partida doble, Fenerbahçe, Estrasburgo y Estrella Roja en la vuelta). La situación es más halagüeña en la ACB, con seis victorias por tan sólo una derrota.

No obstante, la entidad del causante de la única derrota blanca, un Valencia Basket que además ganó a domicilio, también despierta un cierto escepticismo en torno al bagaje liguero del Madrid.

Y es que la inmensa mayoría de los adversarios nacionales a los que se ha enfrentado el vigente campeón español marchan en las seis últimas posiciones de la competición nacional. Es el caso de Gipuzkoa Basket, Tenerife, Zaragoza, Estudiantes y Manresa.

Algunas estrellas del Madrid tampoco pasan por su mejor momento físico. Rudy Fernández y Sergio Llull continúan siendo piezas clave del equipo, pero no están apareciendo en los partidos con tanta contundencia como en otras temporadas.

Probablemente, la clave esté en que tanto ellos como buena parte del equipo apenas tuvo margen de maniobra entre la final del EuroBasket, la Copa Intercontinental y el inicio de la competición oficial. Es decir, no hubo pretemporada ni descanso posible para afrontar la nueva campaña.

Sergio Rodríguez es uno de los líderes del Madrid en lo que va de curso.

Sergio Rodríguez es uno de los líderes del Madrid en lo que va de curso. ACB Photo