V EDICIÓN

El deporte femenino monopoliza los premios Ciudad de la Raqueta y María de Villota

Ruth Beitia, Maialen Chourraut y Carolina Marín fueron protagonistas de una gala en la que también se premió al columnista de EL ESPAÑOL José Luis Llorente.

Todos los galardonados en los premios Ciudad de la Raqueta y María de Villota.

Todos los galardonados en los premios Ciudad de la Raqueta y María de Villota. Efe

Los premios Ciudad de la Raqueta son ya una referencia en el mundo del deporte. Con premiadas tan ilustres como las campeonas olímpicas Ruth Beitia, Carolina Marín, Teresa Perales o Maialen Chourraut, se ha celebrado este martes en Madrid su V edición, tercera en la que se integran también los Premios María de Villota.

En un complejo deportivo ya referencia en la capital de España, gran parte de los deportistas olímpicos que acudieron este verano a Río de Janeiro y algunas de las grandes personalidades o exdeportistas estuvieron presentes en la gala, presentada otro año más por el periodista Jota Abril. Koki Martí, fundador de Ciudad de la Raqueta, aseguró que "tenemos que seguir recordando que hay ejemplos, que hay espejos en esta sociedad", en referencia a todos los premiados. También aprovechó para volver a destacar la figura de María de Villota, fallecida hace tres años y recordada en este evento, que también sirve de homenaje a la piloto madrileña. "Estamos muy felices de ser parte del legado de María de Villota", comentó Martí.

"Estamos hecho de la materia de nuestros sueños", explicó Icíar Montes, premio trayectoria de pádel, en una de las declaraciones que mejor representaron los valores de estos premios. Albert Costa se llevó el premio a la trayectoria de tenis, que recogió en manos de otra leyenda del deporte de la raqueta, Virginia Ruano. "Este premio me hace especial ilusión. Estos reconocimientos sientan muy bien, hay mucho esfuerzo detrás de todo lo que se ve. Cuando ya tienes una cierta edad y te lo reconocen es emocionante", comentó Costa, que sustituye en esta edición a Álex Corretja, último ganador.

Tres mujeres se llevaron en esta edición el premio María de Villota a la Hazaña deportiva: Maialen Chourraut, Ruth Beitia y Carolina Marin. La piraguista vasca, acompañada por su marido y entrenador Xabier y, por supuesto, su hija Ane, aseguró que ella es "una soñadora". "Soñé con el oro en Río y lo logré. Pero ahora ya sueño con Tokio 2020". A su lado, la única mujer que ha dado un oro olímpico a España en atletismo. El salto de 1,97 hace ya dos meses le dio la victoria en el Olímpico de Río y este martes le dio el premio María de Villota. "Estoy muy orgullosa de compartir el premio con Maialen y Carolina. A todas nos unía que el deporte se convirtiese no en una profesión sino en una pasión. Representar a nuestro país, cumplir nuestros sueños", comentó la cántabra, que volvió a destacar la figura de su entrenador Ramón Torralbo, causante del "50% del oro". Por último, Carolina Marín, ausente en la gala por culpa de su reciente lesión, mandó un vídeo en el que aseguró que "es un honor, entrar en el legado de María de Villota y seguir los valores que ella nos dejó".

Especialmente emotivo fue el premio a Teresa Perales, la deportista española con más medallas (olímpicas o paralímpicas) y que recibió un caluroso homenaje. La aragonesa, galardonada con el premio a la trayectoria deportiva, ejemplifica los valores del deporte, ejemplo de superación. "Me ha hecho muchísima ilusión recibir este premio. Siento que conocí a María en la distancia, aprendimos muchas mujeres de ella. Su legado nos ha hecho ser mejores personas, competir más, seguir soñando", comentó Perales.

Otro de los grandes momentos de la noche fue el premio especial Ciudad de la Raqueta a José Luis Llorente, exjugador de baloncesto del Real Madrid y columnista de EL ESPAÑOL. El premiado estuvo acompañado por toda su familia, padre, hijo, hermanos y tíos, entre los que se encontraba Paco Gento, que no quiso perderse el homenaje a su sobrino y que protagonizó su primer acto como presidente de honor del Real Madrid.

"Es un honor y es un 'embolao'", bromeó un Llorente, muy emocionado tras ser alabado durante minutos por Corbalán. "Alfredo Di Stéfano cuando le dieron un premio dijo 'No sé porque me premiáis tanto, sólo tenía la suerte de ser uno más de compañeros que eran muy buenos. Francamente, no me merezco el premio, pero lo trinco'. Esa es la actitud", ante las risas de los asistentes que abarrotaron el lugar.

"He tenido mucha suerte porque he caído en una familia que me ha educado de forma inmejorable. He tenido mucha suerte de tener amigos, y de caer en una época y en un club", comentó Llorente. "La Ciudad de la Raqueta da por primera vez un premio vicevérsico. Le tendría que dar yo el premio a ellos", añadió. "Desde que tengo más tiempo libre aquí sólo he encontrado afecto, ayuda y un gran ejemplo de pasión de trabajo. También el orgullo con el que lleváis la marca de Ciudad de la Raqueta. Me habéis permitido profundizar en el legado de María de Villota, conocer a su padre. De corazón, muchas gracias por este premio", concluyó Llorente.

De Joe tuvo alabanzas también Koki Martí, que aseguró ser el "ejemplo de nivel de exdeportista que orienta su retirada desde al estudio, dedicarse a los demás, con el sindicato de jugadores, labor periodística siempre independiente, persiguiendo unos valores y modales de conducta".

Además, también se premió al periodista Fernando Carreño, galardonado con el premio comunicación del deporte; a Tennis Aid Uganda, institución que lleva este deporte a África y que recibió el Premio Deporte y Solidaridad; al Club de Tenis Alborán, premio Institución Deportiva. También Adeslas fue galardonada con el Premio Deporte y Empresa y el World Padel Tour, que se llevó el premio Evento Deportivo.