BALONCESTO

De Oakland a Cleveland: nada cambia en la nueva campaña NBA

La estadística que mide las victorias aportadas por cada jugador refuerza a los favoritos (Warriors y Cavaliers) y destruye a Portland.

Stephen Curry y LeBron James, líderes de nuevo.

Stephen Curry y LeBron James, líderes de nuevo. Getty Images

Esta semana empieza la NBA y la Conferencia Oeste seguirá dominando la competición. Los vigente campeones, los Golden State Warriors, tendrán más difícil que nunca repetir los éxitos que disfrutaron la temporada anterior, en gran medida, por los refuerzos que sus vecinos de conferencia han adquirido en el periodo estival. La competencia es tal en la costa del Pacífico que las casas de apuestas estiman que los equipos necesitarán superar las 41 victorias de forma holgada en temporada regular para conseguir llegar a los playoffs. Con los San Antonio Spurs, y los citados Warriors, como favoritos para ganar el Oeste, y los Cleveland Cavaliers el Este, analizamos lo que nos espera en esta temporada que empieza ya.

WIN SHARES

Win Shares (WS) es una estimación de la contribución de victorias que un jugador concreto aporta a su equipo. Por ejemplo, en la temporada 2009-10 LeBron James tuvo 18,5 WS con unos Cavaliers que terminaron ganando 61 partidos. Al año siguiente y con LeBron en Miami y Varejao lesionado gran parte de la temporada, los Cavaliers sólo fueron capaces de ganar en 19 ocasiones. El concepto de WS está adaptado del béisbol por matemáticos como Dean Oliver o John Hollinger con el objetivo mencionado anteriormente: estimar las victorias que un jugador proporciona a su equipo. En la actualidad es una estadística usada en el argot baloncestístico anglosajón y utilizada por publicaciones de reconocido prestigio como Basketball Reference o ESPN.

Para evaluar los traspasos que han surgido en este verano utilizaremos WS, de tal forma que se pueda observar cómo un equipo ha salido reforzado –o devaluado- con respecto a la temporada pasada. Win Shares tiene sus limitaciones, ya que sólo puede medir los movimientos de agentes libres dentro de la NBA. Hay movimientos en las plantillas, como rookies o jugadores internacionales, a los que no se puede asignar una cifra de WS debido a su ausencia de la Liga la temporada anterior. Dicho esto, WS es un más que buen proxy para analizar cómo los equipos se han movido durante el verano.

CONFERENCIA ESTE

La Conferencia Este es con diferencia la más débil de las dos. La temporada pasada los Brooklyn Nets se metieron en playoffs con tan solo 38 victorias y 44 derrotas. Este año la cosa no va a cambiar, y la entrada a la post temporada debería estar igual de barata.

Los Hawks, que ganaron 60 partidos la temporada pasada, acabando líderes de conferencia, lo pasarán mal para reeditar tremendo éxito. A pesar de recibir a Thiago Splitter de los Spurs, han perdido a DeMarre Carroll, que ha marchado a Toronto, y su entrenador Mike Budenholzer tiene la labor de ser el presidente de operaciones además de entrenar al plantel. Esta situación otorga a Cleveland, más si cabe, la papeleta de claro favorito con LeBron James al mando.

Entre los más reforzados cabe destacar a los Miami Heat, que además de recuperar a Chris Bosh de su lesión pulmonar, han incorporado a Amar’e Stoudamire a la rotación y al rookie campeón de todo en la Universidad de Duke, Justise Winslow. Los Heat se presentarán, salvo percance de última hora, con un quinteto genial en su debut esta temporada: Goran Dragic, Dwyane Wade, Luol Deng, Chris Bosh y Hassan Whiteside, junto con Stoudamire, Winslow, Chris Andersen y Gerald Green en el banquillo.

La clase baja de la conferencia ha subido el nivel como se puede apreciar en el siguiente gráfico, pero ningún equipo en concreto se ha beneficiado tanto como para esperar un sorpresón. El más perjudicado sobre el papel son los Indiana Pacers, que a pesar de incorporar a Monta Ellis y Jordan Hill entre otros, han perdido a David West, Luis Scola y Roy Hibbert en pocas semanas. Dicho esto, el equipo del oro y azul será completamente distinto esta temporada ahora con la reincorporación de Paul George tras su horrorosa lesión el verano pasado.

NBA - Conferencia Este

NBA - Conferencia Este

CONFERENCIA OESTE

En el Oeste, las noticias veraniegas vinieron desde Los Ángeles, donde los Clippers y Mavericks libraron una guerra a principios de julio por DeAndre Jordan en formato emoji. Al final, DeAndre terminó quedándose en Los Ángeles, dejando a los Mavericks en la estacada, que perdieron a su vez a Tyson Chandler, y dejando el hueco de superestrella acompañante de Nowitzki algo abandonado.

Más allá del DeAndre Gate, el equipo que más se ha reforzado es el que siempre lo hace: los San Antonio Spurs. El equipo de Gregg Popovich ha incorporado a David West y a LaMarcus Aldridge, haciendo de la plantilla un fortín inexpugnable. Ambos jugadores han firmado por mucho menos de su valor en el mercado: el primero por el sueldo mínimo, y el segundo con un contrato máximo por cuatro años, perdonando el quinto año que podría haber tenido en Portland.

Los propios Trailblazers son el equipo más perjudicado de toda la NBA en cuanto al mercado estival se refiere. Las casas de apuestas otorgan una estimación a la franquicia de Oregon de 26 victorias esta temporada, cayendo estrepitosamente de las 51 de la campaña pasada. Y es que la caída ha sido de órdago; además de perder al citado LaMarcus Aldrige, Nico Batum, Arron Afflalo, Robin Lopez, Wesley Mattews y Joel Freeland entre otros han decidido dejar la franquicia. Como se aprecia en el gráfico posterior, las WS dejan más que tocada a una franquicia donde Damian Lillard tendrá que tirar del carro más de la cuenta.

NBA - Conferencia Oesta

NBA - Conferencia Oesta

LOS ESPAÑOLES

En cuanto a los españoles se refiere los mayores afectados son Nikola Mirotic y Pau Gasol por el cambio de entrenador. La franquicia de la ciudad del viento decidió prescindir de los servicios de Tom Thibodeau a principios de verano para incorporar al entrenador de la universidad de Iowa State, Fred Hoiberg. En su primera campaña como entrenador de la NBA deberá de capear el temporal en una plantilla con varias duplicidades en puestos como los de Pau Gasol y Joakim Noah o Nikola Mirotic y Doug McDermott, y ver si Derrick Rose puede seguir siendo el líder del equipo ante un Jimmy Butler en constante evolución.

Marc Gasol firmó un contrato máximo con los Memphis Grizzlies a principios de julio por cinco años más y su situación es más que estable en una franquicia totalmente entregada a él. Sin ampliación de contrato pero en una situación similar se encuentra Serge Ibaka en Oklahoma: titular indiscutible en una franquicia capaz de ganarlo todo.

Los Minnesota TimberWolves tuvieron la suerte de acabar con el número uno del draft, Karl-Anthony Towns, dando a Ricky Rubio un gran compañero de viaje. A pesar de eso, el entrenador Flip Saunders fue diagnosticado hace unas semanas con la enfermedad de Hodgkin y falleció hace apenas unos días. Esta situación ha provocado que Sam Mitchell ocupe el puesto de entrenador provisional. Ahora, con la muerte de Saunders habrá que esperar a ver cómo se ajusta Rubio a las características de juego del nuevo mandamás, si es que lo continua siendo.

Finalmente, José Manuel Calderón empezará el año con los Knicks, que han fichado este verano a Porzingis, procedente del CB Sevilla. Además, han incorporado a Arron Afflalo, Robin Lopez y Derrick Williams para acompañar a Carmelo Anthony esta temporada. A priori el puesto de base titular debería de ser de Calderón, pero su contrato -14 millones por las dos próximas temporadas- hace de él un jugador más que traspasable. Habrá que ver si acaba la temporada en Nueva York.