nueva ficción

Las series españolas dan 'Vergüenza'

Juan Cavestany, Álvaro Fernández Armero, Enrique López Lavigne y Javier Gutiérrez se reúnen en un proyecto sobre patetismo y tópicos.

Juan Cavestany, director de 'Vergüenza'

Juan Cavestany, director de 'Vergüenza'

  1. Televisión
  2. Televisión por cable
  3. Movistar +
  4. Cine español
  5. Juan Cavestany

No hay nada más patético que alguien aparentando ser quien no es. Fingiendo un estatus superior delante de los demás sin darse cuenta de que todo el mundo le tiene calado desde el primer minuto. Esas situaciones que producen lo que todo el mundo llama 'vergüenza ajena'. Cuando uno sale fuera de España descubre que en muchos países traducen este concepto como 'Spanish shame' ('Vergüenza española'). Es decir, que los extranjeros asocian esa extraña sensación a nuestra sociedad, a nuestra forma de actuar. Toros, paella y vergüenza ajena.

Si existe un director especialista en dejar al aire nuestras miserias con sentido del humor es Juan Cavestany, autor de Gente en sitios, el último fichaje de Movistar + para levantar su nuevo proyecto de producción propia que intentará poner patas arriba la concepción de comedias televisivas. De momento: duración de media hora, todos los guiones escritos a priori, rodaje en exteriores y apelar a un público exigente, no a un target que vaya desde el niño de 8 años al abuelo de 90.

Todo el equipo de Verguenza.

Todo el equipo de Verguenza. Movistar+

El título no podía ser otro que Vergüenza, una historia que Cavestany ha creado, escrito y dirigirá con otro pope del humor cañí, Álvaro Fernández Armero. Una idea que nació hace mucho, ocho años, en medio de una comida y para la que incluso se hizo un piloto con Javier Gutiérrez y Malena Alterio, los mismos actores que ahora darán vida a Jesús, un fotógrafo de bodas con aspiraciones de artista y su mujer. Una pareja “abocada a hacer siempre el ridículo quedando fatal de la forma más incómoda”, dice la nota de prensa de esta serie que llegará en 2017 y que contará con una primera temporada de 10 episodios.

“Sacamos humor de situaciones de patetismo y el dolor que supone contemplarlas. Tenemos como referentes series como Extras y The office, es decir un humor incorrecto sobre patetismo. Queremos hablar de qué es la vergüenza, de la experiencia de compartir la grima que da observar a otro intentando ser estupendo y dando penilla”, ha explicado Juan Cavestany, que junto Armero han confesado que hasta la llegada de Movistar + había sido imposible colocar la serie en ninguna televisión generalista.

Una serie apache

Para levantar Vergüenza' se ha recurrido a Apaches, la compañía de Enrique López Lavigne que ya se encargó de Gente en sitios, pero también de taquillazos como Lo imposible. Su productor cuenta a EL ESPAÑOL que este salto a la televisión se debe al actual momento de “explosión de formatos”. “Somos una productora que busca el talento y actualmente estamos en un momento brutal para la ficción que ha traído proyectos que nos parecen interesantes”, añade.

Sacamos humor de situaciones de patetismo y el dolor que supone contemplarlas. Tenemos como referentes series como 'Extras' y 'The office'

Con esta serie quieren trasladar esa idea de “vergüenza muy española”, pero siendo novedosos en el humor y también en lo visual, “que abra camino y que se distinga de las comedias en abierto”. Sus creadores la definen como incómoda, incorrecta y con vistas a poder ser exportada. Los últimos años series como El ministerio del tiempo o Vis a Vis han demostrado que las estructuras férreas que regían las ficciones en España están para ser derribadas. Sin embargo, la comedia sigue estancada en sus patrones clásicos y en sus duraciones imposibles, por eso el lugar de Vergüenza está en un canal de pago y ha tardado ocho años en crearse. “La televisión no estaba lo suficientemente madura entonces”, recuerda Lavigne.

“La comedia está más estancada, ese fue el principal obstáculo hace siete años. Nos decían que era tan divertida e hilarante que qué necesidad teníamos de hacer algo de espaldas a las convenciones. Es decir, rodar en plató, que la luz esté alta, que la gente grite mucho, que se muevan muchos personajes de forma coral... Estigmas que tienen que ver con el share, pero yo creo que esto va a evolucionar”, argumenta el productor que cree que dentro de unos años su producto ya podría encajar en cadenas generalistas, porque los proyectos avanzan en una dirección que premia lo diferente debido a que “el espectador es cada vez más exigente”.

Rodar en plató, que la luz esté alta, que la gente grite mucho, que se muevan muchos personajes de forma coral... Son estigmas que tienen que ver con el share, pero que creo que van a cambiar

En los últimos cursos, y gracias a series como Los soprano o Breaking Bad se ha puesto de moda un tópico que suele estar en boca de todos los 'showrunners': el mejor cine se hace en la televisión. Para López Lavigne valorar “si es mejor o peor es una boutade”, pero cree que el siglo XXI estará marcado por las ficciones televisivas. “Lo dirán los libros, la evolución de HBO y de los canales americanos ha creado un panorama en el que el talento está centrado en la tele. La gente de cine están ahí desarrollando productos que son una narrativa distinta que las películas no te permiten”, explica a este periódico.

De momento todo queda en el aire. Hasta 2017 Movistar no estrenará Vergüenza, que será la primera de sus series en desarrollo que se emitirá. Luego llegará La peste de Alberto Rodríguez y los proyectos de Cesc Gay y David Trueba. Así hasta los 20 que tienen actualmente en desarrollo y con los que quieren marcar territorio ante la competencia de Netflix y HBO.