BALONCESTO

El Titán se vuelve Rey

Los 21 puntos de Gustavo Ayón definen la victoria del Real Madrid en Zaragoza (80-88) tras despegar en el tercer cuarto.

Gustavo Ayón intenta zafarse de Kanacevic durante el Real Madrid-CAI Zaragoza.

Gustavo Ayón intenta zafarse de Kanacevic durante el Real Madrid-CAI Zaragoza.

“Una piedra en el camino me enseñó que mi destino era rodar y rodar. Después me dijo un arriero que no hay que llegar primero, sino saber llegar. Con dinero y sin dinero, hago siempre lo que quiero y mi palabra es la ley. No tengo trono ni reina, ni nadie que me comprenda, pero sigo siendo el Rey”. Gustavo Ayón tiene muy interiorizada esta famosa canción de su país natal, México. Actuaciones como la de este domingo ante el CAI Zaragoza (victoria del Real Madrid por 80-88) dan fe del cada vez mayor protagonismo del ex NBA en el engranaje madridista. La dinámica iniciada al final de la anterior campaña por el pívot sudamericano se mantiene con paso firme en el inicio de este curso.

Y es que el periplo de Ayón en el Real Madrid no siempre ha sido tan halagüeño como en la actualidad. Algunos problemas personales mermaron el rendimiento de 'Titán' durante buena parte de su primer año como jugador blanco. Sin embargo, la ayuda de Pablo Laso, como el propio Gustavo reconoció, y su aparición estelar en las grandes citas de la temporada le ayudaron a alcanzar la cima. La que ocupa ahora, en un comienzo de temporada pletórico a los mandos del juego interior madridista. Ayón se siente bien, y lo proclama a los cuatro vientos con su juego.

Quizá aprovechando un cierto parecido físico con Freddie Mercury, el mítico líder de la banda musical Queen, Ayón se tomó el encuentro contra el CAI Zaragoza como una reválida personal. En su afán de demostrar que no sólo actúa bien en grupo, sino como solista, Gustavo dejó las rancheras por un día y dio el salto al pop más lírico. Convirtió la 'Barcelona' de Mercury en un rotundo 'Zaragoza', con sus puntos bajo tableros sirviendo de voz desgarradora y Felipe Reyes a los coros como particular Montserrat Caballé. Cada canasta, una estrofa para él solo. Cada mate y alley-oop, una nota digna del mejor tenor y cargada de fuerza. Cada robo, una cura de humildad a pesar de vestir de esmoquin y cantar/jugar mejor que nadie del Madrid en tierras aragonesas. También pasando por alto cuatro pérdidas de balón que sirvieron de obligada penitencia.

Hasta los gigantes del baloncesto como Ayón son humanos y yerran. También lo pueden decir sus compañeros, ya que las gargantas aún no están tan afinadas como el curso pasado a la hora de cantar con armonía en la pista. Otro grupo con ganas de marcha, Zaragoza, volvió a amenazar la hegemonía de los cantantes de Laso. El concierto duró tres cuartos, también con el juego interior aragonés por protagonista y algún triple más que los del adversario. A las estrofas de Linhart y Fotu se unieron las de Jelovac, también aplaudidas con unanimidad por el respetable. Estos particulares 'Tres Tenores' dirigieron las operaciones mañas, con Sergio Rodríguez y la dupla interior Ayón-Reyes como respuesta por parte del Madrid, con permiso de los muelles de Taylor.

La batalla de bandas duró lo que tardó en fraguarse el maridaje entre español y mexicano. Cuando lo hizo, todos los focos se dirigieron hacia la parte de la cancha que ocupaba el Madrid. Entonces, las preocupaciones por el balance defensivo, la descalificación de Nocioni (dos técnicas en dos minutos de juego) o la ausencia de tiro exterior desaparecieron. Todo se decidió en los tableros, tanto en los rebotes (de nuevo acicate del Madrid) como en los puntos bajo el aro. Y ahí, Ayón 'Titán' o 'Mercury', como se le quiera apodar, confirmó que sigue siendo el Rey. Aunque el trono del Madrid, en general, aún esté por pulir.

Ficha técnica

80 - CAI Zaragoza (17+23+16+24): Bellas (2), Sastre (6) Linhart (14), Jelovac (23), Norel (6) -cinco inicial- Sergi García (5), Diener (2), Benzing (9), Fotu (13) y Kanacevic (-).

88 - Real Madrid (17+23+24+24): Llull (4), Taylor (10), Rudy Fernández (3), Thompkins (6), Ayón (21) -cinco inicial- Nocioni (-), Doncic (-), Felipe Reyes (21), Sergio Rodríguez (15), Carroll (5), Hernángómez (3).

Árbitros: García González, Martínez Fernández y Fernández Sánchez. Fue descalificado en el descanso el visitante Nocioni. Excluyeron por personales a Norel (min.36).

Incidencias: partido correspondiente a la cuarta jornada de la Liga Endesa disputado en el pabellón Príncipe Felipe de Zaragoza ante 9.145 espectadores. Se guardó un minuto de silencio por el reciente fallecimiento de Ranko Zeravica, que fuera entrenador del CAI Zaragoza.